Domingo, 16.02.2020 - 20:47 h
Fomento echa el resto

El Gobierno se pliega a las CCAA para evitar una crisis política en Thomas Cook

Aena ha aprobado un incentivo para los asientos de vuelos internacionales adicionales a los ya programados y Enaire ha reducido las tarifas de ruta. 

Pedro Saura, Isabel Oliver y Reyes Maroto, representantes de Fomento y Turismo.
Pedro Saura, Isabel Oliver y Reyes Maroto, representantes de Fomento y Turismo. / Mincotur

La tabla de salvación de Thomas Cook lleva aparejado un único nombre: ayuda pública. Así lo señalan las propuestas presentadas por el Ejecutivo tras la Comisión Interministerial de Turismo celebrada este mismo jueves en Madrid para dar respuesta a la crisis del touroperador británico. Así, se han cubierto casi la totalidad de las peticiones que llevaron a cabo las comunidades autónomas en la anterior reunión y se han conseguido salvar las repercusiones políticas que pudiese tener este 'tsunami' al sector turístico con el que se cerraba el mes de septiembre. 

De un total de 300 millones de euros, cifra que aportaba la ministra de Industria, Turismo y Comercio en la presentación de esta batería de medidas tras la reunión interministerial, unos 200 estarán destinados a una línea de préstamos -con las condiciones aún sin determinar- para los autónomos y pymes más afectadas por la quiebra de la compañía británica. En este caso, se trata de las empresas hoteleras que se han quedado con facturas de miles de euros sin cobrar y que ven como más de 700.000 turistas que ya habían contratado sus vacaciones en Baleares o Canarias se van a quedar en casa. 

En este sentido se pronunciaba a las pocas horas de la quiebra de la compañía el consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Baleares, Iago Negueruela, que solicitaba articular medidas que diesen tranquilidad y seguridad a las empresas que se habían quedado sin cobrar facturas de miles de euros tras el cese de operaciones de Thomas Cook. Esta misma idea era refrendada entonces por su homóloga en Canarias, Yaiza Castillo, que hablaba directamente de ayudas. 

Pero los mayores gestos se han hecho en las dos empresas dependientes del Ministerio de Fomento: Aena y Enaire. La primera, encabezada por Maurici Lucena, ha creado un incentivo comercial, aprobado este mismo miércoles por la comisión ejecutiva de la compañía, que exonerará el 100% de la tarifa de pasajeros en los asientos de vuelos adicionales internacionales durante esta temporada de invierno con destino a alguno de los aeropuertos de Canarias o Baleares, lo que permitirá mantener la conectividad de las islas. 

Según señalan desde Aena, esto contribuirá a "fomentar el tráfico adicional que las compañías aéreas pudieran añadir al inicialmente programado para la próxima temporada de invierno". Este periodo abarca desde el 27 de octubre y hasta el próximo 28 de marzo de 2020. Gracias a este incentivo, el coste de escala se reduciría en un 38%, según datos del ministerio. 

Por su parte, el gestor de la navegación aérea Enaire, también dependiente del Ministerio de José Luis Ábalos, reducirá más de un 12% la tasa de ruta por la prestación de estos servicios para los vuelos con origen y destino Canarias. Esta se aplicará a partir del 1 de enero de 2020 y estará vigente hasta la próxima revisión de tasas de la entidad pública. 

De todas las propuestas que las comunidades autónomas pusieron sobre la mesa en la reunión de la pasada semana con Turismo, patronales y Fomento, la bajada de tasas era una de las más importantes. El gesto del Gobierno supone entonces un guiño tranquilizador para el conjunto de este mercado, que aspira a recuperar todas las plazas perdidas. 

También se hablaba, por parte de los representantes de Comunidad Valenciana y Baleares, de la necesidad de "fortalecer" la imagen de España como un país "fiable" y "seguro". En este sentido, se está trabajando en el sentido de la promoción de destinos, en la búsqueda de sustitutos, como Jet2, para las rutas que hasta ahora operaba la británica. Otra de las medidas es un programa de promoción de España como foco para los viajeros y un refuerzo a través de Segittur de la estrategia de destinos turísticos inteligentes. 

Los incentivos también salieron a relucir en la reunión entre comunidades autónomas y representantes del Gobierno. Para tratar de asegurar el empleo, se han aumentado las bonificaciones a la seguridad social de hasta el 50% en contratos fijos discontinuos que hasta ahora se aplicaban en febrero, marzo y noviembre, también a los meses de octubre y diciembre. De esta forma, se intentará que los hoteleros mantengan a sus trabajadores en activo al menos hasta diciembre, y salvar el empleo en la peor época de cancelaciones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING