Martes, 31.03.2020 - 05:51 h
¿Merece la pena fichar por una empresa?

Las 10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo para ser contratado

A la hora de afrontar cualquier entrevista personal con un reclutador, no solo debes responder adecuadamente, sino formular algunas cuestiones clave.

La entrevista de trabajo es siempre un momento tenso. / Pexels
Las 10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo para ser contratado. / Pexels

A la hora de afrontar una entrevista de trabajo, la mayoría de los candidatos recurre a una serie de estrategias para impresionar al reclutador: preparar la entrevista, estudiar previamente a la empresa, mostrar tus logros y capacidades, destacar tu aptitud y actitud... En definitiva, tratar de responder lo más adecuadamente posible a las preguntas que se te realicen. Pero el entrevistador no es el único que puede realizar cuestiones; el candidato puede (casi podríamos decir que tiene la obligación de) preguntar durante la reunión.

Por dos motivos, principalmente. Primero, porque, al igual que el entrevistador, no sabes exactamente qué vas a encontrarte al otro lado: las empresas suelen vender una imagen de estabilidad en todos los ámbitos que no siempre se corresponde con la realidad y tienes derecho a saber qué te puede esperar si aceptas una eventual oferta. En segundo lugar, porque de cara al entrevistador es realmente positivo ver a un candidato que se preocupa por los entresijos y la cultura de la compañía antes incluso de incorporarse.

En este sentido, dejar claros ciertos puntos esenciales puede ayudar a ambas partes a tomar la decisión. Por ejemplo, si no existe flexibilidad horaria en la empresa y tus circunstancias personales o familiares (hijos, parientes dependientes, etc.) te exigen disponer de cierta libertad en este sentido, conviene saberlo de antemano. Y a la empresa también, sobre todo porque tal vez su cultura sea la de cumplir un horario fijo, independientemente de las circunstancias del empleado. Por todo ello, hay una serie de preguntas que deberías hacer en una entrevista de trabajo si quieres ser contratado, tal y como resume este post del blog de 'Glassdoor'.

1. ¿Qué es lo mejor del ambiente de trabajo?

Una de las preguntas básicas para conocer mejor a una empresa es cuáles son los puntos fuertes a nivel de ambiente de trabajo. Y realmente suelen ser bastante ilustrativas de lo que puedes esperar. Por ejemplo, si lo que se destaca es el compañerismo imperante, deberías estar alerta, porque puede significar que existe tal distancia entre la cúpula y los empleados que éstos hacen más piña de lo habitual. En cualquier caso, no es una ciencia exacta, así que sigue tu instinto y recuerda tus experiencias previas en este aspecto.

2. ¿Cómo es el ambiente en la empresa?

Sucede algo parecido al punto anterior: no existe una respuesta buena, a no ser que te digan "es desastroso", evidentemente. Pero sí hay algunas señales en la respuesta del reclutador que te pueden servir de pista. Por ejemplo, si lo que se destaca es la transparencia de la empresa ("puedes hablar con el CEO cuando quieras, su puerta siempre está abierta"), suele significar que siempre se valorará tu punto de vista, independientemente de que luego se tenga en cuenta

3. ¿La relación entre departamentos es buena?

La relación interdepartamental es clave en una empresa, especialmente si vas a ser responsable de área o si tu trabajo depende directamente de lo que suceda en otro departamento. Por eso, aquí la clave es que la comunicación sea fluida y, sobre todo, que existan canales adecuados para que no se produzcan retrasos innecesarios que afecten a tu trabajo o tus entregas. Si la respuesta es algo como "todos funcionan de una manera relativamente autónoma", deberías preocuparte.

4. ¿Cómo son las personas con las que trabajaré?

Esta pregunta es clave. Realmente, no se trata de un interés exacerbadamente altruista por tus futuros compañeros de trabajo (a los que ni siquiera conoces), sino que lo que se está preguntando es cómo les va, qué condiciones laborales tienen y qué puedes esperar tú si decides incorporarte a la empresa. Por ejemplo, si la respuesta es "somos un equipo joven, con ganas y motivado", puede sonar muy bien, pero lo puedes interpretar como que la edad puede suponer un problema en el futuro, que no deberías pensar en ese trabajo más que a medio plazo y que las personas con hijos o responsabilidades familiares deberán hacer un esfuerzo para adaptarse, ya que se priman las "ganas" sobre la conciliación laboral. 

5. ¿Qué cualidades se valoran en la empresa?

Pero, aún así, conocer exactamente cuáles serán tus condiciones laborales en una empresa puede resultar complicado. Por eso, una buena forma de saber a qué atenerte es preguntar abiertamente qué se espera de ti. Evidentemente, esperan que produzcas un beneficio final a través de tu trabajo, pero ¿qué más? Palabras como "compromiso" o "entrega" suelen indicar que la flexibilidad horaria no es un punto fuerte de la compañía, así que no esperes salir a tu hora. Por otro lado, cuando te hablan de "iniciativa" o "capacidad resolutiva", puedes suponer que tus ideas serán tenidas en consideración... Aunque luego siempre te pueden demostrar que estabas equivocado.

6. ¿Las personas acostumbran a relacionarse?

Otra de las preguntas que te pueden ayudar a entender mejor la cultura de la empresa es qué tipo de relación hay entre los trabajadores. Puede parecer baladí, pero no lo es. Por ejemplo, si se destaca que los viernes se suele hacer algún evento específico (tomar unas cañas después del trabajo, un campeonato de mus durante la comida, etc.) o que hay zonas recreativas dentro de las instalaciones (sala de juegos, billar, ping pong...), puede ser una señal inequívoca de que la empresa potencia la relación interpersonal, más allá de la profesional.

7. ¿Cuál es el valor principal de la empresa?

Para profundizar en la cultura de la empresa, debe haber ciertos valores compartidos. Normalmente, no los conoces hasta que no llevas un tiempo trabajando en ella, pero es posible que te puedas hacer una idea durante la entrevista de trabajo... Especialmente si preguntas abiertamente. Por ejemplo, si lo que buscas es un trabajo en el que puedas tener libertad horaria, puede que te guste escuchar que el principal valor de una empresa es la "conciliación".

8. ¿Cómo funciona la toma de decisiones en la empresa?

El proceso de toma de decisiones dentro de una empresa puede darte una idea de si lo que buscan es un perfil más participativo en un ambiente democrático, o bien un perfil más ejecutor en un ambiente menos abierto al debate. Por eso, si te dicen que hay reuniones interdepartamentales frecuentes o, incluso, de toda la empresa (CEO incluido), puede ser una señal de que el estilo de toma de decisiones es más democrático. Si vas a ser jefe de área, de ti depende saber si ese estilo encaja con tu forma de ser.

9. ¿Cuáles son los canales de comunicación?

Una empresa en la que hay reuniones presenciales frecuentes suele valorar más tu capacidad de explicar y las presentaciones visuales que, tal vez, los resultados en sí. Sin embargo, una compañía en la que todo se comunica por e-mail suele presentar un defecto comunicativo de base, ya que siempre es más complejo explicar todo lo que quieres decir en un correo electrónico que en persona. Por eso, una combinación de ambas (o alternativas como las microrreuniones de cinco minutos) pueden ayudarte a saber qué puedes esperar de la empresa y cómo encajarás.

10. ¿Cómo es un día típico en la empresa?

Con esta pregunta, en esencia, tratas de averiguar dos cosas: cómo es el ritmo de trabajo y cuáles son los horarios estándares. Así, por ejemplo, si existe un pico de trabajo a una hora concreta que hace necesario que todo el personal esté disponible y tú habías pensado aprovechar ese tiempo para comer, buscar a tus hijos en el colegio, etc., tal vez deberías replantearte aceptar el puesto de trabajo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING