Viernes, 22.03.2019 - 20:31 h
No quieren subvenciones ni créditos

Gira de Vox por EEUU: busca fondos entre la oposición venezolana, cubana e iraní

Miembros de la cúpula inician en marzo un viaje por Washington y Miami para conseguir donantes. Participarán en la conferencia conservadora de Trump.

Vox busca financiación en EEUU de la oposición venezolana, cubana e iraní
Vox busca financiación en EEUU de la oposición venezolana, cubana e iraní. / EFE

Vox va a iniciar una búsqueda de financiación en Estados Unidos para sus campañas electorales de las municipales, autonómicas y europeas que se celebrarán el próximo 26 de mayo. La formación liderada por Santiago Abascal no quiere recibir créditos bancarios ni subvenciones, de ahí que haya decidido salir al extranjero para intentar encontrar a esos donantes que en España son limitados. Para ello, una delegación de la cúpula del partido estará presente el próximo mes en varias ciudades norteamericanas para presentar el proyecto político e intentar conseguir esos recursos económicos para competir con las grandes formaciones.

La 'tournée' de Vox comenzará a principios de marzo y estará protagonizada por destacados dirigentes 'verdes'. Según explican fuentes internas, Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de Relaciones Internacionales, será el encargado de liderar una delegación en la que también estarán otros miembros del Consejo Político. De esta forma, el partido está estudiando que en este viaje también participen Javier Ortega Smith-Molina, secretario general, y algún responsable involucrado en el juicio del 'procés' o que conozca de primera mano la situación que se vive en Cataluña. Hay que recordar que Ortega Smith y Pedro Fernández ejercerán la acusación popular en el juicio contra los exdirigentes de la Generalitat que arranca en una semana en el Tribunal Supremo.

Los dirigentes de Vox que se van a desplazar a territorio estadounidense en cuestión de menos de un mes tienen previsto establecer contacto con núcleos de opositores venezolanos, cubanos e iraníes, según detallan a La Información fuentes del partido. "Son gente ilusionada con el proyecto a quienes queremos conocer", aseguran desde la formación de Santiago Abascal. Así, se han previsto reuniones tanto en Miami como en Washington DC y Nueva York con estas 'familias' de exiliados residentes en Estados Unidos.

Precisamente en la capital estadounidense los dirigentes de Vox tienen previsto participar también en la Conservative Political Action Conference (CPAC), un evento político de primer nivel organizado por The American Conservative Union y que es considerada como la conferencia más importante para los partidos de ideología conservadora. El año pasado el principal ponente fue Donald Trump y este fue su discurso:

En este viaje a Estados Unidos el objetivo de Vox es encontrar a esos donantes particulares que deseen apostar por el partido que amenaza con revolucionar la política nacional. Dos son sus condiciones para aquellos interesados en financiar el proyecto político: que estas donaciones se hagan con arreglo a la Ley de Partidos y que, en segundo lugar, sean aportaciones transparentes. "No aceptamos dinero de 'lobbies' ni de grupos de presión", enfatizan desde la formación que ha conseguido doce diputados en el Parlamento andaluz.

Vox también intentará ampliar su red de contactos en Washington y ha pedido celebrar encuentros bilaterales con miembros de la administración Trump, añaden. Son citas que ya están agendadas y que se concretarán en las próximas semanas en base a la disponibilidad que ofrezca la Casa Blanca, aseguran desde el partido.

Al borde de los 33.000 afiliados

En cuando al número de afiliados, otra de las principales fuentes de financiación de Vox, un portavoz oficial del partido asegura que ya están rozando la cifra de los 33.000. Calculan que, si el número de altas sigue al ritmo de las últimas semanas, cerrarán febrero superando el dato de los 35.000, más del doble de los afiliados que tenían antes de las elecciones andaluzas del 2-D, cuando contaban con apenas 15.000.

Los afiliados de Vox pagan una cuota fija de 9 euros mensuales, aunque el partido dispone de una tarifa especial del 50% para estudiantes, jubilados, parados y personas en situación de precariedad. Sin embargo, según aseguran, la mayoría de nuevas altas son de personas con disponibilidad e interés, en principio, para poder aportar los algo más de 100 euros anuales a la formación. A ellos hay que sumar el conocido como 'crowdfunding' de Santiago Abascal, un ejército de financiadores, muy disciplinados, que acuden cuando se les necesita. Internamente hablan de "una militancia muy comprometida" que entiende perfectamente el concepto de "patriotismo español".

Ahora en Portada 

Comentarios