Jueves, 15.11.2018 - 01:45 h
Con un equipo de 22 trabajadores sociales

El Govern balear evaluará a partir del viernes las casas afectadas por las lluvias

La intención es analizar de manera inmediata los daños sufridos para que, rellenando un cuestionario, se reparen cuanto antes con ayudas públicas.

La presidenta balear, Francina Armengol, habla con el presidente del Gobierno.
La presidenta balear, Francina Armengol, habla con el presidente del Gobierno. / EFE

El Govern balear desplegará a partir del viernes un equipo de 22 trabajadores sociales para evaluar "casa por casa" los daños sufridos por las fuertes lluvias que afectaron anoche a la zona de Llevant de Mallorca y que ha causado diez muertos y la desaparición de un niño de 5 años. La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha agradecido el apoyo de personas, asociaciones e instituciones de todo el Estado español, mostrando una solidaridad que Baleares "nunca olvidará".

El ejecutivo autonómico ha creado un grupo de intervención social urgente, integrado por la Conselleria de Servicios Sociales, el Consell de Mallorca y los ayuntamientos de Son Servera, Sant Llorenç y Artà, que coordinará la labor de esos 22 trabajadores sociales. Su trabajo será analizar de manera inmediata los daños sufridos en cada vivienda para que, tras rellenarse un cuestionario, se reparen cuanto antes con ayudas públicas y los vecinos puedan volver a la normalidad.

El Consell de Goven aprobará próximamente medidas económicas concretas para facilitar ayudas y que las numerosas familias afectadas "puedan reconstruir sus casas y sus vidas". Para ello, la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas habilitará una partida concreta con el propósito de ayudar a estas familias y a los ayuntamientos afectados. Armengol ha subrayado que el Consejo de Ministro del Estado de mañana iniciará los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas.

La presidenta ha destacado que han trabajado 630 efectivos de diferentes cuerpos de seguridad y mañana se sumarán 80 profesionales más, sobre todo "para ayudar a las familias que tienen sus casas en condiciones muy complicadas" y para llevar a cabo las tareas de limpieza. Las instituciones públicas ya han comenzado a contabilizar económicamente los numerosos daños sufridos en sus infraestructuras, como carreteras, puentes, parques o instalaciones deportivas.

Armengol ha señalado que la prioridad es que las ayudas lleguen "muy rápidas a los afectados". El Consell de Govern de las Islas Baleares ha celebrado esta tarde una reunión extraordinaria para hacer frente a una situación "excepcional". La presidenta, visiblemente cansada, ha estado acompañada por sus consellers y ha agradecido "todas las muestras de generosidad y apoyo" a las personas afectadas por esta catástrofe natural, en unos "momentos tan duros para muchísimas personas". "Los valores de una sociedad se demuestran también en momentos difíciles como éste y son muchísimas las personas que están ayudando y las que se han ofrecido para dar lo mejor de sí mismas", ha destacado.

Ahora en Portada 

Comentarios