Lunes, 21.01.2019 - 19:47 h
Apuestan por la supresión de las autonomías

Los gurús económicos de Vox no se fían del Ibex: "Se deben alejar de la política"

El partido que ha logrado 12 escaños en los comicios andaluces explica sus recetas en materia económica: pensiones, empleo, impuestos...

Vox
Los gurús económicos de Vox: "España tiene que ser un paraíso para el empleo" / EFE

Vox ya tiene representación en el Parlamento de Andalucía, pero el partido lleva años defendiendo unas ideas económicas que ahora podrá empezar a poner en práctica en las instituciones. Una agresiva rebaja de los impuestos, acabar con el Estado de las autonomías, una reforma total de la administración... Son sus recetas para acabar con el gasto superfluo e incrementar la inversión real en "la España que madruga para trabajar", afirman. La Información ha conversado con sus dos gurús en materia económica, Javier Ortega Smith, secretario general, e Iván Espinosa de los Monteros

El partido liderado por Santiago Abascal ha conseguido este fin de semana pescar votos en territorios eminentemente obreros. Ortega Smith cuenta lo que vivió durante el día de la votación en 'Las 3.000 viviendas' de Sevilla. Allí la formación consiguió ser segunda fuerza, por detrás del PSOE y superando a Adelante Andalucía. "Creemos que en una parte de la izquierda ha calado nuestro mensaje de defensa de la unidad nacional, fortalecimiento del Estado y respeto a las instituciones", asegura. Por eso, añade, "muchos nos han identificado como la mejor garantía para quien tiene menos". El número dos de Vox calcula que una parte importante de los casi 400.000 votos que cosecharon provienen de empresarios, autónomos, asalariados, agricultores y ganaderos.

Vox quiere acercarse al trabajador de a pie y alejarse del Ibex 35, un histórico compañero de fatigas del bipartidismo. Lo explica Espinosa de los Monteros: "Los grandes empresarios no son una buena combinación con los políticos; creemos que deben alejarse de la política". El dirigente de Vox critica el "capitalismo de amiguetes" que ha unido a la administración con el gran tejido empresarial: "Salvo excepciones, las empresas del Ibex provienen del sector público o son compañías altamente reguladas, por lo que la independencia de sus directivos es muy poca; de hecho si comparamos al actual Ibex con el Instituto Nacional de Industria encontramos una gran coincidencia ya que son prácticamente las mismas empresas". El dirigente de Vox destaca que "no es un grupo independiente" y, por tanto, "es mejor que no se meta en política".

El empleo también es un asunto sensible para Vox. ¿Cuál es su solución? "Convertir a nuestro país en un paraíso para crear puestos de trabajo". ¿Cómo? Por un lado, "generando las condiciones adecuadas, empezando por abaratar la contratación". Y, por otro lado, acabando con "la disonancia entre lo que se produce en los centros de formación y lo que el mercado laboral demanda", asegura Iván Espinosa de los Monteros. "Estamos creando a jóvenes que tienen una formación que no está alineada con lo que piden las empresas", concluye. Para Vox, la generación empleo parte del pequeño empresario, a quien "hay que dejar de verlo como el demonio para convertirlo en un motor de la economía".

¿Y qué hacemos con las pensiones? Vox propone que "lo primero que hay que explicar es que el sistema que tenemos es prácticamente una estafa piramidal y que si lo aplicáramos en una empresa sería un caso Madoff". Primero, defienden, hay que "afrontar la realidad y explicarle a los españoles que no hay pensiones para todos con el sistema actual". A partir de ahí el partido propone como solución que "los de abajo de la pirámide comiencen a cotizar en un sistema privado y se olviden de tener una pensión". Y los cotizantes en edades intermedias, entre 30 y 45 años, tendrán por su parte una pensión baja que deberán ir completando con planes privados a los que habrá que favorecer con incentivos fiscales". "Hay que virar el barco y por decirlo nos han llamado alarmistas, agoreros, exagerados…", lamenta el propio Espinosa de los Monteros.

Para Vox el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) también es otra cuestión que habría que reconsiderar: "Un sueldo mínimo obligatorio desincentiva la creación de empleo en algunos sectores y especialmente en los casos de aquellos que tienen que acceder a un empleo por primera vez". "¿Por qué tengo yo que pagar mil euros a un chaval que está empezando o no tiene la experiencia adecuada?", se preguntan en el partido que ha entrado en Andalucía con 12 parlamentarios.

Y, cómo no, Vox también tiene su palabra sobre la reforma laboral de Rajoy, que califica de "un paso tímido en el sentido correcto". "En general hay que dotar de más libertad a los empresarios y no tenerlos sometidos a los convenios que firman otros", aseguran. Por eso, "todo lo que sea favorecer la creación de empleo va en la buena dirección". Pero Vox quiere ir más lejos y rebajar especialmente los costes empresariales. Hablan de que España pase de ser "un infierno fiscal a un paraíso laboral".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios