Lunes, 20.05.2019 - 15:18 h
Según un estudio

La manera de mejorar la predicción de los eventos geopolíticos, según un estudio

La precisión en las encuestas a participantes en los mercados de precisión podría ser la respuesta a un nuevo y depurado sistema de predicción.

La libra y el Brexit
La libra y el Brexit / Pixabay

La prognosis, los pronósticos, las predicciones tienen la capacidad de cambiar diametralmente nuestras vidas. Desde los inicios de nuestros tiempos hemos querido adelantarnos al futuro. Ser expertos en videncia. Adelantarnos a las sorpresas del futuro. Con tal necesidad y tanto entusiasmo que la predicción se ha llegado a convertir en un sistema de suerte para acaudalar a los afortunados acertantes.

Hablamos del sistema de loterías y apuestas. Un sistema que ha pasado a la web  y que en los últimos días está dando mucho que hablar. Pero la cosa va más allá. Morimos por saber qué es lo que pasará en el futuro, el nuestro propio y el de los eventos más destacados de nuestro entorno más cercano y de los eventos mundiales más relevantes. Hacemos apuestas sobre los resultados de las elecciones locales, autonómicas y nacionales como si fueran quinielas. Incluso en referéndums de calado internacional como el propio Brexit.

En estas predicciones se basan los mercados de predicción. Estos mercados de predicción existentes todavía son bastante limitados. ¿Y si podemos encontrar un mejor sistema para la previsión? Esa es la pregunta que se instaura en el centro de un nuevo estudio  que compara los mercados de predicción con algunos otros enfoques para estimar la probabilidad de los grandes eventos geopolíticos. Estudio que analiza Kelsey Piper en un artículo para Vox.

El nuevo estudio para las previsiones

Jason Dana, Pavel Atanasov, Philip Tetlock y Barbara Mellers son los expertos encargados de llevar a cabo este nuevo estudio y de publicarlo en Judgment and Decision Making. Pero, ¿en qué consiste exactamente el estudio? Analiza si se necesita un mercado de predicción para obtener estimaciones altamente precisas de probabilidad de los grandes eventos geopolíticos. Y para esto, los expertos se presentaron en el torneo de Estimación de Contingencia Agregada donde cada equipo compite por su precisión en las tareas de predicción y estimación. Los investigadores hicieron un seguimiento a los participantes que hacían las apuestas: "Cada vez que los participantes querían hacer un pedido [para una apuesta], primero se les pedía que informaran sobre sus creencias de que un evento ocurriría en una escala de probabilidad de 0 a 100".

También tomaron en cuenta el historial del contribuyente y su opinión más reciente. Es decir, que en el estudio y en el proceso de predicción entraban en juego factores como el dinero, la opinión y el historial personal.

El historial personal como giro de precisión

Como resultado y conclusión, el estudio sacó en claro que “si bien los mercados de predicción funcionan bastante bien, en realidad se puede obtener la mayoría de los beneficios solo por encuestar a las personas, si se es cuidadoso acerca de cómo agregar sus respuestas”, apunta Piper.

Así que el sistema que más se acerca y depura el resultado de los mercados de previsión sería “una combinación de precios y autoinformes", lo que significa que las creencias de las personas sobre las probabilidades contienen información importante que no estaban siendo captadas únicamente con las apuestas.

De hecho, el estudio va más allá. “El estudio sugiere que podría haber otras formas de aprovechar los beneficios de predicción de las políticas de los mercados de apuestas sin, bueno, las apuestas”, cuenta Piper. Si eso es cierto, supondría una gran victoria: muchas de las barreras legales y logísticas para los mercados de predicción desaparecerían si los agentes de predicción que no involucran apuestas de dinero en su proceso, pueden lograr lo mismo.

Ahora en Portada 

Comentarios