Martes, 18.06.2019 - 19:44 h
Según el estudio de Unión de Uniones con datos del Ministerio de Agricultura

Solo los agricultores que cobren más de 60.000 euros sufrirán recortes de la PAC

El 'capping' solo afecta al 1,26% de los trabajadores del campo, una medida con la que la Comisión Europea pretende mejorar la redistribución agraria.

Dos mujeres trabajan en el campo
Dos mujeres trabajan en el campo / EFE

Solo los agricultores que cobren más de 60.000 euros anuales --un neto mensual superior a los 4.500 euros-- se verán afectados por los recortes que introducen las nuevas medidas de la Política Agrícola Común (PAC). El mayor impacto lo sufrirían aquellos con ingresos por encima de los 100.000 euros, según el estudio realizado por Unión de Uniones de los datos del Ministerio de Agricultura publicados sobre los beneficiarios del ejercicio 2017.

En porcentaje, los agricultores que ganan por encima de los 60.000 euros anuales solo representan un 1,26% del total. Es decir, que para prácticamente el 99% de los trabajadores del campo sujetos a las ayudas de la PAC, los recortes o 'capping' propuestos por la Comisión Europea apenas tendrán impacto

Unión de Uniones ha explicado que el desequilibrio del reparto de las ayudas directas de la PAC, que siempre se han concentrado en una minoría de grandes perceptores, ha llevado a Bruselas a plantear para la reforma la aplicación de recortes progresivos de las ayudas cobradas a partir de los 60.000 euros.

Según los cálculos de la organización agraria, el dinero economizado con esta medida rondaría los 326,7 millones de euros, y que podría destinarse a incrementar las ayudas a pequeñas y medianas explotaciones en un pago redistributivo, a los pagos acoplados a la producción en determinados sectores de importancia económica, social o medioambiental o al desarrollo rural.

Unión de Uniones insiste en que se está ante la oportunidad de corregir en esta reforma una de las "deficiencias históricas" de la PAC como es el "desigual reparto" de las ayudas, dirigiéndolas con nuevas normas a aquellos agricultores y ganaderos cuyos ingresos dependen en mayor medida del trabajo de sus explotaciones.

"Estos datos quitan la careta a quienes dicen que el 'capping' es imposible de aplicar o que va en contra de la competitividad de las explotaciones porque, cuando se dice eso, lo que se está defendiendo en realidad es el privilegio de 9.000 grandes perceptores a seguir cobrando cada año 1.000 millones euros, pero no se está pensando en los 709.000 restantes que se verían beneficiados de la medida", señalan desde la organización agraria.

Ahora en Portada 

Comentarios