Cotiza en mínimos de 2014

Atlantia se hunde en bolsa tras la guerra con el Gobierno por la tragedia en Génova

La compañía italiana arrastra a su aliada ACS en la opa por Abertis. La compañía presidida por Florentino Pérez cae en torno a un 5%. 

Derrumbe del puente Morandi en Génova
Derrumbe del puente Morandi en Génova / EFE

Atlantia ha vuelto a cotizar en el parqué este jueves y lo ha hecho con fuertes caídas. La italiana lidera la caída de la bolsa italiana al caer menos de un 20% y situarse su precio en los 19,07 euros por acción, su nivel más bajo desde mediados de 2014. La compañía, que se encuentra en plena opa conjunta con ACS por Abertis, ya vale menos de 16.000 millones de euros en el parqué, y ha arrastrado a la empresa de Florentino Pérez que sufre un castigo del 2%

El motivo de la fuerte caída obedece a que el coloso de las infraestructuras italianas, a través de la compañía Autostrade, se encargaba del mantenimiento del viaducto que se desplomaba el pasado 14 de agosto y que causaba, de momento, al menos 39 muertos y pone, como es lógico, en riesgo un contrato de 4.300 millones de euros para llevar a cabo la construcción de un conjunto de túneles en Génova. 

La compañía, suspendida de cotización tras el descenso, volvía a cotizar este jueves y se desplomaba en el parqué tras anunciar el miércoles el Gobierno italiano que iniciaba el trámite para retirar la concesión a Autostrade, filial de Atlantia. El Ejecutivo ha acusado directamente a la empresa Autostrade per l'Italia, responsable del mantenimiento del puente Morandi, que se vino abajo este martes en Génova, dejando al menos 38 víctimas mortales.

El ministro de Transportes, Danilo Toninelli, ha anunciado que ha activado "los procedimientos para la eventual revocación de las concesiones, y para comenzar multas de hasta 150 millones de euros". En los mismos términos se ha pronunciado el viceprimer ministro, Matteo Salvini. "La revocación de las concesiones es lo mínimo que se puede esperar tras lo sucedido", ha declarado.

El fuerte desplome bursátil era algo esperado. De hecho, Atlantia había advertido este jueves de que el anuncio del Gobierno de abrir un procedimiento para la revocación de las concesiones tras el desplome del viaducto en Génova (noroeste) tendría consecuencias para los accionistas. Dicho y hecho, visto el castigo del 25% en la bolsa italiana. 

La empresa lamentaba en su comunicado que el inicio del procedimiento para revocar la concesión a Autostrade per l'Italia se hubiera efectuado sin una previa argumentación específica y en ausencia de comprobación de las causas efectivas de lo sucedido.

El también viceprimer ministro y líder del M5S, Luigi di Maio, ha defendido que el derrumbe "se podía evitar" puesto que "no se realizó el mantenimiento". "Los responsables tienen nombre y apellido y son Autostrade per l'Italia", indicó Di Maio, añadiendo que si esta no realizó el mantenimiento "hay que retirar las concesiones y pagar multas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios