Domingo, 20.05.2018 - 12:06 h
Elecciones 21-D

Desde Bruselas, la cárcel... primer fin de semana de una precampaña 'sui generis'

ERC pide la liberación de los presos, el PSC un gobierno de concentración, Arrimadas, libertad, entre gritos de presidenta y el PP habla de economía.

Primer fin de semana de precampaña en Cataluña
Puigdemont estaría dispuesto a ser candidato... pese a su huida.

Ha comenzado la precampaña, los eslóganes, los brindis al sol, los movimientos y los guiños para lograr pactos postelectorales. Cataluña ya es una campaña permanente con las posiciones más enconadas que nunca. Un dato sí es más sorprendente. Un ex president huido de la justicia y el hombre que más posibilidades tiene de serlo (si no resulta condenado) hacen campaña 'sui generis'. Uno de escapada en Bélgica para evitar a la justicia por declarar la DUI y otro en la cárcel.

Puigdemont, además, se postula como candidato desde el extranjero y Junqueras lanza el mensaje de que "si el precio de la libertad es la prisión", los independentistas no renunciarán nunca a ella. "Quereos mucho. Seguimos", ha lanzado Junqueras como mensaje a los independentistas. ERC ha reaccionado a esa muestra de afecto pidiendo liberar a los presos para ir a las elecciones en igualdad de condiciones. "Tendremos que decir las cosas por su nombre, hablar claro: para nosotros estas elecciones solamente pueden ser un paso más para demostrar que lo que hemos hecho es legítimo". Es decir, nada ha cambiado. La CUP también pide una lista de unidad para acabar con un Estado demofófico.

El resto de las fuerzas también intentan convencer que sus posiciones son sólidas y sus convicciones firmes. El PSOE ha visto cómo un sector catalanista se ha mostrado contrario a que los 'golpistas' estén en prisión, por lo que su secretario de Organización , José Luis Ábalos, se ha visto obligado a defender otra vez por qué el PSOE hace lo que hace. 

El PSOE defiende su apoyo al Gobierno

Ábalos ha calificado de cobardes a "los hijos de la burguesía catalana", que están alentando la segregación territorial e incluso planteando un "desafío institucional", creyendo que conculcar la ley "es gratis" y ha denunciado que Carles Puigdemont, se haya ido a Bruselas "en lugar de quedarse con su pueblo". Su mensaje ha sido claro: el PSOE ha hecho lo que tenía que hacer mostrándose contrario al derecho de un territorio a decidir sobre su separación de España y apurando el ámbito de la negociación política ofreciendo alternativas políticas, como la reforma de la Constitución Española y la creación de una comisión de estudio sobre el modelo territorial en el Congreso de los Diputados.

"Nosotros somos el régimen del 78"
, ha advertido al "populismo, independentista o no", que quiere acabar con la Constitución y con el orden social que salió de la Transición. El PSOE es el único partido, ha agregado, que ha sobrevivido al pacto constitucional porque el resto "o no estaba o dejó de estar", el partido que cree en el diálogo y la cohesión y el que quiere acabar con las dos Españas. Al menos ha reconocido que de España y su bandera ya se puede hablar sin complejos. Iceta ha mostrado el lado conciliador del PSC, y ha llamado a "tender puentes, no cavar trincheras ni levantar fronteras", frente al inmovilismo y el independentismo. Iceta ha tendido la mano a la izquierda y al centro, a autonomistas y a federalistas.

El PP se centra en la economía y C's en la libertad

El líder del PP Catalán, Xavier García Albiol, ha sacado pecho por Rajoy, le ha otorgado el mérito de que los sediciosos estén en la cárcel y ha señalado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras "representan lo peor de los últimos 50 años de la historia de Cataluña". Albiol ha centrado su discurso en la economía y ha pedido el voto para el PP para garantizar la estabilidad y la recuperación ante el impacto económico del independentismo.

Entre gritos de "votarem" (votaremos) y presidenta, Arrimadas se ha dirigido en catalán a los presentes en el acto para instarles a participar en las elecciones del 21 de diciembre para acabar con el "procés" y la "matraca independentista" y abrir una "nueva etapa" en la que destinar los Presupuestos a políticas sociales y educación. Ha hecho referencia a convertirse en persona non grata en Llavaneres, y lo ha calificado de una muestra de cómo el nacionalismo señala y criminaliza al que no piensa como ellos.

Rivera ha pedido el voto para restaurar la libertad
"y no tener gobernantes que pisotean nuestros derechos como Puigdemont y Junqueras".

Ahora en portada

Comentarios