Miércoles, 20.11.2019 - 05:19 h
Tras salir a bolsa las 'burgers' veganas

Otra victoria de la NBA en Wall Street: la ortodoncia invisible de Draymond Green

El jugador de Golden State Warriors es uno de sus grandes embajadores ya que, encima, invirtió antes de que la compañía saltara a bolsa. 

Draymond Green y Smile Direct
Draymond Green invirtió y 'apadrinó' a Smile Direct

Beyond Meat, la empresa de 'burgers' veganas apadrinadas por estrellas de la NBA ha sido, sin lugar a dudas, una de las OPVs más exitosas en Wall Street. Estrellas a nivel mundial como Chris Paul, Kyrie Irving o Javale Mcgee, que ha sido dos veces campeón del 'anillo', son algunos de sus padrinos más ilustres. La salida a bolsa levantó una gran expectación y su marcha no ha defraudado a los inversores que optaron por acudir a la colocación ya que debutaba a comienzos de mayo en 25 dólares por título y, en poco más de cuatro meses, su precio de cotización es de 154,92 dólares. Es decir, ha multiplicado más de seis veces su precio y ya capitaliza 9.380 millones de dólares. 

Pues bien, hay alguna empresa más que ha querido seguir el éxito de Beyond Meat y hacer bueno el refrán de "quién tiene padrino, se bautiza", sobre todo si es de la NBA. La empresa de ortodoncia invisible Smile Direct Club debutaba el pasado 12 de septiembre y lo hacía en 23 dólares por acción, por encima del rango previsto de precios, que era de entre 19 y 22 dólares por título. Valoración exigente que provocaba que su debut fuese todo lo contrario a la de Beyond Meat ya que actualmente cotiza en los 18,64 dólares, acusando su mal estreno al caer hasta los 16,81 dólares. No obstante, su capitalización de mercado está cerca de los 7.150 millones de dólares. 

Smile Direct Club tiene un claro modelo de negocio que ha levantado numerosas quejas y denuncias dentro del sector tradicional de dentistas. ¿El motivo? Sus ortodoncias invisibles 'asequibles' y aptas para cualquier bolsillo. Su aparato bucal únicamente cuesta alrededor de 1.900 dólares frente a los 6.500 dólares que rondan los tradicionales debido, entre otras cosas, a que no es necesario ir las 10-15 veces, de media, que visitan los clientes a su clínica ya que (casi) todo se realiza a través de un dentista online. Además, el tratamiento en términos de tiempo es la mitad: 5-10 meses frente a los 12-24 meses. 

Esta serie de ventajas son las que seducieron a la estrella de la NBA y de los Golden State Warriors, Draymond Green, que es uno de sus inversores. El ala-pívot, que ha ganado tres veces la NBA, tenía clara la primera o segunda inversión que hizo en su vida ya que era cliente de la compañía. En declaraciones a la CNBC, el jugador de baloncesto señalaba a raíz de la salida a bolsa que "es un producto que me encantó y usé de primera mano, por lo que cuando tuve la oportunidad de invertir no me lo pensé ya que sabía que sería exitoso debido a mi experiencia". 

La inversión ha sido muy exitosa para Draymond Green. El jugador acudió a una ronda de financiación de la compañía y compró títulos cuando la valoración de la compañía era de 150 millones de dólares. Años más tarde, Smile Direct Club ha salido a bolsa y, pese a que el estreno no fue del todo esperanzador debido a la alta valoración, tiene una capitalización de 7.208 millones de dólares. Es decir, el valor de su inversión se ha multiplicado por 48 veces con el salto a Wall Street. 

La compañía ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años. La empresa, fundada en 2014 por Jordan Katzman y Alex Fenkell, tiene su origen en la amistad de ambos en un campamento de verano. Por aquella época, el propio Alex llevaba aparato y veía como había demasiados niños con 'hierros' en su boca por lo que, muchos años después, decidía que tenía que haber una forma mejor y más asequible para tener los dientes rectos y blancos. 

Los directivos y fundadores de la compañía también celebran la salida a bolsa de Smile Direct Club.  ¿El motivo? Son los principales accionistas de la compañía ya que, por ejemplo, David Katzman, su consejero delegado, tiene un 29,9% ​de la compañía y casi nueve de cada diez acciones (87,2%) de la compañía están en manos de diez personas del equipo directivo. Por ejemplo; los fundadores Jordan Katzman y Alex Fenkell poseen un 23,7% y 21,7%, respectivamente, tras la salida a bolsa. 

Desde que decidieron dar el paso de crear la compañía, con el apoyo de Camelot Venture Group, el crecimiento ha sido exponencial y sus aparatos transparentes ya han sido comprados y utilizados por más de 700.000 personas. De hecho, cuentan con más de 5.000 empleados y cuentan con 300 tiendas en las que se pueden adquirir sus ortodoncias junto a la opción de realizar el pedido a través de internet. 

La empresa competirá con Invisalign. La empresa, con 20 años de historia, ha tratado a más de cinco millones de pacientes con sus aparatos dentales transparentes. De hecho, solo durante el año pasado 931.000 clientes depositaron su confianza en la compañía, con unos aparatos que tienen un coste de entre 3.000 y 8.000 dólares cada uno. Precios que están bastante por encima de los 1.900 dólares de Smile Direct Club. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING