Miércoles, 24.04.2019 - 04:18 h
Alerta ante el desabastecimiento

Sanidad acude al extranjero para frenar la falta de suministro de 30 medicamentos

Busca alternativas al Konakion, que se usa para evitar hemorragias en recién nacidos. Frena la exportación de fármacos para garantizar existencias.

Pastillas, fármacos
Carcedo acude al extranjero para frenar la falta de suministro de 30 fármacos. / Archivo

El desabastecimiento de medicamentos forma ya parte del día a día de la 22.000 farmacias que hay en España y obliga a miles de pacientes a recorrer varias oficinas en busca de su medicación o una alternativa, que para muchos, vinculados a una marca y a un diseño específico, no es la situación ideal. Tras la falta de suministro hay numerosos factores, desde la acaparación del Reino Unido de cara a un Brexit duro a los precios baratos de los fármacos en España, que provoca que muchos laboratorios vendan en los mercados que pagan más. Pero una huelga, un problema técnico o la escasez de una materia esencial pueden provocar un largo periodo de estantes vacíos en la farmacias.

La complicada situación, que afecta a muchos de los productos más demandados, como Adiro, Nolotil, Dalsy, Trankimazin o Primperan, entre otros, pero también a fármacos concretos, sin alternativas y que la industria encuentra poco rentables, ha obligado al Ministerio de Sanidad y Bienestar Social a tomar medidas, que si bien ha dejado a España sin el suministro habitual de medio centenar de medicamentos -489 según el último registro de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)-, afecta a toda Europa y a buena parte de los países del mundo. 

Así, el ministerio que dirige María Luisa Carcedo ha decidido importar, a través de la Aemps, al menos una treintena de medicamentos para los que resultaba imposible encontrar un reemplazo en España y, también, frenar las exportaciones de algunos que tenían importantes problemas de suministro. Es el caso del Konakion, un fármaco muy específico que previene y trata la falta de la protombina, una sustancia que se necesita para que la sangre coagule. Este medicamento se utiliza, entre otras cosas, para evitar las hemorragias en los recién nacidos.

Según destaca la Agencia en su página web, el Konakion está considerado esencial por la Organización Mundial de la Salud (OMS), porque es el único antídoto disponible para la sobredosificación con anticoagulantes de vitamina K. El laboratorio alemán GmbH dejó de suministrar el producto a su representante en España, Laboratorio Rubió, lo que provocó la queja de hospitales y comunidades autónomas por la falta de abastecimiento de este tratamiento fundamental.

La situación ha obligado al Ministerio de Sanidad a incorporarlo en el Listado de medicamentos sujetos a notificación previa, en el que están incluidos aquellos productos cuya falta de suministro puede provocar problemas asistenciales para los pacientes o los que las autoridades y profesionales sanitarios propongan. La inclusión en este registro obliga a informar y controlar cualquier envío a otro Estado miembro y en él están incluidas hasta 14 marcas -Havrix, Zovirax, Vimpat, Mirapexin, Prograf o Sinemet- y 29 presentaciones de estos fármacos. 

En cuanto al Konakion, el departamento de Carcedo ha parado al menos dos exportaciones de este medicamento a terceros países y ha buscado, durante el mes de febrero, productos de igual composición en el extranjero, logrando localizar tres proveedores, según se destaca en la web de la Agencia del Medicamento. Al tiempo, el ministerio ha contactado con distribuidores españoles del producto para saber si hay unidades disponibles y en el caso de que las hubiese hacerlas llegar a los hospitales que se han quedado sin este fármaco esencial.

La Aemps también dispone de un registro, en el que hay al menos una treintena de medicamentos que tiene que importar de otros países porque es imposible encontrarlos en España por diversas razones y son necesarios para el tratamiento y la prevención de ciertas enfermedades para las que no hay alternativa terapéutica en el mercado nacional. En cada comunidad autónoma existen centros habilitados en los que se dispensan estos medicamentos extranjeros.

Entre este grupo de productos que se pueden solicitar en los lugares competentes como medicamento extranjero está Beneflur, que contiene una sustancia activa que detiene el crecimiento de nuevas células cancerosas; Zitromax, un antibiótico de amplio espectro y activo frente a una amplia variedad de bacterias o gérmenes causantes de infecciones; Kreon, que se utiliza para el tratamiento de la insuficiencia pancreática exocrina; Oncotice, cuya función es estimular el sistema inmunitario; o Natulan, diseñado para el tratamiento del linfoma de Hodgkin​ y algunos tipos de tumores cerebrales.

Ahora en Portada 

Comentarios