Según los expertos en nutrición

Los trucos para evitar coger kilos de más durante las comidas y cenas navideñas

En estos días se suceden los eventos en los que comemos más de la cuenta, lo que acaba pasando factura a nuestra línea.

Navidad
Siguiendo una serie de pasos se puede evitar coger kilos en Navidad / Pixabay

Ya viene la Navidad. Aunque estamos a principios de diciembre, la época navideña ya se ha instalado entre nosotros y a partir de ahora se suceden días con incontables cenas, comidas, eventos y reencuentros que se van a prolongar hasta que entre enero. Y si hay algo que caracteriza a esta época, más allá de los adornos y la decoración navideña, es la comida. Porque en estos días es cuando más comemos de todo el año. Y cuando llegan esos temidos kilos de más que nos hacen llegar al nuevo año con el propósito de volver a recuperar la forma.

De hecho, hay quienes pueden llegar a coger más de cinco kilos durante estos días debido a los excesos que se hacen con todo tipo de alimentos. Parece que se nos olvidan todos los hábitos y buenas costumbres alimenticias que hemos llevado durante el año y nos ponemos a comer como si no hubiera un mañana. Pero sí lo hay, y cuando llega enero suelen venir las lamentaciones. Aunque hay formas de que esto no suceda y de que la Navidad no se convierta en el gran enemigo de nuestra buena forma.

Porque siguiendo una serie de pasos o 'trucos' se pueden sortear las fiestas sin privarse de nada y sin coger sobrepeso, tal y como cuenta a este medio la dietista-nutricionista Elena de la Fuente Hidalgo. Para empezar, la experta señala que, teniendo en cuenta que diciembre tiene 31 días y de que, por lo general, hacemos tres comidas diarias, comeremos unas 93 veces este mes. "Una decena de esas comidas son eventos de Navidad, en las que solemos excedernos. Pero si en lugar de centrarnos en ellas nos enfocamos en las normales, podremos evitar coger peso estos días", cuenta.

Es decir, si comemos de una forma saludable durante el mes, no tiene porqué haber repercusión en nuestro peso. Para de la Fuente, "el problema está en empezar la Navidad, y a comer las cosas típicas de estas fechas, en el puente de la Constitución", alargando así la ingesta de productos calóricos. Por ello, la nutricionista da una serie de 'tips' o consejos para desafiar a los dulces navideños fáciles de seguir y con resultados.

Trucos para no engordar en Navidad

En primer lugar, de la Fuente incide en controlar las cantidades, algo que no se nos da muy bien en estas fechas. La nutricionista recomienda que en los entrantes, en lugar de picar de un plato a otro, pongamos la comida en un plato para tener conciencia de lo que tomamos y no pasarnos. Otro enemigo de la línea, y quizá más importante que la comida, es el alcohol, que también se suele ingerir en exceso en Navidad.

La experta advierte de que hay que tener cuidado porque el alcohol contiene calorías vacías "y además fomenta una ingesta mayor de alimentos, porque produce hambre". Por lo que éste puede ser el principal causante de que lleguemos a enero con más kilos de los deseados. 

Otro de los errores más comunes que se cometen es comer poco antes de las cenas de Nochebuena y Nochevieja u otros eventos. "Si se come poco antes de esas comidas, lo único que se hace es llegar a ellas con mucha hambre y, por consiguiente, comer el doble", señala. Por ello, recomienda comer de una forma saludable y que sacie lo suficiente para no comernos hasta la mesa en las reuniones familiares. 

Y siguiendo en esta línea, otra de las cosas mal hechas es ayunar o estar a base de frutas el día posterior a una cena o comida copiosa, porque de esta forma "el cuerpo se pone el modo almacenamiento de energía y no quema las calorías". Por lo tanto, de nuevo incide en comer el día después de forma saludable. 

En cuanto a qué comer estos días, más allá del cordero, el cochinillo, el 'foie' y los mil y un turrones, recomienda tomar de segundo pescado si hay posibilidad y poner atención en la guarnición, "tratando de optar por verduras o patatas asadas en lugar de las fritas típicas". Por ejemplo, resalta la lombarda como una buena alternativa, "una verdura de esta época muy nutritiva y que tiene pocas calorías". 

En cuanto al dulce, de la Fuente aconseja elegir bien los momentos en que se toman y no hacerlo todos los días "con la excusa de que es Navidad". Y, por último, hacer ejercicio. "Es mejor compensar los excesos de las comidas con actividad que con restricciones en la dieta", afirma la nutricionista, quien propone aprovechar para pasear por la ciudad para ver las luces y hacer planes con los niños para moverse estos días. Y, para quienes lo prefieran, el 'running' o el gimnasio es una buena forma de no privarse de nada en Navidad sin reventar la báscula.

Ahora en Portada 

Comentarios