Lunes, 19.11.2018 - 05:01 h
Frío recibimiento al jefe del Ejecutivo

Los empresarios afean a Sánchez que fíe todo al corto plazo con tal de gobernar

El presidente del Gobierno se muestra dispuesto a negociar los Presupuestos "a izquierda y derecha" siempre que se desbloquee la tramitación.

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, durante la clausura del XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar / EFE

El foro de más de 700 empresarios reunidos en Valencia con motivo del XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar ha recibido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuya presencia estaba programada para clausurar el evento, con el aplauso más breve y menos entusiasta de todo el cónclave y con una frialdad que se convirtió en reproches en el discurso del presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas.

"No podemos permitir que se sigan adoptando medidas de corto plazo sólo para garantizar la gobernabilidad. Somos conscientes de la situación política de España, pero el país necesita reformas estructurales que preparen al país para el cambio de ciclo que tarde o temprano llegará", le espetó el empresario burgalés al presidente del Gobierno en un contexto de alto voltaje no sólo por el impacto negativo que muchas empresas consideran que tendrá para su negocio el pacto para subir el Salario Mínimo hasta los 900 euros de una sola tacada sino también por la consolidación de un relato gubernamental que los empresarios entienden que atacar la percepción social sobre su labor.

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar subrayó la preocupación de los empresarios por la situación económica - que dejaron bien patente en la tradicional encuesta realizada este lunes - y por las lagunas estructurales que como ha puesto de manifiesto el informe sobre competitividad del IMD Lausanne - presentado también este lunes en el Congreso de la Empresa Familiar - sitúan a España en el puesto 37 de las economías más competitivas del mundo, muy por detrás de su peso en la economía global.

Riberas incidió en la necesidad de que el Gobierno y el resto de las fuerzas políticas adopten los consensos necesarios para impulsar pactos de Estado que aguanten más de una legislatura y señalaron de forma muy especial al Pacto por la Educación, "que implique a todas las fuerzas políticas y sociales para que tengamos un sistema educativo sólido durante varios años".

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar recogió también los mensajes recibidos durante estos dos días en relación a la mala reputación social de los empresarios para pedir actuaciones "a todos los niveles" para recuperar la buena reputación de los empresarios, "que no nos dedicamos a la especulación como dicen algunos" sino a generar riqueza y puestos de trabajo.

Exigido tras un recibimiento gélido por parte de los empresarios familiares y por las cargas de profundidad lanzadas por el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, el presidente del Gobierno optó por centrar sus mensajes en el debate sobre las nuevas expectativas abiertas por Ciudadanos para la tramitación parlamentaria de su proyecto de Presupuestos para el año 2019.

El jefe del Ejecutivo dejó caer que el acuerdo con Podemos no será ninguna barrera para negociar el proyecto presupuestario "con todas las fuerzas políticas y parlamentarias", siempre, claro, que se levante el veto que mantiene bloqueada la posibilidad de que el Ejecutivo pueda tramitar su senda de consolidación fiscal sin tener la certeza de que la mayoría del PP la tumbe con su mayoría en el Senado.

Sánchez contestó también a la exigencia de reformas estructurales que mejoren el potencial de la economía española con el anuncio de que el Ejecutivo llevará a Bruselas una agenda por la competitividad, que incluirá un paquete de reformas estructurales en torno a siete vectores fundamentales entre los que estarán la reforma de los servicios públicos de empleo, el despliegue de la tecnología 5G, el respaldo al emprendimiento, la digitalización de la economía o el fortalecimiento de la calidad institucional.

Por último, y en el turno de preguntas, Sánchez ha instado este martes a los empresarios a diseñar lo antes posible planes de contingencia para afrontar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una circunstancia que se concretará a más tardar el próximo mes de marzo y para la que el Ejecutivo espera que las empresas estén lo suficientemente preparadas "como ya lo está el Gobierno".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios