Caída del 5,3%

Mediaset se hunde en su vuelta al Ibex al detallarse la fusión con su filial italiana

El grupo de comunicación más grande de Italia y España vive con luces y sombras los planes de fusión de la compañía.

Berlusconi ha vuelto a la primera línea política en Italia.
Nuevo pulso de Berlusconi a Vivendi en Mediaset

Los títulos de Mediaset España se hundieron más del 5,3% en su vuelta al parqué hasta los 6,54 euros, tras haber levantado la Comisión Nacional de Valores (CNMV) su suspensión media hora antes del arranque de la sesión europea. Por ello pierde buena parte de lo logrado el pasado viernes el rally previo a esa suspensión (+8,68%). Su filial italiana, sin embargo, se disparó un 4,2% en el Mib de Milán, hasta los 2,81 euros. El grupo de medios ha confirmado que fusionará sus dos negocios bajo un paraguas holandés (Mediafor Europe NV) con el objetivo de crear un gigante valorado en unos 5.000 millones de euros con el que plantar cara a plataformas como la norteamericana Netflix.

Esta operación le permitirá obtener ventajas fiscales, agilidad regulatoria y concentrar en una sola compañía los 19 canales de televisión que tiene en España e Italia (Canale 5, Italia 1, Telecinco y Cuatro, entre ellos). También lanzar sus plataformas OTT para todo el mundo desde la jurisdicción holandesa como su competidor Netflix.

Desde una "perspectiva estratégica, operativa e industrial, la operación está dirigida a la creación de un grupo de medios y de entretenimiento paneuropeo, con una posición de liderazgo en sus mercados domésticos y una dimensión superior para competir, y potencial para expandirse a otros países concretos en Europa", apunta Juan J. Fernández-Figares, responsable de análisis de Link Securities.

Según la propia empresa, el objetivo de la operación es reorganizar la actual estructura en un holding con sede en Holanda (y fiscal en Italia), ganar dimensión para “competir en pie de igualdad en un sector dominado por empresas globales” y generar ahorros por valor de 800 millones hasta 2023.

La operación se llevará a cabo mediante un canje de títulos por el que los accionistas de Mediaset Spa recibirán una acción de MediaforEurope (MFE) por cada una de sus acciones, mientras que los de Mediaset España recibirán 2,33 acciones de la nueva empresa holandesa MFE por cada uno de los títulos que tengan. La empresa se evita evita lanzar una opa, aunque sí habrá ‘miniopa’ por un máximo de 180 millones de euros para los accionistas de Mediaset Italia Spa y Mediaset España que estén en contra y decidan ejercer su “derecho de separación”. 

El próximo 4 de septiembre las dos filiales someterán esta operación a una junta de accionistas extraordinaria. El grupo prevé además culminar la fusión a lo largo del último trimestre del año. Una vez se haga efectiva, MFE abonará un dividendo de 100 millones de euros a sus accionistas. El futuro gigante de la televisión europea tendrá un accionariado proforma formado por Fininvest, sociedad de la familia Berlusconi, con el 35,43% del capital social de MFE, Simon Fiduciaria, holding vinculado a Vicen Bolloré, dueño de Vivendi, con el 15,3%, mientras que la propia Vivendi controlaría el 7,71% de MediaforEurope.

Precisamente la batalla accionarial entre los Berlusconi y los Vivendi toma forma en esta operación, puesto que los Berlusconi recurren a las 'acciones de lealtad' para blindarse en la futura Mediaset,  de modo que el poder de voto de cada uno de los accionistas dependerá de la medida en que estos "participen en la estructura de voto de lealtad de MEF", señaló la empresa en su comunicado a la CNMV.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios