Su participación es del 29,346%

Amber se queda al borde de la opa por Prisa tras la salida del fondo israelí Adar

El fondo fundado por Joseph Oughourlian ha realizado este mes la compra de 13 millones de títulos de Prisa tras liquidar su posición Adar Capital. 

Joseph Oughourlian, gestor de Amber Capital
Joseph Oughourlian, gestor de Amber Capital

Cambios en el capital de Prisa que pueden derivar en un movimiento corporativo. El fondo israelí Adar Capital, primer accionista de Neinor Homes con un 28,676% del capital, ha decidido hacer las maletas en el grupo de comunicación y, tras cuatro notificaciones a la CNMV esta semana, liquida el 7,362% del capital que tenía en su poder. Por su parte, el fondo Amber Capital se sitúa a las puertas de la opa al ascender su participación al 29,346%, ligeramente por debajo del 30% que obliga a lanzar una oferta de compra. 

La venta de la participación de Adar Capital, propiedad del financiero argentino-israelí Zev Marynberg se ha realizado en cuatro movimientos. El 13 de marzo comunicaba que su peso en el capital de Prisa bajaba del 7,362% al 6,685%, por lo que se situaba por debajo del umbral del 7% del total de acciones. Dos días más tarde, el 15 de marzo, perforaba al 6% al situarse en el 5,431% mientras que el 20 de marzo se situaba, de tacada, por debajo del 5% y 4% al caer hasta el 3,641%. Finalmente, el 21 de marzo era el día en el que vendía dicho porcentaje y lo dejaba en cero. 

La venta de todo su paquete de acciones, que ascendía hasta el 7,362% del capital, estaría valorada en cerca de 70 millones de euros. No obstante, el comprador de esta participación sería, en parte, Amber Capital. El fondo gestionado por Joseph Oughourlian notificaba al supervisor español el 20 y 25 de marzo que había realizado dos operaciones de compra, una de 10 millones de títulos (la última) y otra de tres millones. 

Con estas operaciones, la participación de Amber Capital se sitúa a las puertas de la obligación de lanzar una opa por el grupo de comunicación fundado por Jesús de Polanco. Su peso en el capital de Prisa ha aumentado desde el 27,029% hasta el 29,346% del total de acciones, solo durante marzo y se queda menos de un punto porcentual por debajo del 30% exigido para la oferta de compra. 

Estos movimientos se producen semanas después de que Prisa comprara el 25% de Santillana que no poseía. El grupo de comunicación había anunciado que, para acometer dicha compra, ampliará capital con derecho de suscripción preferente por importe de 200 millones de euros, con el Banco Santander asegurando dicha operación. 

La compañía anunciaba que con esta operación reforzaba su estrategia al controlar la totalidad de Santillana, un activo "clave" para su desarrollo y que suponía un potencial incremento de valor para sus accionistas y una mejora "sustancial" de la generación de caja. 

Tras esta compra, y tras la necesaria inyección de fondos, Prisa se aproximaría a la cifra de 60 ampliaciones de capital y, por consiguiente, emisión de nuevas acciones desde 2007. ¿El objetivo? Poner fin a uno de sus problemas históricos, la deuda, que llegaba a sobrepasar la cifra de 5.000 millones de euros. Además, conseguía fondos con los que desarrollar su actividad con total normalidad.

El grupo de comunicación español también se está viendo envuelto en otros movimientos corporativos. Prisa cuenta con una participación en 'Le Monde' que tiene a la venta y que podría encontrar comprador ya que el magnate checo de la energía, Daniel Kretinsky, quiere hacerse con el control del rotativo francés. De hecho, a finales de octubre compraba el 49% de la participación del millonario francés Matthieu Pigasse.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios