Miércoles, 24.07.2019 - 03:00 h
Las tareas de manual de todo jefe

Cinco quehaceres concretos que todo directivo que se precie debe dominar

Hay que dominar ciertos aspectos concretos para llegar a ser un buen jefe y dirigir la empresa al camino del éxito. Son estos.

Es importante ser organizado. / Pexels
Es importante ser organizado. / Pexels

Que tu empresa marche bien depende de ti. Hay mucho que gestionar. Generar una cultura de empresa beneficiosa para el el desarrollo de su actividad y el buen ambiente del equipo. Gestionar todo el papeleo. Has de ser un buen y gran líder. Uno que sea cooperativo, transparente e inspirador. 

Si eres nuevo en esto de tener una empresa, debes estar a alerta: no se nace jefe. Te falta el beneficio de la experiencia, de los años trabajando codo con codo con un equipo a tu cargo. Pero tenemos las claves (tareas o quehaceres) que un directivo debe llevar a a cabo para que su empresa salga a flote.

Annabelle Timsit es la reportera de educación en Quartz. Ella sabe que capitanear una empresa es complicado, pero es especialmente difícil para los gerentes primerizos. Ella dice que para estas personas es verdaderamente necesario dominar cinco habilidades que son cruciales para la buena dirección de una empresa.

1. Gestionar una reunión

Si trabajas en oficina, ya sabes que las reuniones forman parte de tu rutina laboral diaria, un aspecto ineludible del lugar de trabajo moderno. “Según una encuesta, 11 millones de reuniones se llevan a cabo todos los días solo en los Estados Unidos. Y alrededor de un tercio de ellas son improductivas y cuestan a las empresas 37 mil millones de dólares al año”, dice Timsit.

Esta improductividad que caracteriza a la imposición masiva de reuniones acaba siendo molesta para el equipo: sienten que les roba el tiempo y que en realidad no es de sostenido interés. Al menos no para ellos. Hay una gran cantidad de estas reuniones que solo le interesan a quien las convoca. 

Como directivo, debes respetar el tiempo de tu equipo y el tuyo propio. No caigas en la trampa de organizar demasiadas reuniones ineficaces.

Consejos:

1. Asegúrate de que la reunión tiene un buen propósito fijado. Para esto, antes de programarla, pregúntate: "Si anulara la reunión, ¿a quién le importaría además de a mí?"

2. Establece unas reglas a seguir para las reuniones. También puedes enviar a los asistentes una lista de verificación o la agenda previa.

3. Cuando elijas el momento para llevarla a cabo, ponle toda la intención. Intenta respetar los relojes internos de tus empleados.

4. Debes estar abierto a atender cualquier comentario de tus empleados sobre la reunión.

2. Aprender a dar el 'feedback'

Dar la réplica puede llegar a ser bastante terrible para los gerentes. Esto es algo más común de lo que pensamos. De hecho, “Zenger/Folkman, una consultora de desarrollo de liderazgo, encuestó a casi 8.000 gerentes y descubrió que el 44% de ellos pensaba que dar una respuesta negativa a un empleado era estresante y muy difícil”, cuenta Timsit.

Consejos:

1. No esperes más de 24 horas para expresar tus inquietudes a tus empleados. Probablemente las mañanas sean el mejor momento para brindarles a los empleados los comentarios duros.

2. Debes tener en cuenta cualquier situación que tus empleados estén atravesando en sus vidas personales ya que puede hacerlos menos receptivos de lo habitual.

3. “Comienza la conversación pidiendo permiso para continuar. Por ejemplo: ‘¿Te importa si te hago una objeción sobre la reunión con el cliente de ayer?’”, aconseja Timsit

4. Intenta conocer sus reacciones más comunes. Esto te puede servir para saber si realmente te están escuchando.

Saber adaptarse a los cambios
Hay labores que ningún jefe puede saltarse. / Freepik / rawpixel.com

3. Saber transmitir una cultura de equipo positiva

Como hemos hablado en varias ocasiones, la cultura de equipo es muy importante para el buen funcionamiento de la empresa. De hecho, una buena cultura de empresa es la mejor arma para retener a tus mejores empleados. 

Consejos:

1. Comunícate de la manera más clara y abierta posible.

2. Asegúrate de que tus empleados sean reconocidos por su trabajo.

3. Sé claro a la hora de establecer pautas de desempeño.

4. Mantén interesados a los empleados en su trabajo.

5. Comparte tu conocimiento y el de la compañía con los empleados.

6. Postúlate como mentor o maestro e incentiva a tus empleados a apoyarse entre ellos.

4. Reclutar con éxito

Una parte bastante importante porque supone la caza de talentos. Más aún si la empresa está empezando. Por eso, debes estar muy presente en esta parte. Y aunque ya te hemos dado muchos consejos con respecto a como ejeutar las entrevistas y ya sabes que es importante que estés atento al comportameinto del candidato y  sigas unos consejos sobre tu forma de actuar.

Consejos:

1. Sé transparente sobre el rango salarial: no hagas perder el tiempo de los candidatos.

2. Habla sobre la cultura de la empresa y del equipo.

3. “Explica cómo el trabajo que ofreces en particular podría encajar en una trayectoria profesional más amplia dentro de la empresa”, dice Timsit.

4. Sé claro sobre el cronograma de contratación.

5. Gestionar bien tu tiempo¡

Es muy importante saber aprovechar al máximo tu día. La lista de tareas crece y crece conforme el día avanza. Timsit tiene la solución.

Consejos:

1. Organiza tus tareas en orden de importancia para poder establecer prioridades.

2. “Considera bloquear el tiempo para lo que se conoce como "trabajo profundo" -o largos períodos de trabajo sin distracciones- para maximizar la intensidad con la que asumes la tarea”, aconseja Timsit.

3. Enfócate en ti mismo. Eres tu mejor baza de eficiencia. Para sacar el máximo provecho de ti, asegúrate de mantener tu productividad orientada en la dirección correcta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios