Recomendado

Los siete bares de Pintxos imprescindibles de Donosti (Parte I)

Por si no tenía una razón gastronómica para visitar San Sebastían, aquí van siete en formato 'mini'.

Pincho

Si alguien duda a estas alturas de que Donosti es la capital gastronómica de Europa y probablemente del mundo, les proponemos 7 razones que apoyan esta teoría. Los 7 bares de pintxos imprescindibles de San Sebastián son una muestra de lo mucho y bueno que ofrecen no sólo los bares de lo viejo en Donosti, sino muchos otros que repartidos por la ciudad se suman cada miércoles a la campaña pincho-pote en el que por el precio de la bebida puede además tomar su pincho favorito.

La Cuchara de San Telmo (31 de Agosto)

Junto al museo del mismo nombre, es el bar por excelencia. Angosto, estrecho y alargado, presenta una barra que recorre todo el local. Detrás una gran pizarra donde leer la propuesta del día. En el otro extremo una diminuta cocina de la que salen excelentes pinchos como el lingote de foie. Lo adquieren de una granja en Las Landas y lo hacen el tiempo justo sobre la plancha y un poco de sal gorda, es lo necesario para obrar el milagro. Además, una gran carrillera, manitas de cerdo o el tataki de atún.

Borda Beri (Fermín Calbetón 12)

Borda Beri es una excisión de La Cuchara de San Telmo y al igual que este, sólo ofrece pintxos de cocina. “Aquí se guisa”, reza su lema sobre el dintel de la puerta y vaya si lo hacen. Buenísimo el risotto con queso idiazabal o, su popular oreja crujiente. El pincho de foie esta a la altura y sus carrilleras son excelentes.

Zeruko (Pescadores 10)

El bar que impulsó una nueva forma de hacer pintxos, más acorde con el estilo de la nueva cocina vasca, más creativa y original, en el que cada receta está mucho más pensada y trabajada que lo que solían ser los pinchos que prácticamente se limitaban a poner ingredientes sin apenas cocina unos sobre otros. Su propuesta es auténtica cocina en miniatura debidamente evolucionada. Sorprende su hoguera de bacalao.

A Fuego Negro (31 de Agosto, 31)

El bar que cumple diez años aúnando ambiente, gastronomía y música. Cocina Rock and Roll. Imprescindibles sus pajaritos y por qué no uno de sus dos menús a base de sus mejores tapas de siempre. Los grandes éxitos de siempre. Un brillante recorrido por una selección de sus mejores bocados. Su particular versión de las aceitunas con vermú, las rabas negras o la mini hamburguesa McKobe.

Nestor (Pescadería 11)

Pequeño bar familiar donde se puede disfrutar de dos de los pintxos más emblemáticos de siempre. La gilda, esa banderilla de aceituna, anchoa y piparra y que aquí es monumental y su tortilla, posiblemente una de las mejores de la ciudad, y eso es mucho decir. Pero sólo podrá probarla si la reserva con anticipación y acude puntual a su cita: Primera ronda 13h, segunda prueba 20h.

Narru (Zubieta 56)

Trasladó sus dominios desde la zona de Gross hasta pleno Paseo de la Concha. Desde un emplazamiento imbatible, el joven Iñigo Peña ofrece una cocina de sala y otra de pintxos para disfrutar en su barra. Merece la pena el arroz de crustaceos y socarrat, su ensaladilla, y los mejillones de roca salteados o el rabo de ternera deshuesado sobre puré de patatas.

Antonio (Bergara 3)

Más a desmano de la zona vieja, en la calle Bergara, encontramos otro bar de esos de toda la vida. Buen producto y dominio de la técnica para elaborar pinchos originales y muy ricos como el de ravioli de rabo de buey y langostino y Martini. El pintxo de morcilla rebozada con foie es extraordinario también. José Ramón Ezcurdia al frente de la cocina da una solvencia al local de la que no dispone su competencia. Aquí además, los pintxos se preparan al momento.

Los siete bares de Pintxos imprescindibles de Donosti (Parte I)

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios