Viernes, 17.08.2018 - 09:07 h
Solo hay cuatro rectoras

Todo empieza en las aulas: más universitarias pero menos profesoras

En Cantabria, el País Vasco o Navarra se dan el menor porcentaje de alumnas, mientras que en Baleares y Canarias, donde más.

La Universidad de Granada oferta un campus de Ingeniería solo para chicas.
La Universidad de Granada oferta un campus de Ingeniería solo para chicas.

No hay mayor revolución que la del saber, la de estar en las aulas, ni mayor igualdad que acceder a ellas en igualdad de oportunidades. Las comunidades de Baleares y Canarias son las que cuentan con una mayor presencia femenina en sus universidades, con porcentajes de matriculadas de casi el 60 por ciento, mientras que la que menos mujeres tienen son las Cantabria, el País Vasco o Navarra. Pero la brecha se nota a la hora de ver el profesorado femenino y las rectoras. 

La directora de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid, María Teresa Alario, incide en el techo de cristal que sigue existiendo para las mujeres en el mundo académico, como indica el dato de que solo haya cuatro mujeres rectoras en las universidades españolas.

En general, la mujeres son mayoría entre los matriculados de las universidades de todas las comunidades y solo en contados casos son minoría para los estudios de máster y doctorado, según refleja el estudio "Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica 2017".

Las universidades españolas cuentan con un 54 por ciento de mujeres matriculadas, frente a un 46 por ciento de hombres, lo que muestra que la presencia femenina es dominante en este nivel educativo, aunque no sea así entre el profesorado.

Entre los titulados las mujeres también son mayoría, un 58,5 por ciento en los estudios de grado y un 57 por ciento en los másteres, en los que la presencia masculina se reduce a entre un 41,5 y un 43 por ciento, respectivamente. La presencia femenina es bastante superior a la media estatal entre los graduados de algunas comunidades, tal y como refleja este informe de la Fundación CyD elaborado con datos del Ministerio de Educación y Cultura, ya que supera el 60 por ciento tanto en Baleares, con un 65,6, como en Canarias, un 62,7.

Así, a la hora de entrar en la universidad el porcentaje de mujeres es diez puntos superior al de los hombres, y al terminar la carrera la diferencia se eleva a casi veinte puntos a nivel estatal. Por comunidades, las universidades de Cantabria son las que tienen menos mujeres matriculadas en todos los niveles, con un 50,7 por ciento en los estudios de grado, y porcentajes inferiores tanto en másteres como en doctorados.

No es el caso del País Vasco, que pese a tener uno de los menores porcentajes de mujeres matriculadas en los estudios universitarios iniciales, un 53,1 por ciento, es la comunidad que cuenta con mayor presencia femenina en los doctorados.

También Navarra tiene un porcentaje bajo de mujeres en comparación con las media estatal, de un 53,6 por ciento en los estudios de grado. En el ámbito de los másteres, es inferior, un 36,9 por ciento, la cifra menor en toda España. De hecho es la comunidad con menos graduadas, poco más de un 54 por ciento, y menos mujeres con título de máster, un 39,3 por ciento.

Por el contrario, las universidades de Baleares son las que tienen más presencia femenina, con una mayoría tanto de matriculadas, un 58,8 por ciento en los estudios de grado, como de tituladas. Solo queda atrás en el porcentaje de doctoradas, un 44,4 por ciento, uno de los más bajos de España. En esta clasificación, aparte de Canarias, con un 57,2 por ciento de matriculadas y 62,7 por ciento de graduadas, destaca también Galicia, con elevados porcentajes de mujeres en estudios de máster y doctorado.

Esta mayoritaria presencia de las mujeres en los estudios universitarios no tiene reflejo entre el profesorado. Pese a que hay un 50,8 por ciento de doctoradas, la presencia femenina entre el personal docente e investigador se reduce a un 40,9 por ciento. Destacan casos como el de Extremadura, donde las mujeres solo representan el 36,8 por ciento del profesorado, y Cantabria, un 37,2 por ciento. El mayor porcentaje de profesoras se registra en el País Vasco y Aragón, en el entorno del 45 por ciento.

Sin embargo, la presencia femenina sí es mayoritaria entre el personal de apoyo y servicio, donde las mujeres suponen el 60,6 por ciento del total, y en algunas autonomías, como La Rioja, incluso llegan al 68,8 por ciento.

Datos que reflejan una realidad

Según las estadísticas del Ministerio de Educación, con datos del curso 2016-17, el personal docente e investigador universitario (PDI) en todas las universidades ascendía a 120.383 personas, de ellas 70.723 eran hombres y 49.660 mujeres. En porcentajes: el 41,3 % del personal docente e investigador son mujeres, 40,8 % en universidades públicas y 44,1 % en privadas. Sin embargo, entre el Personal de Administración y Servicios (PAS) en los centros universitarios, que sumaban 60.285 en el curso 2016-17, ellas eran muchas más (36.541) que ellos (23.744). 

El panorama docente cambia si nos fijamos en las enseñanzas no universitarias (con datos 2015-16 pues no están divididos por sexo las del curso pasado) de régimen general, es decir, Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y Formación Profesional. El porcentaje de las profesoras es más elevado que el de los profesores en todos los niveles, tanto en los centros públicos (71,7 % ellas y 28,3 % ellos) como en los concertados y privados (71,5 % y 28,5 %). Las mujeres representaban hace dos cursos el 71,6 % dentro del profesorado de enseñanzas no universitarias y alcanzaba su máximo en los centros de Infantil, el 97,6 %. De hecho, en el caso de las maestras, suponen el 81,1 % de este colectivo que se encarga de las clases de Infantil y Primaria. Entre los catedráticos y docentes de Secundaria ellas suponen el 60,3 % y ellos el 39,7 %.

El estudio de la Conferencia de Rectores CRUE "La Universidad Española en Cifras 2015-16" recuerda que la nota media del expediente académico de las universitarias de un grado es mejor (7,39 la de ellas frente a 7,13 ellos) que la de los universitarios; igual ocurre en las notas medias del máster: 8,23 y 8,09, respectivamente (datos del curso 2013-14). Y los porcentajes de promoción y de titulación de las mujeres son mejores en ESO (82,8 % frente al 72,7 % de los hombres), y en grado universitario es 46,2 % para ellas y 28,4 % para ellos, según datos del curso 2014-15. Pero ahí sigue la brecha.

Todo empieza en las aulas: más universitarias pero menos profesoras

Ahora en portada

Comentarios