Derrumbe del petróleo y caídas en bolsa

Wall Street, en estado de 'shock': Trump reinicia la guerra de aranceles con China

El presidente de EEUU anuncia una nueva ronda de aranceles a China a partir del 1 de septiembre por valor de 300.000 millones de dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su visita a China
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su visita a China / EFE

No han pasado ni 24 horas desde que la Fed anunciase una rebaja de tipos de interés preventiva -un cuarto de punto- a pesar de la ausencia de justificación económica, cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, ha vuelto a desatar de sopetón las hostilidades en la guerra comercial que mantiene con China al anunciar una nueva ronda de aranceles. De este modo, EEUU rompe la tregua tras la visita de su secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, durante los tres últimos días a China.

La Casa Blanca, a través de la cuenta del presidente en Twitter, ha anunciado una nueva tasa arancelaria del 10% a las importaciones chinas en EEUU por valor de 300.000 millones. La nueva tasa, que Trump califica de "pequeño arancel", entrará en vigor el 1 de septiembre, aunque advierte que todavía quedan en la recámara otros 250.000 millones en aranceles si impone una nueva tasa del 25%.

"Nuestros representantes acaban de regresar de China, donde tuvieron conversaciones constructivas relacionadas con un futuro acuerdo comercial. Pensamos que teníamos un acuerdo con China hace tres meses, pero lamentablemente, China decidió renegociar el acuerdo antes de firmarlo. De forma reciente, China acordó comprar productos agrícolas de los Estados Unidos en grandes cantidades, pero no lo hizo", explica Trump en un nuevo mensaje en la red social.

Derrumbe del petróleo, 'shock' Wall Street...

Wall Street, todavía en estado de 'shock, ya cotiza con fuertes caídas el nuevo golpe al comercio mundial. Al cierre, el Dow Jones cayó un 1%, hasta los 26.579 puntos; el S&P 500 un 0,9%, hasta 2.953 unidades y el Nasdaq 100, un 0,6%. Los índices de bolsa estadounidenses registraban alzas antes de los mensajes de Trump en los que da por rotas las negociaciones con los chinos aunque les emplaza a seguir el diálogo.

La peor parte se la está llevando el precio del petróleo. El barril West Texas (WTI) con entrega en un mes se desplomó un 5,5%, hasta los 54,45 dólares, mientras que la cotización del Brent, la referencia europea, cayó también a plomo algo más del 4,9%, hasta los 61,02 dólares. El oro, activo que sube con la incertidumbre, subió un 1,1%, hasta 1.454 dólares. El euro, en cambio, se revalorizaba un 0,2%, hasta los 1,11 dólares.

Entre las mayores caídas se encuentran las del fabricante de maquinaria para construcción Caterpillar o la firma de ropa deportiva Nike, que cayeron algo más del 3%. El banco JPMorgan, en proceso de expansión por China, también perdió otro 2,6%. El fabricante de chips para móviles Qualcomm retrocedió un 2,7% ya que la mayoría de las ventas de sus procesadores como Snapdragon se originan en China, el mayor mercado del mundo de este tipo de terminales.

Trump concluyó su tormenta de tuits con una invitación a China para que sigan las conversaciones. "Esperamos continuar nuestro diálogo positivo con China sobre un acuerdo comercial integral, ¡y sentimos que el futuro entre nuestros dos países será muy brillante!", sentencia el presidente de EEUU no sin cierta sorna. Posteriormente, el mandatario dijo que no estaba preocupado por la reacción de los mercados y que había mantenido una breve conversación con el presidente ruso Putin.

Y el Ibex pone sus barbas a remojar

Pese a que el Ibex 35, la referencia bursátil española, se encuentra cerrado a esta hora, las multinacionales españolas con presencia bursátil en Wall Street registran también fuertes caídas. El ADR -certificado de cotización para empresas non estadounidenses- de Banco Santander retrocedió un 1,6%, mientras que el de BBVA cayó un 2,5%. El de Telefónica terminó la sesión con una caída del -1,7%.

Entre las empresas españolas más afectadas por las evoluciones del comercio con China se encuentra el gigante de la automoción Gestamp y toda la industria auxiliar en la que se encuentra Cie Automotive. También la farmacéutica Grifols, en proceso de expansión en China o el grupo industrial Viscofan, que también tiene fuertes raíces de negocio en el gigante asiático a través de fábricas en el país.

La siderúrgica Acerinox es otra de las grandes empresas que ha citado el impacto de la escalada de arancelaria en sus resultados del primer semestre. Siemens Gamesa, el líder eólico europeo, se derrumbó tras sus resultados un 17% en una sola sesión después de citar las "tensiones de costes en la cadena de suministro" que le está suponiendo la importación de componentes desde sus fábricas y proveedores en China.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios