Lunes, 10.12.2018 - 14:52 h
Temporal

Las lluvias ceden en el área mediterránea pero llega por el sur la borrasca Carlos

Los Bomberos han localizado en el río Ser el cuerpo sin vida del hombre de 62 años tras ser arrastrado por el agua del torrente del Coll de Guixers.

Tormentas, lluvia, rayos, temporal, tormenta
Llega una ciclogénesis / EP

Un frente asociado a una nueva borrasca atlántica, bautizada con el nombre de Carlos, llegará este fin de semana a la Península mientras se retiran las lluvias torrenciales que han azotado el litoral mediterráneo y se han cobrado una víctima mortal en Girona. Durante la madrugada, los Bomberos de la Generalitat localizaban en el río Ser el cuerpo sin vida del hombre de 62 años que se encontraba desaparecido tras ser arrastrado por el agua del torrente del Coll de Guixers, en Mieres, cuando hacía de guía de un grupo de aficionados al motociclismo.

Se han recogido más de 137,6 litros por metro cuadrado en la localidad valenciana de Polinyà de Xúquer, el registro más alto del país, y en la ciudad de Valencia se han superado los 90 litros, según recoge la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Comunidad Valenciana permanece en alerta naranja (riesgo importante), por acumulaciones de 40 litros por metro cuadrado en una hora y hasta 150 en doce horas, pero la Aemet ha rebajado el aviso a amarillo (riesgo) para el sábado, en que se esperan 60 litros por metro cuadrado en doce horas.

La Agencia de Meteorología espera que mañana la gota fría o DANA -Depresión Aislada en Niveles Altos- ceda para dar paso el domingo a una nueva borrasca atlántica, que entrará por el suroeste peninsular y dejará de nuevo precipitaciones intensas o persistentes en el área mediterránea y otros puntos de Andalucía. En declaraciones a Efe, la portavoz de la Aemet Delia Gutiérrez ha explicado que este nuevo frente está asociado a la borrasca Carlos, que se formará en las Azores. "Aunque Carlos está muy lejos de nosotros y se desplazará hacia el norte del Atlántico, en su seno se va a formar una ciclogénesis", ha señalado la portavoz; "no se esperan vientos muy intensos, pero sí un cambio de tiempo y una bajada brusca de las temperaturas".

Estos valores, "que se quedarán por debajo de los normales", serán de hasta ocho grados menos en puntos del interior y de 3 a 4 menos de forma más general, y "habrá que estar atentos" a los avisos costeros asociados al viento, que el sábado afectarán al litoral gallego -con olas de 5 a 6 metros- y se extenderán el domingo a otras zonas del Cantábrico y a Canarias. La borrasca Carlos irá "lanzando frentes y bandas nubosas", que entrarán por el golfo de Cádiz y propiciarán un arranque de semana con más lluvia de lo normal, salvo en la franja cantábrica, y con temperaturas en descenso en todo el país; "tendremos sensación de frío, porque venimos de valores muy suaves", ha subrayado Delia Gutiérrez. Se espera por tanto una semana "lluviosa y algo más fría de lo normal y con nieve incluso en cotas bajas", aunque la portavoz ha matizado que hay "cierta incertidumbre, porque el anticiclón situado en el norte de Europa "bloquea el paso normal" de las borrascas.

El lunes, las precipitaciones más intensas o persistentes serán en el cuadrante sureste peninsular y Baleares y de forma más dispersa en otras zonas de la Península, con menor probabilidad hacia el noroeste. El martes, se extenderán a buena parte de la Península, con mayor intensidad en Andalucía, Estrecho, Sistema Central y Galicia, con heladas en zonas de montaña y cota de nieve en la mitad norte a 700-900 metros. Según la Aemet, las abundantes lluvias caídas desde el inicio del año hidrológico -1 de octubre- han situado el valor medio en 148 litros por metro cuadrado, un 35 % más que la media y el triple de lo normal en zonas del Mediterráneo, Andalucía, Aragón y Canarias.

Por otra parte, este fin de semana se producirá la lluvia de las Leónidas, meteoros muy brillantes y extremadamente rápidos -hasta 250.000 kilómetros por hora- que dejan una leve estela de color verde a su paso, que persiste durante varios segundos. Según avanza el portal meteorológico Eltiempo.es, el pico de actividad de las Leónidas se producirá en la madrugada del viernes al sábado, aunque la posterior, del 17 al 18, también será muy propicia para la observación. La web indica que para disfrutar de la lluvia de estrellas en todo su esplendor será necesario esperar a las horas previas al amanecer, tras la puesta de la luna, y, si las condiciones meteorológicas lo permiten, será visible en toda la Península Ibérica, Baleares y Canarias.

Ahora en Portada 

Comentarios