Viernes, 23.08.2019 - 21:39 h
La Policía de Melilla alerta

No todos los menas llegan solos: padres que los abandonan tras cruzar la frontera

En virtud del 'Tratado de Buena Vecindad', a las familias que residen cerca de Melilla no se les exige visado para traspasar la frontera

Menores inmigrantes no acompañados en Ceuta
No todos los 'menas' llegan solos: padres que los abandonan tras cruzar la frontera / PEDRO ARMESTRE/SAVE THE CHILDREN

El gran número de los menores no acompañados (menas) que traspasan la valla ha alertado a la Policía Local de Melilla. Los agentes han detectado con "alarma" que algunas familias marroquíes acompañan a los menores hasta pisar territorio español, antes de abandonar a sus hijos con el fin de que sean acogidos por los servicios sociales. 

El anterior Gobierno de la Ciudad Autónoma, ya alertó de que se estaba produciendo esta situación. Las familias marroquíes que viven en las cercanías de Melilla no necesitan visado para cruzar a España, lo que favorece esta práctica aprovechan que está desbordando a los servicios sociales de la zona, que terminan haciéndose cargo de estos niños y adolescentes.

En una nota de prensa, la Policía Local ha informado de que esta forma de entrada de los 'menas' se ha mantenido en el mes de julio, tal y como ha podido constatar el Grupo de Menores (Grumen) de este cuerpo de seguridad. Los agentes han explicado que la mayoría de estos menores proceden de las zonas de Marruecos limítrofes con Melilla, en la provincia de Nador, cuyos habitantes pueden acceder a la ciudad autónoma sin necesidad de visado, en virtud del 'Tratado de Buena Vecindad'.

La Policía ha subrayado que, últimamente, esta estrategia se está convirtiendo en algo habitual y ha advertido de que supone "un ilícito penal de abandono del menor, así como el incumplimiento de los deberes familiares", lo que conlleva la detención de los autores, en este caso los padres o progenitores de los menores.

Abandonó a sus dos hijos y alegó fata de recursos

Las fuerzas de seguridad ilustraron la situación con el caso de una mujer marroqui que, el pasado 2 de agosto, fue detenida por este motivo en las inmediaciones de la Jefatura de Policía Local, donde había dejado a sus hijos de 10 y 6 años para que ingresaran en un centro de acogida.

La Policía pudo localizar a la madre de los menores, a quien advirtieron de que estaba incurriendo en un delito de incumplimiento de sus obligaciones familiares. Pero la mujer manifestó que "no tenía medios ni recursos económicos" y aseguró que no se iba a hacer cargo de los niños, lo que llevó a los agentes a proceder con su detención.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios