De picoteo, moderno, tradicional... ocho restaurantes para el Día del Padre

Restaurantes con los que coronarte –y no complicarte la vida- de cara a encontrar el lugar ideal para celebrar el Día del Padre en Madrid.

Carbon negro
Carbón negro  

Para compartir, con aires modernos, de recetario tradicional, de picoteo o para unir a toda la familia. Hoy os proponemos una lista de restaurantes con los que coronarte –y no complicarte la vida- de cara a encontrar el lugar ideal para celebrar gastronómicamente el Día del Padre en Madrid.

Antigua Casa de la Paella
 

Antigua Casa de la Paella

Pocos platos son más de domingo y de reunir a la familia que una buena paella. Aprovecha la ocasión para juntar a todos fuera de casa pero sin que falte un buen arroz. Fondos muy pausados con los que potenciar el sabor del grano y una amplia variedad de recetas, a elegir entre secos y caldosos, permiten disfrutar de una experiencia muy levantina en el centro de Madrid. Especial atención merece la paella valenciana, el arroz a banda y el de pato con verduras. Calle de la Pasa, 2. T: 91 173 63 49.

Da Luca Madrid Trattoria y Pizzería
 

Da Luca Madrid Trattoria y Pizzería

Los restaurantes italianos siempre nos dan la opción de contentar a un amplio rango de edades. Desde los más pequeños, devoradores de pasta, hasta los sibaritas de la familia, que podrán paladear algunas opciones más selectas del país transalpino. Nuestra recomendación va para una de las aperturas más recientes en el barrio de Chueca, donde podrás disfrutar de un menú muy amplio de pastas, pizzas, carnes y pescados. Mención especial merece el filetto al barolo (un solomillo en reducción de vino tinto) o el risotto con gambas, naranja y café. Calle de Prim, 7. T: 91 454 16 60.

Carbón Negro

Un clásico contemporáneo para los amantes de la parrilla –y de un amplio abanico de recetas-. El chef Gonzalo Armas ha conquistado Madrid a base de fuego, convirtiendo a carnes y pescados en protagonistas de su carta (que no falte nunca una chuleta en la mesa) pero también comparte escenario con otros productos como una gran variedad de mariscos y varias recetas de inspiración vasca como las alubias, la txistorra o clásicos del picoteo como la ensaladilla o las croquetas. Mención especial merece su amplísima carta de vinos y champanes, perfectos para realizar varios brindis. El remate para golosos lo debe poner su tarta de queso, uno de los básicos de esta nueva ola repostera madrileña. Calle de Juan Bravo, 37. T: 91 088 58 60.

Bistronómika
 

Bistronómika

La ‘no carta’ que Carlos del Portillo fragua desde el Barrio de las Letras es una tentación para aquellos que quieren disfrutar de auténtica cocina de mercado. Improvisación con lo mejor que la temporada ofrezca es el principal valor que aquí espera, convirtiéndose en una parada fundamental para los muy gourmets. Aunque en realidad sí hay clásicos que son casi inamovibles, como el guiso de verdinas con bogavante o el pulpo sobre tuétano, lo más indicado es dejarse guiar por los especiales del día y convertir la ocasión en un momento más único todavía. Calle de Santa María, 39. T: 91 138 62 98.

El 5 de Tirso

Picoteo castizo en el centro de Madrid para disfrutar compartiendo. Torreznos, croquetas –de tres tipos distintos- y ensaladilla forman la terna con la que iniciar cualquier aventura en la barra de este moderno espacio. Pero no se dejen engañar por las apariencias, a pesar de su juventud, el 5 de Tirso es uno de esos bares en el que el aire clásico rezuma por los cuatro costados. Lo podrás comprobar viendo su carta en la que verás también un guiño a las clásicas Pavías, al guiso tradicional –siempre se sirve uno diario- y a los boquerones fritos. Por cierto, detrás del diseño de esta carta está el chef televisivo Sergio Fernández, una garantía de éxito. Plaza de Tirso de Molina, 5. T: 91 088 85 02.

Zalamero

Zalamero

La última revolución gastronómica de Madrid la encabezan las barras. Un carácter desenfadado y divertido, idóneo para probar muchos platos sin necesidad de anclarse a la mesa es el reclamo que nos atrae a Zalamero. Junto a él, una auténtica devoción por el vino (los responsables, Ana Losada y David Moreno, son sumilleres) con más de 80 referencias ¡por copa! Todo ello sirve para ‘maridar’ algunas recetas clásicas a las que se las da una vuelta de tuerca, como las croquetas de pollo rustido, el coquelet asado al estilo provenzal o los mejillones al curry rojo. Calle de Narváez, 67. T: 91 752 78 82.

Taberna Cachivache
 

Taberna Cachivache

Tan divertida como apta para todos los públicos. La propuesta de Taberna Cachivache entronca el producto de calidad con preparaciones que se saltan la norma. De esta forma, la pluma ibérica se viste de especias zaatar (típicas de Oriente Medio) o los gnocchi se arropan con vino tinto y pulpitos. La carta se divide así en cinco vertientes (tapa, masa madre, huerta, costa y finca) que nos conducen a la propuesta variada de esta neotaberna que alterna materias primas españoles con guiños extranjeros. Ideal para todos aquellos que quieren divertirse comiendo y probar algo nuevo sin renunciar al sabor. Calle de Serrano, 211. T: 91 752 41 76.

Chigre
 

Chigre

La más pura esencia de los ‘chigres’, clásicos restaurantes asturianos, aterriza en Madrid para ofrecernos lo mejor de la gastronomía norteña. Aquí mandan los guisos, la tapa de cachopín y el pescado de calidad, como el pixín frito o la merluza a la sidra. Además, la carta incluye guiños al resto de cocinas patrias, como el rabo de vaca sobre parmentier de patata, el rape de Ondarroa con ajo negro o ensaladas divertidas, como la Chigre, que reúne en un concepto verde a lechuga viva, bonito, tomate y yema. Calle de Serrano, 45. T: 91 088 88 70.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios