Miércoles, 18.09.2019 - 16:38 h
También viaja a Dublin 

Johnson se enfrenta de nuevo a la Cámara para pedir un adelanto de las elecciones 

El objetivo del primer ministro británico es superar la grave crisis sobre la retirada británica de la Unión Europea el próximo 31 de octubre.

Boris Johnson plantea purga interna y Corbyn lanza su ofensiva para gobernar
Johnson se enfrenta de nuevo a la Cámara para pedir un adelanto de las elecciones. / EFE 

Nuevo intento. El primer ministro británico, Boris Johnson, viaja a Dublin para reunirse con su colega irlandés, Leo Varadkar, con el que  abordará el Brexit, antes de regresar a Londres para pedir al Parlamento un adelanto electoral.

En otra intensa jornada sobre la crisis del divorcio con la Unión Europea, Johnson espera tratar con Varadkar la controvertida salvaguarda irlandesa, el principal escollo en las negociaciones entre Londres y Bruselas.

Esa cláusula de seguridad tiene como objetivo evitar una frontera física entre las dos Irlandas después del Brexit, manteniendo a la provincia británica de Irlanda del Norte alineada con ciertas normas del mercado único y la unión aduanera, mientras que el resto del Reino Unido quedaría fuera de esos espacios económicos.

Una vez de regreso en Londres, Johnson pedirá a la Cámara de los Comunes que dé su visto bueno a la convocatoria de comicios anticipados, como manera de superar la grave crisis sobre la retirada británica de la Unión Europea el próximo 31 de octubre.

Los principales partidos de la oposición, entre ellos el Laborista y el Liberal Demócrata, ya han adelantado que votarán en contra o se abstendrán en la votación de hoy en los Comunes, que debe dar luz verde por tratarse de un adelanto electoral.

El primer intento del primer ministro de llamar a los británicos a las urnas fracasó el pasado miércoles en la cámara baja. Johnson quiere elecciones el próximo 15 de octubre porque confía en que, si gana, le daría la mayoría parlamentaria necesaria para concretar el Brexit el 31 de octubre.

La separación ha sumido al país en una profunda crisis por el enfrentamiento entre el Gobierno, partidario de una salida con o sin acuerdo este 31 de octubre, y la oposición, crítica con la decisión de Johnson de suspender el Parlamento e inquieta por las consecuencias económicas de una retirada sin pacto de la UE.

La ley que veta un Brexit desordenado y conmina al Gobierno a solicitar una prórroga del "divorcio" si no hay acuerdo para el 19 de octubre, impulsada hace unos días por los principales partidos de la oposición y 21 diputados conservadores "rebeldes", recibirá este lunes la sanción de la jefa de Estado, la reina Isabel II.

Se espera que el Parlamento quede suspendido a lo largo de esta semana, hasta el 14 de octubre, cuando Johnson presentará un nuevo programa de Gobierno. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios