Por sorpresa

El Banco de Inglaterra rebaja los tipos medio punto para atajar el coronavirus

Libera a la banca del colchón anticíclico para que presten 190.000 millones a hogares y empresas y les obliga a no subir ni dividendo ni retribuciones

Mark J Carney
Mark J Carney, gobernador del Banco de Inglaterra / BANCO DE CANADÁ - Archivo

El Banco de Inglaterra (BoE) se suma a la Reserva Federal de Estados Unidos y a otros grandes bancos centrales del mundo y ha aprobado por sorpresa una rebaja de tipos en medio punto para tratar de contrarrestar los efectos del coronavirus sobre la economía. El emisor deja así el precio del dinero en el 0,25% en Reino Unido, en lo que supone su primer movimiento a la baja de los tipos oficiales desde agosto de 2016 y el primero fuera de agenda desde la crisis financiera de 2008. Además y para promover que el crédito fluya a la economía real, el Banco de Inglaterra libera a los bancos del colchón anticíclico (tasa 0%) para que presten 190.000 millones de libras a familias y empresas, es decir, trece veces los prestamos netos concedidos en 2019.

"Para respaldar aún más la capacidad de los bancos de suministrar el crédito necesario para salvar un período potencialmente difícil, el Comité de Política Financiera (FPC) ha reducido la tasa de amortiguación de capital anticíclica del Reino Unido al 0% de las exposiciones de los bancos a los prestatarios del Reino Unido con efecto inmediato. La tasa había sido del 1% y debía alcanzar el 2% en diciembre de 2020", sostiene el BoE. Además, la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA), encargado de la supervisión a las entidades y grandes empresas de inversión, ha establecido que los bancos no deben aumentar los dividendos u otras distribuciones, como bonos, en respuesta a estas acciones políticas.

"Los principales bancos del Reino Unido pueden resistir severas interrupciones del mercado. Poseen un billón de libras de activos líquidos de alta calidad, lo que les permite cumplir con sus obligaciones de vencimiento durante muchos meses", puntualiza. Al margen de estas medidas, la entidad anuncia que mantendrá la compra de bonos soberanos de Reino Unido en 435.000 millones de libras (494.062 millones de euros) y la de deuda privada en 10.000 millones de libras (11.357 millones de euros).

Además, anuncia un plan de financiación a cuatro años dirigido sobre todo a las pymes. Esta decisión deja prácticamente solo al Banco Central Europeo (BCE), que de momento es el único entre los grandes organismos monetarios que no ha anunciado ningún tipo de medida de choque contra el Covid-19 antes de su reunión de mañana.

El BoE pone de manifiesto en su comunicación cómo tras la propagación del brote, los precios de los activos de riesgo han caído bruscamente, y los rendimientos de los bonos estatales han alcanzado mínimos históricos, "lo que es consistente con un marcado deterioro en el apetito por el riesgo y en las perspectivas de crecimiento global y del Reino Unido". A esto se suma, tal y como remarca la entidad, el hecho de que los indicadores de incertidumbre del mercado financiero hayan alcanzado "niveles extremos".

La actividad se debilitará

"Aunque la magnitud del shock económico de Covid-19 es altamente incierta, es probable que la actividad se debilite materialmente en el Reino Unido en los próximos meses. Las interrupciones temporales, pero significativas, de las cadenas de suministro y una actividad más débil podrían desafiar los flujos de efectivo y aumentar la demanda de crédito a corto plazo de los hogares y  empresas. Es probable que estos problemas sean más graves para las pequeñas empresas. Este shock económico afectará tanto la demanda como la oferta en la economía", sostiene la entidad dirigida aún por el canadiense Mark Carney.

En un comunicado hecho público esta mañana -varios días antes de su reunión formal del mes de marzo, que iba a celebrarse el próximo día 26- el organismo ha anunciado además un paquete de medidas para hacer frente al impacto de la neumonía. "El papel del Banco de Inglaterra es ayudar a las empresas y los hogares del Reino Unido a gestionar a través de un shock económico que podría resultar agudo y profundo, pero que debería ser temporal", apunta la entidad en su comunicado. El plan en cuestión incluye "medidas para ayudar a las empresas y hogares del Reino Unido a superar la interrupción económica que probablemente esté asociada con el Covid-19", añade. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING