Para envejecer bien

Cinco superalimentos que alargan la vida y deberían estar en tu dieta

La lista de la compra ha cambiado. Estos son los superalimentos que has de empezar a añadir a tu dieta desde ya.

Una dieta completa es clave para gozar de buena salud.
Una dieta completa es clave para gozar de buena salud.

Por mucho que nos cuenten, no existen alimentos mágicos que nos aseguren una salud de hierro. Tampoco hay sustento alguno que frene el envejecimiento como si tal cosa, pero sí conocemos productos naturales muy ricos en nutrientes que tienen un poderoso efecto sobre la salud humana. Son los llamados superalimentos. Los superfoods son en su mayoría alimentos crudos más densos en nutrientes que los procesados y cocinados. Ricos en enzimas, vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos que nos ayudan a protegernos contra las enfermedades. Su alto contenido en antioxidantes tiene además un amplio potencial terapéutico, propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

En líneas generales, llevar una dieta rica y variada nos encamina hacia una mayor esperanza de vida. Este es el único secreto de la longevidad. Frutas, verduras, cereales y legumbres, aceite de oliva, frutos secos y pescados ricos en omega 3, son los productos con los que los profesionales nos recomiendan llenar nuestra despensa en los países del Mediterráneo. Y es que está comprobado que nuestra dieta es una especie de ‘fuente de la eterna juventud’. Los mediterráneos tenemos una esperanza de vida superior a la de otros lugares del planeta, y se debe en gran medida a nuestra cultura alimenticia.

Todos sabemos que la cáscara de los cítricos, sobre todo del limón, contiene un componente llamado limoneno cuya propiedad y función más importante es la de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas, e incluso el cáncer. Las coles, los berros, la coliflor y el brócoli contienen sulforano, un agente cuya misión es eliminar los elementos cancerígenos que se desarrollan en los tumores malignos.

El brocoli es uno de los alimentos que deben estar en tu dieta.
Frutas, verduras, frutos secos...alimentos que nos ayudan a tener buena salud.

Por su parte, la piel de las uvas, arándanos y frambuesas contienen un elemento crucial, el resveratrol, que actúa sobre las enzimas que se encargan de regular los genes que desencadenan o protegen contra determinadas enfermedades. Nuestro querido tomate es rico en licopeno, un potente antioxidante que ayuda a protegernos contra el cáncer, al tiempo que regula la circulación sanguínea y reduce considerablemente los problemas cardiovasculares. Y el alto contenido en quercetina de la cebolla tiene la capacidad de proteger el hígado, actuar como vasodilatador y como un potentísimo antioxidante.

Al respirar metabolizamos el oxígeno generando los famosos radicales libres, responsables del envejecimiento y de algunas enfermedades asociadas al cáncer y a los problemas cardiovasculares. Para luchar contra la oxidación o al menos intentar retrasar sus efectos, la dieta mediterránea dispone de estos y otros muchos alimentos que ya deberían ser básicos en nuestra dieta diaria, pues nos ayudan a tener una vida más sana y más larga, pero también podemos potenciarla introduciendo superalimentos que aporten al cuerpo la nutrición que necesita para un funcionamiento óptimo y para prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades y condiciones debilitantes.

Los nuevos imprescindibles

"Todos vamos a envejecer, pero podemos escoger hacerlo bien, de manera saludable y a su debido momento”, explica la coach nutricional Beatriz Larrea. Según su propia experiencia, la pregunta que deberíamos hacernos es: “¿Queremos sentirnos bien durante un mes, o para siempre?".

Si la respuesta es para siempre, el consejo de la experta es empezar ya mismo a introducir superalimentos en nuestro día a día. “Estos cinco superfoods básicos nos ayudarán a limpiar el cuerpo y nos proporcionarán los antioxidantes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente”. Es el primer paso.

Camu camu: Del arbusto que crece en la selva amazónica de Perú, Brasil, Colombia y Venezuela sale el alimento con mayor cantidad de vitamina C del planeta. Tiene entre 30 y 60 veces más vitamina C que una naranja. Una cucharadita contiene 1.180% de la dosis recomendada (RDA). La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, sintetiza el colágeno y le da elasticidad a la piel. También es un fuerte antioxidante. Aporta minerales, betacaroteno y mucho potasio.

Té matcha: El centenario té verde molido empleado en la ceremonia japonesa del té acelera el metabolismo y ayuda a quemar calorías, desintoxica el cuerpo de manera efectiva y natural, calma y relaja, mejora el humor y ayuda a la concentración. Aporta vitamina C, selenio, cromo, zinc y magnesio, ayuda a combatir virus y bacterias, a bajar el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. En cuestión de antioxidantes y valor nutricional, una taza de té matcha equivale a 10 tazas de té verde.

Granada: El atractivo fruto del granado, cultivado en el Mediterráneo desde la Antigüedad, aporta vitamina C, B1, B2 y potasio, tiene tres veces más antioxidantes que el vino tinto y el té verde, inhibe la síntesis del estrógeno con lo que contribuye a combatir el cáncer de mama, y además disminuye el colesterol y la presión arterial.

Açai: El fruto de la palmera que crece en estado silvestre al norte de Brasil, en especial en el Amazonas, tiene un nivel altísimo de antioxidantes, es rico en minerales, vitaminas y aminoácidos, contiene ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9).

Cacao: El oro más preciado del imperio maya proporciona magnesio, calcio y ayuda en la producción de serotonina. Además de tener muy buen sabor, es el alimento con más antioxidantes del mundo. No hay que confundir el cacao con el chocolate. El primero es un polvo natural y bajo en grasa que se obtiene de moler las nueces de cacao; el segundo una mezcla de ingredientes, muchos de ellos refinados, como el azúcar, las grasas y los derivados lácteos.

Ahora en Portada 

Comentarios