Domingo, 20.10.2019 - 11:53 h
Macrocausas financieras y políticas

Fianzas imposibles en la Audiencia: de 88 millones a Bárcenas a 1.437 para Olivas

Los principales acusados asumen el embargo de casas y cuentas bancarias para hacer frente a estas cuantías ante su posible responsabilidad civil. 

fianzas Audiencia Nacional
 

El final de las principales investigaciones en la Audiencia Nacional suelen ir seguido de la imposición de fianzas millonarias que, en determinadas situaciones, ponen entre la espada y la pared a los principales acusados por corrupción. El último caso al respecto es el protagonizado por el expresidente de Banco de Valencia y Bancaja, José Luis Olivas, y otros 47 exaltos cargos de estas entidades a quienes el juez les ha impuesto una caución de 1.438 millones de euros.

El instructor busca que los ya procesados respondan ante las inversiones inmobiliarias realizadas por Bancaja en México a través del Grupo Grand Coral y que habrían costado a la entidad 750 millones de euros. Se trata de una de las fianzas en calidad de responsabilidad civil más altas fijadas por la Audiencia Nacional de la que deben responder todos los procesados de manera conjunta y solidaria, como ocurre en otras macrocausas que se siguen en este juzgado. 

Este tipo de disposiciones, que suelen venir limitadas por un plazo de 24 horas desde que se hace efectiva la notificación, no pillan de nuevas a muchos de los procesados puesto que, teniendo en cuenta la magnitud de las causas en las que se les investiga, suelen tener los bienes embargados desde el inicio de las mismas como medida cautelar. Para cubrir con los requerimientos responden con todo su patrimonio, es decir, desde dinero en metálico hasta bienes, acciones, fondos de inversión si los tuvieran y cuentas corrientes. Una posibilidad que no se contempla en el caso de las fianzas para salir de la prisión, ya que no tienen nada que ver con las relacionadas con la responsabilidad civil.

Lejos de entenderse como una situación aislada, en estos últimos años ha proliferado el número de casos en los que se han impuesto cauciones realmente elevadas a la espera de que se celebre la vista oral para depurar responsabilidades. Es el caso de la acordada por el magistrado José de la Mata para toda la excúpula de la vieja Pescanova, con su expresidente Manuel Fernández de Sousa-Faro a la cabeza, por maquillar presuntamente las cuentas de la pesquera.

La imposición de esta millonaria fianza supuso un duro golpe al grupo: no solo se desplomó en Bolsa tras conocer el auto del magistrado instructor, sino que además advirtió de que responder con el patrimonio implicaría un "gravísimo" perjuicio para los 9.000 accionistas de la compañía gallega y, por tanto, una "insolvencia temporal" para el grupo.

449 millones de euros en fianzas de la Gürtel

Fuera de este circuito, destacan las fianzas que se fijaron en el caso Gürtel. Tras una de las instrucciones más largas que se recuerdan -de hecho, hay piezas que todavía están pendientes de juicio- los principales cabecillas de esta trama afrontaron cauciones que superaban los 449 millones de euros. Destacaron la impuesta a Luis Bárcenas (de 88 millones) o a Francisco Correa (60 millones). La sentencia del juicio a la Época I declaró probado que el extesorero del PP amasó una gran fortuna en el extranjero y por ello fue penado con multa de 50,4 millones de euros.

También está pendiente de celebrarse la vista contra la cúpula de Caixanova por el bautizado como caso 'Alfageme'. El expresidente Julio Fernández Gayoso y otros siete acusados tuvieron que responder a una fianza de 80 millones de euros por la cesión de 135 millones de euros en créditos a una promotora con el fin de que esta comprara la conservera que lleva por nombre este procedimiento. 

En el caso del expresidente del Barça, Sandro Rosell, la juez Carmen Lamela cerró la investigación en la que le acusa de organización criminal y blanqueo por apropiarse presuntamente de fondos de la Confederación Brasileña de Fútbol y fijó fianza de 78,6 millones de euros en vista de las responsabilidades que se le puedan imponer. La situación se agrava para el expresidente azulgrana puesto que, desde el estallido de la operación 'Rimet', sigue en prisión provisional ante riesgo de fuga a un paraíso fiscal.

Aunque hay piezas, como la relativa a las preferentes, que la Audiencia Nacional archivó; existen otras, como los negocios del Caribe que sí se han completado y por la que se van a sentar en el banquillo el exdirector general de la CAM, Roberto Abad, y otros exaltos cargos de la caja extinta que afrontaron una caución de 52 millones de euros para responder por las presuntas irregularidades en operaciones de compra de parcelas y hoteles en México y República Dominicana

Pese a que lo habitual suele ser que con la condena se inicie la ejecución de los embargos adoptados durante la instrucción, también ocurren casos en los que estas fianzas se devuelven si no se demuestra la culpabilidad de los procesados. Esto mismo pasó con el exconsejero delegado de Abengoa, Felipe Benjumea, que, tras ser juzgado y absuelto en el caso de las millonarias indemnizaciones que percibió a su salida de la multinacional sevillana, la Audiencia Nacional levantó los embargos acordados para cubrir la fianza impuesta de 11,5 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios