"Relajación de las tensiones comerciales"

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos en el 0,75% a 24 horas del 'Brexit oficial'

La autoridad monetaria señala que el crecimiento se ha estabilizado y la confianza empresarial se esá recuperando tras tregua en la guerra comercial.

Boris Johnson elige a Andrew Bailey para relevar a Carney en el Banco de Inglaterra
 Andrew Bailey, futuro gobernador en el Banco de Inglaterra / FCA

Sin cambios, pero algo más optimista. El Banco de Inglaterra ha mantenido los tipos de interés en el 0,75% y su programa de compra de activos financieros en 10.000 millones de libras al mes con  un stock de reservas objetivo de 435.000 millones. Es la última decisión antes de que se ejecute el Brexit o la desconexión de la UE a partir de este viernes.

"Nuestro Comité de Política Monetaria ha votado por una mayoría de 7-2 para mantener los tipos en el 0,75%. El comité también votó por unanimidad para mantener el nivel de compras de bonos corporativos y compras de bonos del gobierno del Reino Unido", señala en su informe el banco que preside Mark Carney, que será relevado por Andrew Bailey el 16 de marzo, se muestra algo más optimista con la economía aunque sigue advirtiendo sobre la debilidad de la inflación.

Más que por el Brexit o la guerra comercial, el banco central se muestra preocupado por la evolución a la baja de la inflación, que considera una consecuencia del exceso de producción. La autoridad monetaria recuerda que el crecimiento del PIB del Reino Unido se desaceleró el año pasado, aunque prevé que "aumente un poco a principios de 2020".

"Los indicadores más recientes sugieren que el crecimiento global se ha estabilizado, lo que refleja la relajación parcial de las tensiones comerciales y la relajación significativa de la política monetaria por parte de muchos bancos centrales durante el año pasado. La confianza empresarial global y otros indicadores de manufactura  se han recuperado", explica la autoridad monetaria en su comunicado.

"Se espera que la producción se mantenga estable en el cuarto trimestre de 2019. El crecimiento de los salarios regular se ha reducido a alrededor del 3,5%, aunque los costos laborales unitarios han continuado creciendo a tasas superiores a las compatibles con el objetivo de inflación en el mediano plazo. La inflación del IPC cayó al 1.3% en diciembre, la inflación subyacente del IPC disminuyó al 1.4%, y la inflación de los servicios básicos está por debajo de su rango consistente de objetivos", recuerda.

En su informe, el banco central señala que la tasa de desempleo se ha mantenido baja y estable, y el crecimiento del empleo se ha recuperado. "Tras su reevaluación anual de las condiciones del lado de la oferta, el Comité juzga que ha habido un margen algo mayor de capacidad disponible en la economía en los últimos años, que ha estado ejerciendo una presión a la baja sobre la inflación generada en el país", justifica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING