Jueves, 20.09.2018 - 11:17 h
Los anhelos de los aspirantes

Segundo día de campaña del PP: deseos imposibles de los candidatos al liderazgo

Casado espera ver algún día  a Aznar y Rajoy juntos y en sintonía, Margallo quiere un debate, Cospedal recuperar todos los votos y Soraya, paz.

Fotografía candidatos PP para portada
Los candidatos favoritos del PP / L.I.

El segundo día de campaña para liderar el PP tras el adiós de Rajoy y la espantada de Feijòo se convirtió en el día de los deseos imposibles. Sí, porque Pablo Casado anhelaba en Ermua (Bizkaia) que Rajoy y Aznar, participaran juntos y en armonía en un mitin porque ello daría imagen de fortaleza. Difícil parece. Por su parte, Margallo deseaba un debate entre los candidatos al liderazgo, algo a lo que el partido no está dispuesto para evitar más tensiones internas. Cospedal esperaba recuperar a todos los votantes del PP que se había ido a lo largo de estos años de Gobierno (no indican las encuestas que tengan prisa por volver), mientras Soraya quería una campaña sin disputas entre compañeros, olvidando tal vez, que una de sus rivales es nada menos que Cospedal. Es decir, deseos. 

Casado señaló que espera ver a los expresidentes en un mitin o en un acto a los pies del monolito que homenajea a Blanco para mostrar fortaleza y lanzó su órdago: se presenta para lograr 11 millones de votos. "Con esa unidad podremos decir a Ciudadanos que vamos a por ellos", ha señalado. Por pedir, que no quede.

Por su parte, el veterano José Manuel García Margallo ve irresponsable que no haya debates entre los candidatos, seguro tal vez, de su superioridad sobre el resto en esas lides. No se siente igual respecto a su influencia en el partido. Cree que Soraya "ha tenido el poder más grande que yo he visto en la historia de España desde hace mucho tiempo", mientras que Cospedal sigue siendo secretaria general del partido, por tanto tiene "el poder territorial". Pablo Casado "ha tenido Nuevas Generaciones y ha estado en Génova haciendo campaña hasta antes de ayer. Yo no tengo ni poder orgánico ni poder territorial", ha concluido, aunque el papel de víctima encaje mal con su personalidad. Margallo, no obstante, no olvida las ideas grandilocuentes al afirmar que España necesita "una revolución muy parecida a la que fue en 1977".

María Dolores de Cospedal tiene también clara su hoja de ruta: reforzar y atraer al partido a todos aquellos que algún día le abandonaron, destacando la vuelta a las raíces porque "no hay victoria sin valores, y los del PP son la libertad, la defensa de la iniciativa individual, la defensa del espíritu de sacrificio y el esfuerzo colectivo, además de la defensa del medio rural, de los agricultores, ganaderos y del sector turístico", ha señalado, no sin volver a recalcar su mantra de que se ha dejado la piel por defender la honorabilidad del partido. Jirones de votos se ha dejado negando la corrupción en el PP, y lo sabe. 

Su íntima enemiga, Soraya Sáenz de Santamaría, que se ve mejor cartel electoral que nadie, precisamente por su lejanía en los asuntos de corrupción, ha reincidido en que su rival es "Pedro Sánchez apoyado por los independentistas que quieren romper España" y no sus compañeros de partido, con los que desea hacer una campaña en positivo, "sin renunciar a nada ni a nadie". La exveicepresidenta ha lanzado el mensaje de que el PP debe convertirse en un partido muy abierto y escuchar mucho a la militancia y a los ciudadanos, no solo en Madrid sino donde esté un afiliado y un militante. Muchos deseos pues, la mayoría casi imposibles, en una campaña en la que aún no ha habido ataques personales. 

TIENE 24 HORAS PARA ARREGLAR LOS ERRORES DE SUS AVALES

Bayo denuncia trabas y amenaza con los tribunales

José Luis Bayo, a quien el PP ha dado 24 horas para subsanar errores en sus avales para aceptar su candidatura a presidir el partido, ha pedido a la dirección nacional que investigue y depure responsabilidades ante los "obstáculos" que según ha denunciado el PP valenciano ha puesto a algunos aspirantes. El expresidente de Nuevas Generaciones del PP de la Comunidad Valenciana ha afirmado en una rueda de prensa en la que ha explicado que suspende su candidatura que, de no ser así, emprenderá acciones legales contra el PP valenciano.

Bayo ha explicado que ha detectado al menos quince personas que le dieron su aval y que están al corriente del pago de su cuota con el partido, pero que a "Génova no le consta". Ante la "duda razonable" de que exista "algún error administrativo", ha reclamado a la Comisión Organizadora del Congreso extraordinario y a su presidente, Luis de Grandes, que "hagan efectiva" su candidatura "a la mayor brevedad posible".

Bayo ha defendido que cuenta con las correspondientes "pruebas" de que sus avalistas han pagado y de que se están "vulnerando sus derechos fundamentales a poder concurrir libremente a ser candidato a presidente del PP". Bayo ha asegurado que sus acciones serían contra el PP valenciano y la organización del congreso porque "no" le deja funcionar: "Ahora mismo no soy precandidato, a mí se me están vulnerando mis derechos".

Según Bayo, otras candidaturas sí que han tenido acceso a la base de datos del partido y han podido mandar cartas y hacer llamadas: "O jugamos todos con las mismas reglas del juego o pido que se paralice este congreso y se convoque otra vez el Congreso nacional".

Ahora en Portada 

Comentarios