Domingo, 20.10.2019 - 17:05 h
Bajada drástica de las temperaturas

Seis trucos imprescindibles para no pasar frío en la calle mientras dure la ola polar

El invierno ha llegado mucho más pronto que de costumbre y nos ha pillado con el paso cambiado, por lo que es básico cambiar los hábitos al vestirse.

La ola de frío polar que llega hoy sucede cada 7 u 8 años
La ola de frío ha provocado las primeras nieves en España

No es invierno. Pero lo parece. La ola de frío polar que asola la Península durante estos días de finales de octubre nos ha cogido a todos desprevenidos, pues hace un par de días teníamos unas temperaturas medias superiores a los 20ºC en casi todo el país. Sin embargo, los termómetros se han desplomado más de 10ºC en todo el territorio, provocando un clima similar al de los meses más duros del invierno.

Por ello, y teniendo en cuenta que el temporal se estima que durará toda la siguiente semana, es imprescindible prepararse para no pasar frío estos días. Sobre todo, cuando salimos de casa, algo que es inevitable por mucha pereza que nos de. Es en esas salidas cuando más riesgo tenemos de enfriarnos y coger un resfriado o una gripe. Y tenemos seis formas de evitarlo fáciles y al alcance de todos.

1. En primer lugar, hay que abrigarse bien la cabeza. Porque es por donde más calor corporal perdemos y es muy importante llevarla protegida para mantener nuestra temperatura interna. Así que, aunque no nos gusten mucho los gorros o no nos veamos favorecidos, hay que hacer el esfuerzo durante estos días para cubrirse la cabeza. Bien sea con un gorro de lana, una botina estilo parisino o una marinera o un sombrero, la cabeza a buen resguardo. Y más si llueve.

2. Otra zona por la que se nos va el calor en cuestión de minutos son los pies. Hay que tener en cuenta que están en permanente contacto con el suelo, por ello, hay que llevarlos bien protegidos. Y para conseguirlo, no todos los zapatos valen. Por eso, es el momento perfecto para hacerse con un buen par de zapatos o botas que nos van a servir todo el invierno y nos mantendrán los pies calientes. Para eso, los que van cubiertos de pelo o borrego con suele fuerte y, a poder ser, de goma, son los mejores aliados.

3. Siguiendo con los pies, también hay que poner atención a los calcetines. Mucha gente opta por llevar varios pares, algo que puede resultar incómodo sin hace que nos aprieten los zapatos y nos pueden restar soltura al andar. Es mejor apostar por unos de lana o unos térmicos, pues con un par de estos será suficiente para llevar los pies calientes.

4. Seguimos con otro básico: los guantes. Hablamos, al igual que sucede con los gorros, de un complemento que no todo el mundo soporta, pues nos hace perder la sensibilidad de las manos. Pero que nos puede ser de gran ayuda para que no se nos queden literalmente congeladas y nos aparezcan rojeces, sequedad y grietas.

5. Otra parte del cuerpo que hay que proteger sí o sí es la garganta. Las bufandas son el accesorio perfecto para ello, aunque llevemos un jersey de cuello alto. Si nos decantamos por una grande -tipo manta- no solo llevaremos resguardada la garganta, también los hombros y la nuca, por lo que no tengas miedo a estos complementos y hazte con uno bueno y grueso que te cubra la parte alta del tronco.

6. Por último, pero no menos importante, apunta esto: ropa térmica. Porque a veces pensamos que con llevar muchas capas encima será suficiente, y esa no es la solución idónea -sobre todo si luego entramos en sitios donde hace calor y terminamos sudando la gota gorda-. Con la ropa térmica evitamos el 'efecto cebolla' y nuestro cuerpo se mantendrá caliente. Unas mallas y una camiseta -acompañados de los calcetines- será suficiente y no habrá necesidad de llevar tres o cuatro jerseys puestos.

Ahora en Portada 

Comentarios