La británica, acusada de fraude contable

Valentum da carpetazo a su "peor mes de vida" tras liquidar su posición en Burford

El fondo español tenía invertido el 8,49% del patrimonio y la empresa se hundía, en un solo día, un 46,03% tras el informe de Muddy Waters.

Evolución de Burford Capital en bolsa

Agosto no ha sido un mes cualquiera para Valentum. El fondo, que se desvinculaba de Gesiuris hace poco más de un año con sus gestores (Jesús Domínguez y Luis de Blas) montando su propia firma, sufría un fuerte revés el mes pasado: el escándalo de Burford Capital. La acción se desplomaba en bolsa a raíz de un informe de Muddy Waters en el que el gran bajista acusaba a la compañía de actuaciones dudosas, potenciales pasivos fuera de balance y de ser insolvente. En resumen, fraude contable al tergiversas sus resultados. 

La reacción del mercado no se hizo esperar y el desplome en bolsa fue notable. Burford Capital se hundía, en un solo día, un 46,03% tras la publicación del informe de Muddy Waters y los inversores españoles, que los había, vivieron una sesión de infarto. Sobre todo Valentum, el fondo de inversión con más peso en la británica ya que suponía, a cierre del segundo trimestre, el 8,49% del patrimonio. La firma más expuesta pero no la única ya que también tenían acciones otros españoles como el Caixabank Bolsa Gestión Europa (4,32%) o el Bankinter Pequeñas Compañías (3,46%), por nombrar otros dos casos que se sumarían a los 25 restantes y que hacían que la industria española tuviera 25,82 millones de euros invertido a cierre del segundo trimestre, según datos de Jucaspe extraídos de la CNMV. 

La respuesta de la 'cúpula' directiva de Burford Capital no fue todo lo contundente que se esperaba. La compañía británica consideraba el informe un "ataque" a la empresa cotizada y defendía la legalidad de sus resultados financieros al hacer mención a que estaban auditados por la firma EY desde 2010 y que su posición de liquidez y generación de caja era "fuerte". 

Valentum señalaba esta semana en su informe de agosto que el mes "fue muy duro, probablemente el peor en la vida del fondo, debido a la fuerte caída de Burford, donde terminamos vendiendo toda nuestra posición a mediados de agosto". De hecho, el fondo sufría un fuerte castigo al caer un 7,71%, su segundo mayor revés tras el castigo que sufría el pasado mes de octubre y que provocaba que cayera un 9%. 

El peso de Valentum era notable en Burford Capital y obligó a la gestora a emitir un comunicado un mes atrás, en relación a la caída en bolsa de la compañía. En dicha notificación señalaban que los fundamentos de su inversión estaban en el "negocio muy interesante que consideramos acíclico, con unos crecimientos muy fuertes, un management experimentado e invertido en la compañía y una valoración interesante atendiendo a los retornos y crecimiento de la compañía". De hecho, destacaban que la primera lectura del informe de Muddy Waters "asustaba bastante", pero las siguientes iban perdiendo fuerza. 

Los gestores, de todos modos, no lanzaban 'balones fuera' y asumían errores en la inversión como el peso que le daban a la compañía "teniendo en cuenta que había inversores con ganas de atacar el valor y que era sencillo hacerlo al tener una contabilidad complicada y con la directora financiera casada con el consejero delegado (le debimos dar más importancia, la mujer del César...). No hemos calibrado bien las posibilidades de que se produjese una reacción tan agresiva como la que se ha producido". 

En el comunicado de hace un mes destacaban que "hemos decidido reducir algo nuestra posición (a precios por encima de 800 peniques, caída del 41% contra el cierre del lunes, subida del 113% frente a mínimos del martes) para llevarla a un peso acorde con la situación actual (estaremos muy pendientes a como trata la compañía en el corto plazo las demandas de recompra, listing y corporate governance), pero nos sentimos cómodos con la posición a estos precios, a pesar de la volatilidad elevadísima de los últimos días". 

No obstante, la gestora liquidaba toda la posición de su mayor posición. La Información ha contactado con Luis de Blas, gestor del fondo Valentum, para conocer los motivos de esta operación pero ha declinado realizar comentarios. "Son muy largos de contar y no los voy a dar", respondió. No obstante, la firma habrá realizado más movimientos en la cartera (entrada de compañías o reforzar las existentes) ya que su liquidez, pese a la venta de Burford Capital, ha bajado del 12,1% al 9,4%. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING