Lunes, 16.09.2019 - 17:40 h
Tras conocerse la sentencia

La víctima de La Manada: "Lo peor no fue lo vivido sino todo lo que vino después"

La joven ha enviado una carta al programa de Ana Rosa en la que insta a la sociedad a continuar su lucha: "Contadlo, no les dejéis ganar a ellos".

La Manada horizontal
La víctima de La Manada: "Lo peor no fue lo vivido sino todo lo que vino después"

La víctima de La Manada ha roto su silencio y lo ha hecho con una carta enviada al 'programa de Ana Rosa' en  Telecinco, un gesto que le ha obligado a revivir su experiencia y un esfuerzo agotador que obligó a la joven a permanecer en cama poco después. Desde el primer momento sintió miedo, pero ha asegurado que no se arrepiente del empeño con el que ha llevado su lucha: "Lo peor no fue la situación vivida, sino todo lo que vino después, pero llegado este momento, puedo asegurar que valió la pena".

Esta declaración ha llegado después de que la semana pasada el Tirbunal Supremo elevara por unanimidad de 9 a 15 años de prisión la condena para los cinco delincuentes, tras reconocer que los hechos de los Sanfermines de 2016 corresponden a un delito de agresión sexual (violación), y no de abuso sexual como había considerado la Audiencia de Navarra. La joven ha aplaudido que este proceso, que se ha prolongado durante tres años, "por fin ha terminado". 

"Por fin se ha hecho justicia", ha sentenciado Ana Rosa para presentar esta carta, un documento en el que la joven asegura que, a pesar de lo sufrido, "poco a poco voy recuperando el timón de mi vida". La traumática experiencia llevó a la mujer a iniciar un tratamiento psicológico que mantendrá por ahora. Los acontecimientos llevaron a la víctima a dejar España, una vez que se desveló su identidad, y ha admitido que sigue teniendo miedo "porque ellos saldrán de la cárcel", según ha puntualizado su abogada, Teresa Hermida.

Hermida ha explicado que la joven está satisfecha porque al fin le han creído, no porque piense que todo ha terminado. "Ella no cree que el fallo del Supremo sea bueno, malo o regular, sino que está tranquila", ha aclarado la abogada.

La joven madrileña, ha afirmado haberse sentido víctima tanto en lo físico, como en lo moral, y ha relatado que se ha puesto en duda su versión, se ha publicado su imagen en redes, incluso que se le ha llegado a juzgar y a investigar. "Esto es lo más doloroso", ha asegurado la abogada, porque "se le ha juzgado en los tribunales y en la calle, ella ha tenido y sigue teniendo un miedo que no le podemos quitar, porque estos señores saldrán".  Sobre la medida de alejamiento, Hermida ha asegurado que "considerábamos que era ella la que se quedó confinada en Madrid". 

La carta de la joven muestra su agradecimiento hacia todas las personas que se involucraron para atenderla: "No puedo haber sido más afortunada con la calidad de las personas que me han ayudado", y continúa, "desde aquel juez de instrucción que nunca dudó de mí, hasta el abogado que me tocó aquel 7 de julio de 2016, pasando, sin duda alguna, por la fiscal, médicos, policías, psicólogos y la pareja que me encontró. Son momentos en los que nadie sabe cómo actuar, pero vosotros lo hicisteis fácil", recalca.

También refleja su reconocimiento hacia la gente que ha tomado las calles "formando un eco por todos los rincones de España", sobre todo en Pamplona y Navarra que "con todo su empeño han hecho más fácil que alguna vez pueda volver".  Y continuaba la misiva: "Gracias por no haberme dejado sola. Os estaré eternamente agradecida, pero yo no soy ninguna heroína, la fuerza para continuar, muchas veces, me la ha dado todo el calor y el apoyo que he sentido en este camino". 

Y finaliza: "No podemos olvidarnos de que la lucha debe seguir y de que debemos ser el cambio que queremos en la sociedad porque esto le ha valido la vida a muchas compañeras. Recordad, contadlo, no les dejéis ganar a ellos".

Ahora en Portada 

Comentarios