Martes, 13.11.2018 - 20:12 h
Evita la segunda vuelta

Erdogan gana por amplia mayoría las elecciones pese a la crisis económica

Unos 56 millones de ciudadanos estaban convocados a las urnas para elegir al presidente y a un nuevo Parlamento.

El presidente turco Erdogan (C) saluda a sus partidarios tras depositar su voto (EFE/EPA/ERDEM SAHIN)
El presidente turco Erdogan (C) saluda a sus partidarios tras depositar su voto (EFE/EPA/ERDEM SAHIN)

El jefe de Estado de Turquía, Recep Tayyip Erdogan seguirá 'reinando' en Turquía. Con más del 95% de los votos escrutados obtiene un 53% de apoyo en las elecciones presidenciales. Un resultado con el que logra su objetivo, una mayoría absoluta que hace innecesaria una segunda vuelta, según informó la agencia semipública Anadolu. La participación en las urnas superó el 90%, todo un récord. Erdogan se declaró vencedor.

A partir de ahora, Erdogan no solo será el jefe del Estado, sino también el del Gobierno, ya que con estos comicios entra plenamente en vigor la reforma constitucional de 2017, con la que se ha abolido la figura del primer ministro.

Ostentará así prácticamente todos los poderes en la República, dado que tiene, además, potestad de nombrar a gran parte de la cúpula de la Judicatura y puede incluso promulgar leyes por decreto, si bien el Parlamento tiene la posibilidad de anularlos.

La oposición cuestionó desde el principio los resultados del escrutinio de los votos, a su juicio manipulado, y aseguró que Erdogan estaba por debajo del 50%, un hecho que haría necesaria una segunda vuelta el próximo 8 de julio. Según los resultados oficiales el dirigente de centroizquierda (CHP) Muharrem Ince superó por poco el 30% de los votos, mientras que la nacionalista conservadora Mere Akserner  y el dirigente encarcelado kurdo Selahettin Demirtas, empataban con un  7%.

Ince había advertido de hecho a sus seguidores poco después del cierre de urnas de no dejarse impresionar por los primeros resultados, porque, según aseguró, las autoridades siempre difunden primero los resultados de municipios afines al AKP y Erdogan. De poco ha servido. Ergodan seguirá mandando con mano de hierro en Turquía.

Unos 56 millones de ciudadanos estaban convocados a las urnas para elegir al presidente y a un nuevo Parlamento, en unos comicios considerados claves y más aún ante la crítica situación económica del país. Pese a todo, Erdogan seguirá siendo el intocable líder.

Tres muertos y 19 detenidos

La jornada no ha estado exenta de sobresaltos. Tres personas murieron y al menos diecinueve fueron detenidas hoy en diferentes incidentes durante las elecciones presidenciales y parlamentarias en Turquía. En un altercado en un centro de votación en Erzurum, en el este del país, perdieron la vida tres personas por disparos y otras tres resultaron heridas, informó el rotativo Cumhuriyet. Los fallecidos son dos votantes y el jefe local del opositor partido IYI, Mehmet Siddik Durmaz.

Según la prensa local, un cargo del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), en el colegio electoral se produjo una pelea al llegar primero una veintena de agentes del Ministerio del Interior y luego un joven miembro de la formación gobernante, la islamista Justicia y Desarrollo (AKP), que pretendían quedarse en el interior del local. Los afiliados al CHP se resistieron y se produjo una pelea durante la que, conforme a esta versión, los recién llegados dispararon y mataron a Durmaz y a dos ciudadanos que estaban votando.

"Primero vinieron veinticuatro agentes del Ministerio de Interior. No lo aceptamos, nos resistimos. Luego vino un joven cuyo nombre no sé, del AKP por Erzurum. Tampoco le permitimos que se quedara. Hubo pelea. Dispararon", declaró Yilan. Otro miembro del IYI, Ümit Ozdag, resultó herido tras un ataque en un centro electoral en Estambul. Las fuerzas de seguridad detuvieron a seis personas tras el incidente en Estambul.

Por otro lado, en la localidad de Suruç, en la provincia de Sanliurfa (sureste del país), tres personas resultaron heridas tras un altercado en un colegio electoral. En la misma población, se practicaron tres detenciones después de que las fuerzas de seguridad descubrieran en su automóvil tres sacos llenos de votos sellados. En Suruç también hubo denuncias de que una urna había sido llenada con votos falsos y el jefe de la Comisión Electoral Suprema (YSK), Sadi Güven, ha confirmado que esa institución "ha tomado las necesarias medidas administrativas y jurídicas al respecto", señala la cadena NTV.

El opositor CHP ha denunciado que en varios colegios electorales de Sanliurfa fueron expulsados sus observadores bajo amenazas y golpes.

Por otro lado, el Ministerio del Interior comunicó la detención de diez extranjeros en Agri, en el este del país, de los que tres son de nacionalidad francesa, tres alemanes y cuatro italianos. De acuerdo con las autoridades, estos habían asegurado que eran observadores de la misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), pero no llevaban consigo la acreditación necesaria para poder vigilar la votación en un colegio electoral.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios