Jueves, 21.02.2019 - 18:00 h
Tanto con los clientes como con los compañeros

Cinco sencillos trucos para ser más carismático (y tener éxito) en el trabajo

Escuchar activamente, causar una buena primera impresión o cumplir con las promesas son algunas de las claves para alcanzar el éxito.

carismatico
Escuchar activamente a los demás es una gran forma de ser carismático / Pixabay

Existen personas rodeadas por un halo de carisma, apenas perceptible por los demás, pero que puede llegar a marcar la diferencia en su vida tanto personal como profesional. Aunque ser carismático no es sinónimo de éxito y que un reciente estudio apunta que la gente trabajadora, simpática y generosa no está bien vista en la oficina, lo cierto es que gustar a los demás puede allanarte el camino en numerosas situaciones. Por eso, Andrew Thomas, fundador de Skybell Video Doorbell y experto en estrategia de negocio, ofrece en este artículo de Inc una serie de sencillos trucos para mejorar la imagen personal en el lugar de trabajo y, de paso, aumentar las posibilidades de progresar en tu carrera. A continuación, recogemos algunos de los más importantes.

1. Escuchar activamente

Uno de los principales problemas en un entorno de trabajo es la falta de comunicación: desde en una reunión hasta en una conversación con un superior o un empleado a tu cargo, tratar de imponer tu opinión, interrumpir al otro, juzgar con severidad una postura u ofrecer un lenguaje corporal hostil -como cruzar los brazos o no mirar a tu interlocutor-, suelen conllevar más distancia con tus compañeros de trabajo que otra cosa. Por eso, para acercar posturas lo mejor es escuchar activamente a los demás, anotando si fuera necesario alguna idea o concepto clave. Aunque sigan existiendo diferencias, siempre es más fácil llegar a acuerdos con personas con las que mantienes una relación cordial y que piensan que realmente te preocupas por su opinión o punto de vista.

2. Causar una buena primera impresión

Cuando hablamos de causar una buena primera impresión, normalmente nos referimos a aquellas situaciones en las que conocemos a un posible socio en alguna reunión, pero también a un nuevo compañero en la oficina. Por eso, en ambos casos resulta imprescindible seguir una serie de pasos para comenzar con buen pie esa relación: recordar el nombre de la persona con la que hablas por primera vez, exhibir tu mejor sonrisa, preguntar en lugar de dar por sentada una impresión sobre la otra persona o prestarle toda la atención como muestra de respeto son algunas de las claves. 

3. Cumplir con las promesas

En un entorno laboral, es tan importante cumplir con tus tareas como con las promesas que se hacen, tanto a compañeros de trabajo como a posibles socios de negocios. Una persona que no es capaz de mantener su palabra tiende a perder crédito ante los demás y, especialmente, si su falta de compromiso va acompañada de excusas o mentiras. En este sentido, decir siempre la verdad es el mejor modo de afrontar cualquier situación en la que se incumpla un objetivo, como por ejemplo pasarte del plazo de entrega para un proyecto.

4. No menospreciar a los compañeros

Por otro lado, convertirse en un 'trepa' que trata de progresar en su carrera menospreciando a tus compañeros, no te ayudará nada a granjearte su respeto y admiración. Por eso, criticarles a sus espaldas o llevarse inmerecidamente el mérito por su trabajo son conductas que terminarán por generarte más enemigos que amigos. De hecho, corres el riesgo de aislarte del grupo y que termines siendo tú quien esté en el punto de mira de tu jefe.

5. Ser optimista (pero sin ser utópico)

Por último, una de las características de las personas carismáticas es mostrarse optimista, en lugar de ponerle trabas a cualquier idea o verle siempre el lado negativo a las cosas. Esto no quiere decir que haya que ser utópico o poco realista para conseguir la admiración de los demás; basta con saber reírse de uno mismo, reconocer abiertamente los errores propios -con el propósito firme de aprender y mejorar-, alegrarse del éxito ajeno o agradecer con sinceridad los actos de los demás que sean dignos de elogio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios