Miércoles, 08.04.2020 - 05:53 h
De 92.300 euros a 57.000 millones

De Trump a Bloomberg: las fortunas del próximo presidente de Estados Unidos

En pleno proceso de primarias demócratas, el patrimonio neto de todos los contendientes (excepto uno) es menor que el del actual mandatario.

Joe Biden, Mike Bloomberg, Bernie Sanders y Donald Trump
Joe Biden, Mike Bloomberg, Bernie Sanders y Donald Trump. / EFE

Tras los controvertidos caucus de Iowa, en los que Bernie Sanders se declaró ganador sin esperar al recuento y que finalmente perdió por apenas 1.500 votos ante Pete Buttigieg, el Partido Demócrata enfila su proceso para designar candidato a las elecciones generales del próximo noviembre con la intención de derrocar al actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump. Y, a pesar de que 29 líderes demócratas se postularon en un principio, ya solo restan ocho potenciales presidenciables, con perfiles tan dispares como su patrimonio neto: la fortuna de uno de ellos supera en 20 veces el imperio económico de Trump, mientras que el candidato con menor patrimonio tiene 'solo' 92.300 euros entre bienes muebles e inmuebles.

En este sentido, aunque hasta junio el Partido Demócrata no designará a su candidato a la presidencia de EEUU, sí se conoce cuál es su poderío económico para afrontar esta campaña (y la que el candidato tendrá que lidiar con Trump antes de noviembre), teniendo en cuenta los datos de patrimonio neto recogidos por la revista 'Forbes'. Por ello, hemos querido recopilar las fortunas y negocios del próximo presidente de EEUU, ya sea el propio Trump o uno de los candidatos demócratas.

Fortunas de los candidatos presidenciales en EEUU
Fortunas de los candidatos presidenciales en EEUU. / Nerea de Bilbao

Mike Bloomberg: 57.000 millones de euros

El exalcalde de Nueva York es, sin duda alguna, el más acaudalado de los posibles próximos presidentes de EEUU. Erigió su fortuna, de 57.000 millones de euros en la actualidad, desde los años 70, cuando empezó como socio de Salomon Brothers, uno de los bancos de inversión de referencia de Wall Street​. Invirtió lo ganado en su propia empresa, llamada Innovative Market Systems, que proporcionaba información comercial de alta calidad a inversores. A partir de ahí, Bloomberg crearía uno de los mayores grupos de información financiera del mundo (Bloomberg LP). Curiosamente, en 2007 renunció a las filas del Partido Republicano para convertirse en independiente, antes de dar el salto al Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2020.

Donald Trump: 2.860 millones de euros

El actual presidente de EEUU tiene una fortuna de casi 3.000 millones de euros basada especialmente en dos negocios: el 'ladrillo' y los hoteles. Su imperio nació con una inversión de apenas 500.000 dólares en un complejo de apartamento en Cincinnati. Pocos años después, lo vendió por 6,7 millones de dólares. A partir de ahí, se instaló en Nueva York, donde abrió diversos hoteles y casinos. También siguió en el 'ladrillo' construyendo rascacielos por la ciudad (incluso tiene su propio edificio de 72 plantas y con bordes dorados, la Torre Trump). Pero, en general, hasta finales de los 90 vivió tantos éxitos como fracasos en los negocios. Y, quizás por eso, Trump protagonizó uno de los momentos más esperpénticos que se recuerdan de un presidente de EEUU: 'Trump, The Game', un juego de mesa sobre hacer fortuna en el mundo empresarial... protagonizado por él mismo.

Tom Steyer: 1.500 millones de euros

Tom Steyer ejerce como administrador de fondos de cobertura estadounidense y, además, se define como filántropo, ambientalista, activista liberal y recaudador de fondos. Hizo fortuna en los 80 con Farallon Capital, la cual administra en la actualidad 20.000 millones en capital para instituciones y personas de alto patrimonio. También es cofundador de Onecalifornia Bank (actualmente conocido como Beneficial State Bank), un banco de desarrollo comunitario con sede en Oakland, California, y que funciona como una institución financiera regulada, pero que proporciona servicios de banca comercial a pymes desatendidas, organizaciones sin ánimo de lucro, constructores de viviendas asequibles, instalaciones comunitarias... Y en los últimos años se ha centrado en NextGen America, una ONG que defiende la lucha contra el cambio climático, contra la xenofobia o a favor de un sistema de salud universal en EEUU.

Elizabeth Warren: 11,07 millones de euros

Warren es la mejor posicionada para ser candidata (mujer) por los demócratas de cara a las elecciones de noviembre. Y eso que su patrimonio nada tiene que ver con el de Bloomberg o Steyer, con 11,07 millones de euros. Y su perfil, tampoco: profesora universitaria especializada en derecho de bancarrota, dio el salto a la política en los años 90 y, desde entonces, se ha centrado en la protección del consumidor, las oportunidades económicas y la red de seguridad social. Fue una de las mayores críticas del sistema financiero que derivó en la crisis económica de 2008 y, de hecho, tras el estallido de la burbuja creó para el Gobierno de EEUU una agencia de protección de los consumidores de productos financieros. El objetivo era limitar los abusos de los bancos sobre los ciudadanos o la repetición de estafas como la de las hipotecas basura.

Joe Biden: 8,31 millones de euros

El expresidente de EEUU es el candidato demócrata con mayor experiencia en la función pública: senador entre 1973 y 2009, fue durante dos legislaturas consecutivas el número dos en la Casa Blanca bajo el mandato de Barack Obama (2008-2016). Formado como abogado, nunca llegó a hacer fortuna con el Derecho y solo en los últimos años ha multiplicado su patrimonio neto. En 2009 (cuando ya era vicepresidente), ni siquiera llegaba a los 30.000 dólares, por lo que Trump le ha acusado en repetidas ocasiones de haber erigido su fortuna de forma fraudulenta a través de varios hermanos y familiares. Y, aunque no existe ninguna prueba que le vincule a a posibles irregularidades, su patrimonio se ha incrementado en diez años hasta los 8,31 millones de euros, según 'Forbes'.

Bernie Sanders: 2,31 millones de euros

Aunque no haya ganado en Iowa, Bernie Sanders se postula como uno de los principales candidatos a liderar a los demócratas en las próximas elecciones generales contra Donald Trump. Sin embargo, sus ideas, tildadas por muchos de extremadamente izquierdistas, podrían terminar por costarle la nominación como le sucediera en 2016 ante Hillary Clinton. Pero, a pesar de ser el más 'radical' de los candidatos demócratas, ha sido capaz de erigir una fortuna de más de dos millones de euros. ¿Cómo? Pues porque ser un demócrata muy de izquierdas no está reñido con ser un genio en los negocios: en 2016, por ejemplo, rechazó las donaciones de grandes 'lobbys' que hubieran podido contaminar sus opiniones y, sin embargo, con 6 millones de donantes anónimos, logró triplicar el récord de recaudación de fondos establecido por Barack Obama.

Amy Klobuchar: 1,85 millones euros

Con Amy Klobuchar se cierra el capítulo de los candidatos millonarios, con 1,85 millones de euros de patrimonio. Esta senadora por Minnesota comenzó como abogada en una gran empresa en los años 80. Por aquella época, también fue socia de varios bufetes, donde se especializó en "trabajo regulatorio en derecho de las telecomunicaciones", lo que le proporcionó los primeros cimientos de su fortuna. Después ejerció como fiscal antes de dar el salto a la política nacional. Además, también es la 'madre' de una ley: en los 90, durante el mandato de Bill Clinton, se vio obligada a volver al trabajo 24 horas después de dar a luz, a pesar de que su hija, Abigail,​ nació con una condición por la cual no podía tragar; propuso una ley en Minnesota para garantizar a las nuevas madres una estancia hospitalaria de 48 horas; ley que se aprobó en Minnesota y que, después, el presidente Clinton convirtió en ley federal.

Tulsi Gabbard: 461.000 euros

Tulsi Gabbard ha hecho carrera tanto en el Ejército de EEUU (estuvo destacada voluntaria en Irak y Kuwait) como en la política, donde desde los 21 años ha ocupado cargos públicos, primero en Hawái y, a partir de 2013, en la Cámara de Representantes. Debe su modesta fortuna a sus años de servicio y a sus cargos políticos durante los últimos 20 años. Gabbard, de etnia samoana y de religión hindú, se ha declarado a favor del aborto, se opone al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica,​ exige un mayor control a los bancos y apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo. En geopolítica exterior, se ha mostrado crítica respecto a los "fracasos" de las guerras de Libia, Irak y Siria.

Pete Buttigieg: 92.300 euros

Es la gran sensación del Partido Demócrata tras los caucus de Iowa, especialmente por su modesta fortuna personal: 92.300 euros. Como Gabbard, es veterano de guerra, pero a diferencia de ella ha estudiado en una de las universidades más prestigiosas de EEUU, Harvard. Desde su juventud ha trabajado con grandes personalidades del Partido Demócrata, como William Cohen o John Kerry y, desde 2012, ha sido alcalde de South Bend (un pueblo de menos de 100.000 habitantes en Indiana). Como curiosidad, en el año 2000 escribió un ensayo en su último año de bachillerato sobre su ídolo político de entonces... que no era otro que Bernie Sanders.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING