Martes, 19.11.2019 - 09:09 h
Tiene poco más de 700 habitantes

La ciudad que te paga 10.000 euros por tener un hijo para frenar la despoblación

La baja tasa de natalidad ha llevado a una localidad finlandesa a iniciar un programa con un cheque-bebé de lo más lucrativo para los padres.

Los mejores consejos para limpiar el chupete de los bebes.
La pueblo que te paga 10.000 euros por tener un hijo para frenar la despoblación. / ISTOCK

El envejecimiento de la población no es un caso aislado de España. Aunque la inmigración sea uno de los mecanismos más efectivos para frenar las bajas tasas de natalidad, la mayoría de los países de la UE y de las sociedades occidentales tienen cada vez más problemas para mantener un sistema que recae mayoritariamente en las personas en edad laboral. Por eso, en todo el mundo hay varias iniciativas para fomentar la natalidad. Y, en Lestijärvi, una localidad finlandesa de poco más de 700 habitantes, han adaptado el famoso cheque-bebé utilizado por varios Gobiernos de todo el planeta (entre ellos, el de José Luis Rodríguez Zapatero) para utilizarlo como reclamo... Aunque la cantidad puede sorprender a más de uno: 10.000 euros por tener un hijo.

La medida, implantada en 2012, tiene que ver con la severa despoblación que ha sufrido Lestijärvi en los últimos años y que, como sucede con los pueblos de la denominada España vacía, ha provocado que muchos de sus vecinos hayan optado por mudarse a la gran ciudad para buscar fortuna. En estos siete años, en el pueblo han nacido 60 niños, una cifra que podría no parecer significativa, pero que representa casi el doble de los partos registrados durante los siete años anteriores a la medida: 38.

Pirámide poblacional por tramos de edad en la UE.
Pirámide poblacional por tramos de edad en la UE. / Nerea de Bilbao

La tasa de natalidad en Finlandia no es de las más bajas de Europa, pero es sustancialmente más baja que hace una década: mientras que en 2018 la media era de 1,4 niños por mujer, en 2008 nacían 1,85 niños por cada ciudadana. Esto significa una reducción de 0,45 puntos o, lo que es lo mismo, del 24,4% en el número de nacimientos registrados en solo 10 años. Por eso, en Finlandia se toman muy en serio la cuestión de rejuvenecer su población.

De hecho, no es la única iniciativa en este sentido en el país, ya que la localidad de Miehikkälä, que cuenta con unos 2.000 habitantes, tiene un plan de incentivos similar, aunque con un sistema de pagos fraccionado: también ofrece 10.000 euros a quienes tenga un hijo, pero en lugar de entregar la cantidad completa de una sola vez, todas las familias con un nuevo miembro reciben 1.000 euros anuales hasta que el niño cumpla 10 años.

En España, al margen del citado cheque-bebé de 2.500 euros de la época de Zapatero (que, por cierto, terminó en 2010 en plena crisis económica), existen varias ayudas que los padres pueden solicitar, aunque no en forma de pago directo, sino como exención fiscal. Por ejemplo, existe una deducción sobre el IRPF de 1.200 euros anuales para familias numerosas, así como un cheque-guardería que permite la deducción de hasta un máximo de 1.000 euros por año por gastos de escolarización de niños entre cero y tres años.

Evolución de la tasa de natalidad en España
Evolución de la tasa de natalidad en España. / Nerea de Bilbao

También existen unos mínimos personales y familiares -la parte de la base liquidable que no se somete a tributación por IRPF- que se aumentan en función de los hijos que se tengan: así, al mínimo personal genérico (de 5.550 euros) se suman otros 2.400 euros por el primer hijo (hasta 7.950 euros), 2.700 euros por el segundo, 4.000 euros por el tercero y 4.500 euros por el cuarto y los sucesivos descendientes. Y, cuando el hijo es menor de tres años, ese mínimo se incrementa en 2.800 euros.

Uno de los objetivos primordiales de estas deducciones es, precisamente, promover la natalidad en nuestro país, especialmente porque desde el franquismo hasta ahora ha caído a la mitad: si en 1974 era de 2,88 hijos por mujer, en 2016 era de 1,33 hijos nacidos por ciudadana. Unas cifras que evidencian el grave problema que tiene Europa con la natalidad, donde las personas mayores de 65 años supondrán el 22,7% de la población en 2025. Para 2050, representarán el 30,3%, según los datos de la ONU.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING