Sábado, 15.12.2018 - 06:12 h
Fraude de casi 6 millones de euros

La Policía detiene a nueve personas por el cobro de pensiones de personas fallecidas

La mayoría de los investigados son familiares, amigos o conocidos que ocultaban la muerte de los difuntos para cobrar de forma ilícita la pensión. 

Coche de la Policía Nacional
Nueve personas han sido detenidas por el fraude de casi 6 millones de euros. / POLICÍA 

La Policía Nacional, con la colaboración de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, ha destapado un fraude de casi 6.000.000 de euros mediante el cobro indebido de pensiones de personas fallecidas. En total han detenido a nueve de las 46 personas identificadas en 10 comunidades autónomas. 

Los implicados, responsables de un total de 53 delitos de fraude a la Seguridad Social, falsedad documental, estafa y apropiación indebida, eran en su mayoría familiares de los fallecidos suplantados. Ocultaban la muerte del pensionista a la administración falsificando el certificado de fe de vida y estado e incluso la propia firma del difunto, según explica la Policía Nacional en un comunicado. 

La Sección de Investigación de la Seguridad Social incardinada en la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional inició la investigación tras recibir varias denuncias en diferentes puntos del país sobre posibles fraudes a la Tesorería General de la Seguridad Social. 

Los agentes localizaron casos similares en 17 provincias españolas, A Coruña, Albacete, Alicante, Barcelona, Burgos, Cádiz, Las Palmas, Madrid, Málaga, Murcia, Ourense, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Tarragona, Valladolid y Vizcaya. En total han identificado a 46 personas, en su mayoría familiares, amigos o compañeros de vivienda

Tras destapar el fraude se escudan en que desconocían que les ingresaban dinero, pese a que hacían uso de él, tenían necesidades económicas o que creían que, una vez que el banco había solventado el fraude de los últimos cuatro años, se podía disfrutar del dinero acumulado en los años anteriores, según se detalla la nota de la Policía.

A pesar de que la mayoría han resultado ser familiares o amigos de los familiares, se han encontrado casos de conocidos y compañeros de vivienda. Para seguir cobrando las mensualidades de la pensión falsificaban la fe de vida, la firma del fallecido y documentos mercantiles. Además, mantenían la actividad del fallecido usurpando su identidad en sus tarjetas de crédito y débito y ocultaban la muerte haciendo creer que el difundo vivía en el extranjero. 

Caracterizado con un andador y ropa de anciano

Uno de los casos más llamativos se ha producido en la provincia de Málaga, donde varios familiares de un fallecido llegaron a cobrar 129.200 euros por prestaciones indebidas desde 1999. La Policía explica que los investigados utilizaban el parecido físico de uno de ellos con el difunto para hacerse pasar con él. Para que el parecido fuera mayor llegó a caracterizarse con ropa de persona mayor y portaba un andador

Otro caso significativo ha sido descubierto en la provincia de Madrid. Tras una denuncia sobre un pensionista de origen ucraniano al que se le habían abonado indebidamente más de 90.000 euros durante seis años, los agentes descubrieron movimientos bancarios posteriores a la muerte del pensionista. La Policía concluyó que la tarjeta había sido robada por un compañero de piso también ucraniano que hacía uso de ella y la compartía con varios amigos

En Albacete un empleado de un banco, donde estaba la cuenta del fallecido, realizó reintegros en efectivo desde 2003 hasta 2017. En total cobró casi 10.000 euros de forma ilícita

Tras la investigación, los agentes han elaborado informes sobre el patrimonio de los investigados para que los organismos de la Secretaría de la Seguridad Social puedan solicitar el embargo de los bienes que consideren pertinentes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios