Lunes, 16.09.2019 - 14:17 h
Y forzar un Brexit sin acuerdo

Exigen la dimisión de Boris Johnson por mentir a la Reina al pedir la suspensión

La oposición cree que la sentencia del Tribunal de Apelaciones escocés demuestra que el verdadero plan del primer ministro era puentear al Parlamento.

Boris Johnson es investido por Isabel II
Exigen la dimisión de Boris Johnson por mentir a la Reina al pedir la suspensión. / Europa Press

La mayoría de la oposición británica ha pedido este jueves la dimisión inmediata de Boris Johnson, tras el fallo del Tribunal de Apelación de Escocia, que declaraba "ilegal" esta mañana la suspensión del Parlamento impulsada por el primer ministro y refrendada por la Reina. Sin embargo, no exigen su dimisión solo porque la decisión pueda ser inconstitucional, sino porque entienden que de la sentencia se extrae que Johnson mintió a Isabel II al pedirle la suspensión de la Cámara de los Comunes: no quería cumplir con su urgente agenda legislativa, sino puentear al Parlamento para forzar un Brexit sin acuerdo.

Un asunto que podría derivar en una profunda crisis institucional. Especialmente, porque la autorización de la Reina se produjo apenas unas horas después de la solicitud de Johnson, como si de un mérito trámite se tratase. Este gesto, además, sirvió para frenar el inminente debate que se avecinaba en el país en torno a la Casa Real británica y si su labor se reducía a refrendar las decisiones que toma el Gobierno, sobre todo ante cuestiones tan complejas y con tantas implicaciones como el Brexit. De ahí que la sentencia del tribunal escocés pueda interpretarse como que Johnson mintió deliberadamente a Isabel II para obtener la aprobación de su plan.

Sir Ed Davey, líder de Liberaldemócratas, explicaba a 'BBC News' por qué cree que este asunto podría llevar a la renuncia de Boris Johnson: "Si se descubre que ha engañado a la Reina, creo que toda la nación estará profundamente conmocionada y alarmada. [Johnson] es un primer ministro que ya dijo que podría obedecer o no una ley en el Parlamento, por lo que se está comportando de la manera más vergonzosa".

"Ahora puede ser que el Tribunal Supremo la próxima semana revoque la decisión. Pero que tres jueces, jueces independientes, puedan llegar a esta conclusión hoy es un verdadero golpe para el Gobierno y también respalda lo que los demócratas liberales y otros han estado diciendo: que este Gobierno no debería haber silenciado al Parlamento", añadía Davey.

Boris Johnson recurrirá al Tribunal Supremo

Tras conocerse el dictamen, el Gobierno comunicó que recurrirá el fallo ante el Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial del Reino Unido, que atenderá este y otro caso similar el próximo martes, día 17, en una sesión presidida por nueve magistrados. Los tres jueces en Escocia, presididos por Lord Carloway, emitieron su veredicto por unanimidad, pero no dieron ninguna orden específica para que las sesiones de la Cámara de los Comunes se reanuden, bajo el argumento de que el caso llegará al Supremo.

Además del caso escocés, el Supremo deberá atender otro que persigue el mismo objetivo y que fue presentado en Inglaterra por la activista contraria al Brexit Gina Miller. En el caso de Miller, el Tribunal Superior de Londres había decretado la semana pasada que la suspensión parlamentaria no es ilegal y que se trata de un asunto político, por lo que la activista y empresaria decidió apelar al Supremo.

El fallo emitido hoy en Escocia revoca así uno anterior del pasado 4 de septiembre, que dictaminó que el cierre sí cumplía con el ordenamiento -por razones muy similares a las del caso Miller-, y que no impidió que la actividad de las cámaras se paralizase esta semana. Para el 14 de octubre, el Gobierno ha programado el llamado "Discurso de la Reina", la agenda legislativa del Ejecutivo para el próximo año, un procedimiento que es habitual, pero que la oposición asegura que esta vez se ha usado para hacerlo coincidir con las jornadas anteriores al día 31, la fecha prevista para el Brexit.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios