Lunes, 25.05.2020 - 01:23 h
Hacia un sistema universal por puntos

Macron y los sindicatos dilatan el pulso por retrasar la jubilación a los 64 años

El líder de la primera central del país insiste en retirar la "edad de equilibrio" que supone alargar el periodo de actividad con carácter general

Emmanuel Macron
Macron y los sindicatos dilatan el pulso por retrasar la jubilación a los 64 años / EFE

El Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, y los sindicatos dilatan su pulso por el aumento de la edad de jubilación a los 64 años en el marco de la reforma de las pensiones este jueves, cuando se cumple el décimo quinto día de huelga en el transporte, jornada en la que unos y otros se citarán para negociar. Laurent Berger, líder de la primera central del país, insistió en su exigencia de que se retire la llamada "edad de equilibrio" que en la práctica supondrá aumentar la edad de jubilación con carácter general a los 64 años.

En una entrevista en la emisora 'Europe 1', Berger es la cabeza visible del conjunto de los sindicatos "reformistas" quienes defienden el elemento troncal de una transformación que implica la unificación de los 42 regímenes de pensiones que existen en un sistema por puntos, advirtió de que si el Ejecutivo mantiene la "edad de equilibrio" la movilización continuará en enero, según recoge Efe. 

El secretario general de la Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT), que este miércoles fue recibido por separado por el primer ministro, Édouard Philippe, como el resto de los responsables de los sindicatos y de las organizaciones patronales, dijo que había sentido "tal vez la voluntad de discutir, pero con gestos"muy tímidos".

El nuevo secretario de Estado de Pensiones, Laurent Pietraszewski, puso en evidencia en otra entrevista en la emisora "RTL" el bloqueo de momento sobre la elevación de la edad de jubilación, al hacer hincapié en que hay que conseguir el equilibrio financiero para el paso a un sistema universal por puntos.

"Hace falta una noción de edad" 

Para ese equilibrio "hace falta una noción de edad" de jubilación, repitió Pietraszewski, que lanzó el desafío a los sindicatos de que presenten "otro camino". Berger aseguró que la cuestión financiera también es "importante" para ellos, pero por ahora el Ejecutivo no les ha indicado cuánto van a costar medidas incluidas en la reforma, como la subida a 1.000 euros de las pensiones mínimas a los que han completado el periodo de cotización, y además hay alternativas a la edad de equilibrio.

La CFDT ha sugerido que se incrementen las cotizaciones o que se recurra al fondo de reserva que se acumuló en años de bonanza económica. El presidente de la patronal Medef, Geoffroy Roux de Bézieux justificó en el canal "BFMTV" su oposición al incremento de las cotizaciones porque supondría una rebaja en las nóminas de los asalariados (que abonan el 40%) y afectaría al empleo.

Roux de Bézieux aseguró que la disminución de las cargas empresariales de los últimos años, decididas por el Gobierno de Macron, pero también por el de su predecesor, el socialista François Hollande, ha permitido crear empleo. Philippe recibirá a todos los sindicatos y organizaciones patronales para una reunión multilateral en la que se esperan nuevos signos de flexibilización de los que están dispuestos a negociar.

Porque una parte de los sindicatos, encabezados por la Confederación General del Trabajo (CGT), reclaman la retirada total del proyecto de reforma y tienen intención de seguir con las convocatorias de paro durante las vacaciones de navidad.

Este jueves sólo circulan en Francia en torno al 40 % de los trenes de alta velocidad (TGV) y de los regionales, una cuarta parte de los cercanías y en las conexiones internacionales, por ejemplo, únicamente uno de cada cuatro entre Francia y España. En el área metropolitana de París, están completamente cerradas seis líneas de metro, ocho funcionan parcialmente, pero nada más que durante las horas punta, y dos -las automáticas- normalmente. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING