Lunes, 10.12.2018 - 10:22 h
Rompe con la forma de nombrar de Rajoy

'He pensado que serías un buen ministro, ¿te apetece?' Así eligió Sánchez al consejo

El presidente del Gobierno llamó personalmente por teléfono a ministrables para ofrecerles las carteras en un tiempo récord. 

Fotografía Pedro Sánchez durante la rueda de prensa
Fotografía Pedro Sánchez durante su primera rueda de prensa en Moncloa / EFE

Pedro Sánchez ha inaugurado un estilo propio a la hora de elegir a sus ministros. El presidente del Gobierno, sentado en su despacho, descolgó personalmente el teléfono y marcó el número de los nombres que él había pensado junto a su equipo de pretorianos para conformar el Consejo de Ministros que se reunirá por primera vez mañana viernes. Un tono, dos tonos... "Dígame". Al otro lado de la línea estaba el nuevo inquilino de La Moncloa. "Hola, Pedro [o Màxim, o Isabel, o Fernando], he pensado que serías un buen ministro de Ciencia [o de Cultura, o de Educación, o de Interior], ¿te apetece?".

Con este método Sánchez rompe la forma que tenía su predecesor a la hora de nombrar a sus ministros. Mariano Rajoy tenía otro modelo: lo normal era que María Dolores de Cospedal llamara al aludido y le comunicara la decisión de acudir a tal hora a La Moncloa porque el presidente le quería ver. Allí Rajoy le ofrecía una cartera con el compromiso de confidencialidad, que normalmente se cumplía. Con Rajoy no funcionaban las quinielas, algo que Sánchez ha repetido ya que muy pocos se imaginaban que Fernando Grande-Marlaska iría a llegar a Interior o que Isabel Celaá vaya a convertirse en la próxima portavoz del Gobierno. Nadie pensó tampoco que el valenciano Màxim Huerta fuera a parar a Cultura. Todo lo ha hecho, además, en un tiempo récord: tres días.

Sánchez pone en marcha su Gobierno con diecisiete ministerios, cuatro más que en la era Rajoy, con más mujeres que hombres, once en total, y con un claro compromiso con el crecimiento económico (que sea sostenible, además), con la igualdad, con la cultura, con la ciencia, con la Unión Europea y con el cambio climático, entre otros aspectos. Todo el área económica, salvo Fomento a cargo del fiel José Luis Ábalos, estará comandada por mujeres con experiencia y trayectoria en sus nuevas carteras. Lo nunca visto en un Consejo de Ministros.

Sánchez se apoyará especialmente en los meses que pase en La Moncloa en Carmen Calvo, la nueva vicepresidenta y responsable de Igualdad. Ella era la única integrante del Consejo de Ministros presente en la primera rueda de prensa (sin preguntas, por cierto) que ha ofrecido el jefe del Ejecutivo en Moncloa. A su lado estaba el sevillano Francisco Toscano. El nuevo secretario de Estado de Comunicación será Miguel Ángel Oliver, periodista de Mediaset, y el jefe de Gabinete será Iván Redondo.

Sánchez ha elegido a diecisiete ministros a los que ha calificado como "líderes en cada uno de sus ámbitos". Efectivamente, es un perfil más técnico que político, salvo la excepción de Ábalos o Batet, con una acreditaba preparación en su terreno y con el objetivo de seguir impulsando un país que ahora crece al 3%. Su primera prueba de fuego será la inminente aprobación del techo de gasto con 84 diputados y con un Congreso dividido.

Hay que recordar que Sánchez ha decidido repartir a sus fieles entre el Gobierno y el PSOE. Muchos de ellos se han quedado en Ferraz con la vista puesta en las próximas elecciones que vienen, tal y como se ha contado en estas páginas. El presidente del Gobierno es consciente de que se enfrenta a un hito histórico, pero sabe que es importante cuidar y mantener al partido unido y cohesionado. Ahora todo son elogios y felicitaciones, pero los socialistas ya tienen la vista puesta en las futuras tres campañas que culminarán en el 'superdomingo' último de mayo de 2019.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios