Queda en libertad condicional un militar bosnio que cumplía condena en España

El exmilitar bosnio-croata Ivica Rajic, condenado en 2006 a doce años de prisión por el Tribunal Penal Internacional de La Haya, ha abandonado hoy la cárcel de Navalcarnero (Madrid) después de que este tribunal haya autorizado a la Audiencia Nacional a decretar su libertad condicional.

Madrid, 8 sep.- El exmilitar bosnio-croata Ivica Rajic, condenado en 2006 a doce años de prisión por el Tribunal Penal Internacional de La Haya, ha abandonado hoy la cárcel de Navalcarnero (Madrid) después de que este tribunal haya autorizado a la Audiencia Nacional a decretar su libertad condicional.

Tras recibir esa autorización, el juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, ha remitido a la prisión de Navalcarnero la orden para poner en libertad condicional a Ivica Rajic, que hoy mismo ha salido de la cárcel, según han confirmado a Efe fuentes penitenciarias.

Fuentes jurídicas han explicado que, en la orden, el juez de Vigilancia Penitenciaria dispone que el excomandante bosnio-croata sea custodiado por las fuerzas de seguridad hasta Barcelona, donde tomará un avión con destino a la antigua Yugoslavia.

Rajic, excomandante del Consejo de Defensa Croata, fue detenido en 2003 en la ciudad croata de Split, tras lo que el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia le condenó en 2006 por ser uno de los responsables de la "limpieza étnica" de musulmanes durante la guerra de Bosnia entre 1992 y 1995.

En concreto, en octubre de 1993 en Stupni Do (Bosnia central), la unidad paramilitar bosniocroata de la que Rajic era comandante asesinó a más de 37 civiles musulmanes y violó a varias musulmanas.

El 13 de abril de 2007 Rajic fue transferido a España para cumplir su condena tras lo que hoy ha obtenido la libertad condicional.

Rajic, según explican las mismas fuentes jurídicas, ha cumplido todos los requisitos exigidos por la legislación penal española para obtener la libertad condicional -ha cumplido los dos tercios de su condena con buen comportamiento y contaba con un diagnóstico favorable de cara a la reinserción-.

No obstante, al haber sido condenado como criminal de guerra, era necesario el "plácet" del Tribunal de la Haya, cuyos convenios prohíben el acortamiento de condenas.

En el caso de Rajic no se contempla un acortamiento de condena, sino que seguirá cumpliendo su pena en régimen de libertad condicional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING