Lunes, 19.11.2018 - 05:02 h
Nueva estrategia con la Generalitat

Sánchez sale al rescate de Cataluña para recuperar inversión y empresas huidas

El Ministerio de Industria inicia un plan de colaboración con la Generalitat para intentar atraer a las firmas que se fugaron tras el 1-O. 

Salida de empresas de Cataluña en 2017

La 'Operación Diálogo' iniciada por Pedro Sánchez con la Generalitat también afecta al terreno económico. El presidente ha delegado en la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, la interlocución con el Govern. El objetivo es claro: recuperar la inversión, intentar convencer a las empresas que se fugaron para que vuelvan a la región y volver a impulsar el turismo. Fuentes del Gobierno central confirman a La Información que se ha puesto en marcha una estrategia definida para salir al rescate de una Cataluña que ha sufrido en su actividad económica las consecuencias del desafío independentista del 1 de octubre. El ritmo de creación de empresas, por ejemplo, es el más bajo de los últimos años.

Dentro de este plan para recuperar las inversiones en Cataluña, la ministra Maroto mantuvo una reunión privada el pasado día 24 de julio en Barcelona con la consejera de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Maria Àngels Chacón. En esa cita Gobierno central y autonómico acordaron recuperar las reuniones de trabajo conjuntas que se interrumpieron durante los tiempos de Rajoy y Puigdemont, unos encuentros en el que ambas administraciones colaborarán para conseguir atraer inversiones y proyectos para Cataluña.

Asimismo, la ministra recibió la petición de desbloquear la Ley de Comercio de Cataluña, una ley aprobada en el Parlament y que se encuentra suspendida por el Tribunal Constitucional desde diciembre por el recurso que presentó el Gobierno de Mariano Rajoy. El Gobierno central está dispuesto a desbloquear algunas normativas encalladas en el alto tribunal, tal y como manifestó Pedro Sánchez cuando acudió al Congreso a presentar su plan de Gobierno.

Fuentes de Industria explican que en este momento se está avanzado en "el necesario diálogo leal entre gobiernos" para recuperar la colaboración interrumpida durante meses. Este diálogo en el plano económico pasará por la Comisión Mixta de Asuntos Económicos, que echará a andar a la vuelta del verano, tal y como se acordó en la Comisión Bilateral celebrada el pasado 1 de agosto.

Asimismo, el Gobierno de Sánchez se ha comprometido con la Generalitat a "elaborar en común los cambios normativos y de incentivos para atraer la inversión y dinamizar el sector comercial", según aseguran las mismas fuentes de Industria. Serán los grupos de trabajo que se están constituyendo quienes, desde un perfil más técnico, comiencen a estudiar los apartados que son más prioritarios en esta nueva etapa de colaboración, añaden.

La ministra de Industria ha declarado este lunes en una entrevista concedida a Europa Press que el Ejecutivo socialista va a ayudar a la Generalitat a atraer inversión foránea y nacional a Cataluña: "Desde el Gobierno vamos a acompañar tanto al sector empresarial, así se lo hemos manifestado a las distintas asociaciones, como al Gobierno de la Generalitat, para que Cataluña esté también en el foco de muchas empresas que quieren venir a España y pueden encontrar en esta Comunidad un lugar de inversión atractivo".

El Ibex se niega a volver, de momento

La Generalitat está intentando tender puentes con las grandes empresas de origen catalán que abandonaron la comunidad autónoma con motivo del proceso independentista y fijaron su sede social en otra parte del territorio nacional. Son diferentes dirigentes del Govern de Quim Torra quienes están contactando este verano con firmas que se trasladaron hace ahora prácticamente un año con el objetivo de que sopesen la posibilidad de retornar a su territorio originario y poner fin a un periodo de 'exilio'.

El principal objetivo del Ejecutivo catalán es que los dos buques insignias de los negocios en Cataluña, CaixaBank y Sabadell, retornen a sus sedes históricas de la Diagonal de Barcelona. Sin embargo ambos bancos descartan rotundamente regresar a un territorio del que salieron para no volver. Marcharse de sus sedes históricas fue una decisión muy meditada, estudiada e incluso favorecida por el Gobierno a través del famoso 'decreto Guindos'.

Además de las entidades bancarias, la Generalitat también está intentando 'ablandar' a otras grandes compañías que pusieron tierra de por medio y trasladaron su sede social de Cataluña, como Naturgy y Abertis. Algunos sectores independentistas han propuesto iniciar una campaña de presión contra estas compañías para denunciar que ya no son empresas catalanas. Sin embargo, desde el Govern se ha exigido paciencia y perfil bajo, por el momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios