De 'mantener' a 'sobreponderar'

La ambiciosa hoja de ruta de Bankia gusta a Renta 4 y mejora su recomendación

La privatización pendiente de realizar por el Gobierno es el gran elemento que actúa como freno en bolsa, aunque "gran parte ya está recogido". 

Goirigolzarri confía en que Bankia pueda pagar dividendo en 2015 para seguir devolviendo ayudas
Goirigolzarri, presidente de Bankia. 

A Renta 4 le gusta el nuevo 'Plan Estratégico 2018-2020' de Bankia ya que lo califica de ambicioso pero no imposible. Nuria Álvarez, analista del banco de inversión, ha destacado que "el nuevo plan presentado por la entidad recoge una mejora anual del 8% en el margen de intereses durante el periodo (frente al 4% previsto por Renta 4) apoyado por la recuperación del euribor y el crecimiento en volúmenes".

Aun así, el riesgo principal de cara al cumplimiento de dicho objetivo estaría en la evolución del euribor. "Las hipótesis asumidas para dicho indicador las consideramos optimistas. Será necesario que la normalización de la política monetaria por parte del BCE se traslade a euribor y TIRes para que aporten credibilidad a los objetivos del plan estratégico en margen de intereses, actuando como catalizador".

La entidad ha anunciado una mejora de la retribución al accionista que consistirá en el abono de un dividendo en efectivo con un pay out (porcentaje del beneficio que se destina al pago de dividendos) entre el 45% y el 50% (frente al 41,7% en 2017) y el pago de un dividendo extraordinario proveniente del exceso de capital generado por encima de un CET 1 "fully loaded" del 12%. Una retribución que según Bankia será superior a los 2.500 millones de euros en el periodo 2018-20 y que supone una rentabilidad por dividendo implícita del 7% (4% de media en el sector). "Una mejora que no obstante consideramos ya estaría descontada", según señala Nuria Álvarez. 

El proceso de privatización pendiente de realizar por parte del Gobierno (61,03% del capital) es el principal elemento que podría actuar como freno a la cotización en bolsa, aunque "entendemos que gran parte ya está recogido en precio". Tras la venta en 2014 y 2017 de dos paquetes de acciones (7,5% y 7%) con descuentos del 4% y 3% respectivamente, en el entorno actual "consideramos que existe una mayor probabilidad de que sucesivas desinversiones también se hagan con descuento aunque sea moderado". Una nueva prórroga actuaría como catalizador para el valor.

El banco de inversión, por tanto, se muestra optimista con Bankia. Por ello, ha mejorado su recomendación de 'mantener' a 'sobreponderar' y le fija un precio objetivo de 4,16 euros por acción, lo que le otorgaría un potencial a doce meses del 12%. Además, su atractiva política de dividendos "tiene potencial de mejora en caso de cumplirse el plan estratégico y capacidad histórica demostrada de cumplimiento en anteriores planes". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING