Domingo, 19.08.2018 - 23:39 h
Nec Otium

Microsoft en 1978: ahora son todos millonarios, menos las mujeres

Las historias de las primeras mujeres que trabajaron en la empresa dan buena cuenta del papel que se relegaba a estas en las compañías de la época

El 'staff' de Microsoft de 1978 / Microsoft
El 'staff' de Microsoft de 1978 / Microsoft

En 1978, Bob Greenberg, uno de los primeros empleados de Microsoft, ganó un retrato gratuito en un concurso de una radio local. Invitó a los compañeros de su empresa a hacerse una foto: el único documento que se conserva de los primeros trabajadores de la compañía.

En la foto aparecen once personas, aunque faltaba la decimosegunda trabajadora, Miriam Lubow, que sí aparece en la recreación de la foto que Bill Gates organizó en 2008 –poco antes de que Lubow falleciera– con motivo de su retirada de las labores cotidianas en la compañía.

Los trabajadores de Microsoft en 1978 fotografiados en 2008 / Microsoft
Los trabajadores de Microsoft en 1978 fotografiados en 2008 / Microsoft

Lubow, conocida como la “abuela de Microsoft” (en el centro de la foto), fue contratada como secretaria en 1977. Nacida en Italia, llegó a EEUU en 1940, huyendo del Holocausto. Tras volver a Europa y aprender cinco idiomas, acabó en Alburquerque (donde Microsoft tuvo su primera sede) y fue contratada en la compañía tras responder a un anuncio en el que se buscaba una “Girl Friday”, en el argot estadounidense una “chica para todo”.

Y a eso se dedicó. “Hice casi de todo”, explicó Lubow con motivo de la reunión de antiguos empleados de Microsoft. “Hacer recados, cuidar la oficina, dar de comer a Bill. Nunca comía, así que, como madre, pensaba que no era bueno. Le ofrecía traerle hamburguesas todos los días. Era su dieta”.

Aunque Lubow estuvo trabajando en la compañía durante diez años, a diferencia de la mayoría de sus compañeros, nunca llegó a ser millonaria. Y fue por culpa de su marido, que no creía en los ordenadores y decidió vender las acciones de su mujer en la compañía.

Cuando el machismo era ley

Las historias de las dos mujeres que aparecen en la foto original también dan buena cuenta del papel que se relegaba a estas en las empresas de la época. Incluso en las pretendidamente hippies como Microsoft.

María Wood, antes y después / Microsoft
María Wood, antes y después / Microsoft

Maria Wood era contable de Microsoft y estaba casada con otro de los empleados de la imagen. Se fue de la compañía solo dos años después, demandando a Microsoft por discriminación sexual. La empresa llegó a un acuerdo con ella. Después de esto, desapareció de la vida pública, se dedicó a criar a sus hijos y a labores de voluntariado.

Andrea Lewis, antes y después / Microsoft
Andrea Lewis, antes y después / Microsoft

Andrea Lewis era la única empleada de la compañía originaria de Alburquerque. Era escritora técnica: redactaba los manuales que explicaban el manejo del software de Microsoft. Dejó la compañía en 1983 y empezó a trabajar como periodista freelance y escritora de ficción. Es copropietaria de la Richard Hugo House, un centro literario de Seattle consagrado al poeta del mismo nombre. La única información sobre su persona que hay en internet es relativa a que aparece en esta foto.

Los hombres, millonarios

Exceptuando a Bob Wallace, uno de los empleados de Microsoft que, tras dejar la empresa, se dedicó a investigar con drogas psicodélicas y murió por una neumonía en 2002, el resto de los hombres que aparecen en la foto tienen hoy inmensas fortunas.

Bill Gates, antes y después / MIcrosoft
Bill Gates, antes y después / MIcrosoft

Todo el mundo conoce a Bill Gates, fundador de la compañía y uno de los hombres más ricos del mundo, que hoy dedica su tiempo a labores filantrópicas.

Paul Allen, antes y después / Microsoft
Paul Allen, antes y después / Microsoft

Tras Gates, Paul Allen es la persona más conocida de la fotografía. Cofundador de la empresa, es la 42ª persona más rica del mundo según Forbes. Es dueño de un equipo de la NBA y otro de la NFL, y tiene uno de los yates más grandes del mundo.

Bob Orear, antes y después / MIcrosoft
Bob O'Rear, antes y después / MIcrosoft

Bob O’Rear fue uno de los primeros empleados de Microsoft, empresa a la que llegó como matemático jefe tras haber trabajado en el Control de la Misión de la NASA durante la misión Apolo 11, cuando el hombre piso por primera vez la luna. Fue responsable de reprogramar DOS para que funcionara en los PC de IBM. En 1993 dejó la empresa, se fue a su Texas natal y desde entonces se dedica a la cría de ganado.

Bob Greenberg, antes y después / Microsoft
Bob Greenberg, antes y después / Microsoft

El tipo que ganó el concurso por el que existe esta foto, Bob Greenberg, fue uno de los desarrolladores de BASIC. Dejó Microsoft en 1981 para dedicarse a la compañía familiar, Coleco, y diseñó unas muñecas que se convirtieron en un éxito masivo. Lo último que se sabe de él es que estuvo trabajando en un software para campos de golf, pero es seguro que no acabó en la indigencia.

Marc McDonald, antes y después / Microsoft
Marc McDonald, antes y después / Microsoft

Marc McDonald fue el primer asalariado de Microsoft. Dejó la compañía en 1984 porque le parecía que había crecido demasiado y se fue a una empresa de Paul Allen, Asymetrix. De allí pasó a Design Intelligence, una compañía que Microsoft adquirió en 2000, por lo que volvió a trabajar en la empresa de la que se había marchado. En 2011 se fue de nuevo para trabajar en la startup PaperG.

Gordon Letwin, antes y después / Microsoft
Gordon Letwin, antes y después / Microsoft

El segundo trabajador que más duró en la compañía tras Gates, Gordon Letwin, se marchó de la empresa en 1993, quizás porque ya había ganado lo suficiente. Hoy en día es millonario y vive de las rentas en un rancho en Arizona, desde el que dirige la organización benéfica ambiental Wilburforce Foundation.

Steve Wood, antes y después / Microsoft
Steve Wood, antes y después / Microsoft

Por último, Steve Wood, marido de Maria Wood –la mujer que había denunciado a Microsoft por discriminación sexual– continuó trabajando en la empresa hasta 1980, pese al pleito que mantenía su esposa, y volvió a coincidir con Paul Allen años después. Fundo Wireless Services Corp, una startup todavía activa que brinda servicios a operadores de telefonía móvil. Es un emprendedor en serie. Actualmente posee una firma de consultoría de software llamada Airnote y trabaja como bombero voluntario.

Microsoft en 1978: ahora son todos millonarios, menos las mujeres

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios