Miércoles, 19.12.2018 - 15:22 h
Nuevo modelo del todocamino

Bentley lanza la versión más deportiva del Bentayga: motor V8 y 550 caballos

Acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,5 segundos, alcanza una velocidad máxima de 290 kilómetros y tiene los frenos más grandes del mercado.

Fotografía del Bentley Bentayga V8

Bentley ha presentado el nuevo Bentayga V8, la versión más deportiva del modelo que se estrenó hace aproximadamente un año. Ahora llega con un motor de gasolina V8 que desarrolla 550 caballos de potencia. Un SUV elegante, versátil y poderoso.

La nueva mecánica del Bentayga, de ocho cilindros y 4.0 litros, permite al vehículo acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 290 kilómetros por hora, con un consumo medio combinado de 11,4 litros por cada 100 kilómetros.

La grandes diferencias de esta versión respecto a su predecesor son los detalles estéticos y el equipamiento. El frontal del nuevo todocamino destaca por su acabado en cromado y negro. En la parte posterio está equipado con tubos de escape 'twin-quad'.

Este modelo permite la elección entre 11 diseños diferentes de ruedas, entre las que se incluye la nueva rueda de cinco radios de 22 pulgadas con acabado negro pintado y pulido. Cuenta con los frenos más grandes de los coches que se fabrican en serie, Junta al Lamborghini Urus. De hecho, las pinzas asoman entre las llantas.

El Bentayga V8 ofrece tres opciones de interior, un acabado de fibra de carbono brillante que sustituye a las superficies de chapa tradicionales, un volante de madera y cuero y un nuevo cuero rojo cricket ball.

Fotografía del interior del Bentley Bentayga V8

En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo modelo de Bentley está disponible con 'Dynamic Ride', la tecnología de control de balanceo eléctrico activo que contrasta las fuerzas de balanceo laterales en las curvas y "garantiza el máximo contacto de las llantas" para ofrecer estabilidad en cabina.

Además, el sistema 'Hill Descent Control' regula automáticamente la velocidad del vehículo en pendiente, y permite establecer velocidades entre 2 y 30 kilómetros por hora, lo que posibilita que el conductor "se concentre completamente en la dirección y los obstáculos que se encuentre".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios