Domingo, 16.12.2018 - 05:15 h
Tras el escándalo de 'Cambridge Analytica'

Un ejército de niños 'hackers' para evitar el fraude electoral de EEUU

El Comité Nacional Demócrata patrocina un concurso para que jóvenes entre 8 y 16 años detecten fallos de seguridad en webs de resultados electorales.

Niños
Niños entre 8 y 16 años competirán en el Def Con de 2018 para detectar fallos de seguridad en webs electorales de EEUU / Flickr/JD Lasica

Cuando el escándalo de Cambridge Analytica y la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 aún planean sobre Donald Trump y la clase política de EEUU, el Partido Demócrata ha tomado la iniciativa y ha decidido prevenir posibles fraudes electorales en el futuro. Tal y como recoge The Washington Post, el Comité Nacional Demócrata -el principal órgano de control del partido- patrocina esta semana una conferencia de 'hackers' en Las Vegas para que jóvenes entre 8 y 16 años demuestren sus habilidades detectando y corrigiendo posibles intrusiones o fallos de seguridad en algunas de las webs en las que se publican los resultados electorales.

Desde 1992, el Def Con, que este año se celebra entre el 9 y el 12 de agosto, es el mayor evento del mundo en el que se dan cita hackers y expertos en IT para compartir experiencias y participar en diversos concursos. Uno de ellos, que cuenta con el patrocinio del Comité Nacional Demócrata, consiste en una serie de réplica de algunas de las webs de las secretarías de Estado en las que se publican los resultados electorales y en las que jóvenes entre 8 y 16 años deben penetrar para detectar posibles fallos de seguridad. El premio a la mejor estrategia defensiva asciende a 2.500 dólares.

La fragilidad de las webs electorales

Según el director de tecnología del Comité Nacional Demócrata Raffi Krikorian, se le ocurrió la idea de patrocinar y participar en el Def Con tras visitar el años pasado un evento llamado Voting Village, en el que los participantes -mayores de edad y experimentados- debían hackear varios modelos de máquinas de votación y encontrar lagunas. “Queríamos averiguar cómo podíamos aprovecharlo y dijimos: 'Enviemos esas lecciones a las secretarías de Estado”, explicaba Krikorian a Wired. De ahí que este año en el Def Con exista un concurso específico para prevenir ataques a las webs en las que se publican los resultados electorales y que, por otra parte, el Voting Village de este año cuente con una competición específica en este sentido.

niños
Microsoft ya ha detectado tres ataques a candidatos del Partido Demócrata de cara a las elecciones de noviembre / Pixabay

Así, involucrar a niños en el concurso ha sido algo más que una simple estrategia para captar la atención del público acerca de la ciberseguridad, según Jake Braun, exmiembro del Departamento de Seguridad Nacional durante la etapa de Barack Obama en la Casa Blanca y uno de los organizadores del evento. La realidad es que las webs electorales tienen lagunas de seguridad tan profundas que ningún hacker experimentado tendría interés en penetrar en ellas: “Los hackers se reirían de nosotros si les pidiéamos hacerlo”, sostiene Brown.

Ataques a webs de partidos políticos

El problema es que la sensación de vulnerabilidad aumenta cada vez más entre la clase política. Es más, según el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, “las luces de alarma están encendidas de nuevo” y teme que abiertamente que haya algún tipo de ataque de cara a las cruciales elecciones del próximo 6 de noviembre -en las que se renuevan los 435 escaños de la Cámara de Representantes de EEUU y 35 de los 100 del Senado-. Microsoft ya ha reportado tres ataques a los demócratas, que están en estrecha comunicación con la compañía de Bill Gates y Google para prevenir posibles ataques futuros a las bases de datos o servicios de email del partido.

Con este panorama, los demócratas, que desde el caso de la participación de Facebook en las elecciones de 2016 y de la filtración de los emails personales de Hillary Clinton durante la campaña se perciben a sí mismos como un objetivo de posibles ataques, han decidido empezar a confiar su ciberseguridad a los mayores expertos del mañana. Y, tal vez, salvar así un sistema electoral sobre el que siempre planea la sombra del fraude.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios