Tiene 17 millones de caja

Lighthouse prevé que Amper crezca aún más y continúe con la política de compras

David López, analista de la firma, destaca que el salto en tamaño "es hiperdependiente" gracias a su crecimiento inorgánico. 

Amper
Amper ha presentado buenos resultados. 

Lighthouse, firma de análisis fundamental independiente que realiza cobertura de compañías no seguidas por los bancos de inversión, ha bendecido (nuevamente) a Amper. A comienzos de abril destacaban que el duro proceso de reestructuración estaba mostrando ya evidencias de una clara 'inflexión' operativa al señalar que "la deuda ya no es un problema y los negocios tradicionales se encuentran recuperados y con crecimientos a nivel ebitda de doble dígito", por lo que el reto era materializar el crecimiento no orgánico. 

Un mes después, y tras rendir cuentas, parece que ha materializado dicho crecimiento inorgánico ya que el salto en tamaño "es hiperdependiente" de esta vía. David López, analista de Lighthouse, ha destacado que "las adquisiciones de Rubricall e Ingenio (a finales de 2018) habrían producido un impacto de 0,2 millones de euros en el ebitda del primer trimestre de 2019. Además, en abril-mayo se han anunciado las adquisiciones de Iberwave Ingeniería, Sensing and Control Systems, Wireless Watts y Signal Inteligence con un impacto esperado por la compañía en ebitda de seis millones de euros para 2019 que aún no incluimos en nuestras estimaciones. 

De hecho, Amper podría seguir con las compras para poder crecer (más) ya que tiene una caja neta por valor de 17 millones de euros, tras cobrar el importe pendiente por la transacción de los negocios de Pacífico Sur (44,4 millones de euros) y la amortización del crédito sindicado (12,9 millones en 2018). No obstante, el acceso a nueva financiación está destinada íntegramente a cubrir el crecimiento orgánico. 

La evolución de las cuentas también ha sido positiva ya que los ingresos en el primer trimestre se han disparado un 46,4%, hasta los 41,4 millones, apoyados en el crecimiento orgánico de todas las líneas de negocio, sobre todo en el sector tecnológico frente al negocio industrial, lo que "confirma la tendencia en el cambio de mix hacia un mayor peso de los negocios tecnológicos (de mayor margen)". 

La empresa ha vuelto a ser rentable. Amper obtenía un beneficio neto de 3,6 millones y dejaba atrás las pérdidas de 0,6 millones registradas en el primer trimestre de 2018. En esta buena marcha juega un papel relevante el crecimiento del beneficio operativo en los negocios recurrentes y la amortización total del crédito sindicado en enero 2019. 

Esta buena marcha de sus resultados se ha trasladado (en parte) a su evolución en el Mercado Continuo. Amper sube cerca de un 10% en 2019 y el precio de sus acciones se sitúa en los 0,26 euros por título. No obstante, ha perdido fuelle respecto al primer mes del año ya que llegaba a alcanzar la cota de los 0,30 euros. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios