Martes, 18.06.2019 - 05:36 h

Estos son los nombres del gobierno de Donald Trump

Los principales elegidos por Trump tienen un perfil empresarial, ajeno a la política, salvo sus dos asesores más cercanos. Ha seleccionado a militares en el campo de la Defensa y de la Seguridad. El Gabinete parece una empresa.

Trump elige jefe de la diplomacia a un hombre próximo a Putin, Rex W. Tillerson, presidente de la segunda compañía más importante de los EEUU, Exxon Mobil.

Estos son los nombres del gobierno de Donald Trump

Donald Trump, el candidato, hizo campaña cortejando a los white angry man, los obreros estadounidenses a quienes prometió que lucharía contra los abusos de las élites económicas del país. Sin embargo, como presidente electo, el magnate está rodeándose de multimillonarios en su gabinete, en una proporción mayor que cualquier otro gobierno de EEUU, según informa The Washington Post.

Poco a poco, tras rumores y especulaciones, el presidente electo empieza a dar forma a su gabinete, desvelando los nombres de los hombres de confianza con los que gobernará a partir del próximo 20 de enero, cuando empiece a andar su legislatura.

La lista empezó con Reince Priebus, como jefe de gabinete, y Steve Bannon, nombrado estratega y consejero. Empezaba lanzando un guiño al establishment y otro a los antisistema que dan forman a un explosivo cóctel de nombres al que han ido sumándose otros ingredientes como la heredera de una gigantesca fortuna, un exdirectivo de Goldman Sachs o un ejecutivo de Exxon, entre otros.

Donald Trump, el que hizo campaña a favor de los desprotegidos y olivdados, está dando forma a un gabinete lleno de millonarios y generales que forman el gabinete más rico de la historia de EEUU. Solo el magnate cuenta con una fortuna cercana a los 10.000 millones a lo que hay que añadir las grandes riquezas que poseen su equipo. La fortuna de la cúpula gubernamental supera el PIB de muchos países. Según Politico, la fortuna rondaría los 35.000 millones de dólares, que le convierten en el gabinete más rico de la historia de EEUU.Reince Priebus, jefe de gabinete

Fue uno de los primero en aparecer en la lista de Donald Trump. Su nombramiento tranquilizó a sus detractores del magnate en las filas republicanas por su cercanía con otros miembros del partido, en concreto Paul Ryan, del que es amigo personal, ambos son de Wisconsin. Poca gente conoce a tanta gente del partido Republicano como Priebus.

Se graduó en la George Nelson Tremper High School en 1990. Obtuvo la licenciatura en Ciencias Políticas en 1994 de la Universidad de Wisconsin.  También es licenciado en Derecho por la Universidad de Miami.

Presidente del Comité Nacional Republicano (RNC, secretariado del partido) desde 2011, nadie ha estado tanto tiempo al frente del mismo, y ahora será uno de los hombres más poderosos del gabinete del magnate.  El nombramiento de Reince Priebus como jefe de personal del presidente electo Donald Trump lo coloca en el centro de poder del nuevo gobierno de Trump.

El funcionario político de Wisconsin, de 44 años de edad, ayudará a proteger el acceso al Presidente electo, a orientar las decisiones políticas y políticas, y si la práctica anterior es cierta, a menudo será, junto con el estratega jefe Stephen Bannon, la última persona consultada por el señor Trump. Tomando decisiones importantes. Lo ha hecho, con gran éxito dentro del Comité Nacional Republicano al que ha convertido en una máquina de ganar. Nadie confiaba en él y en Trump. Ahí están los resultados.

Es uno de los mejores fontaneros de la política americana, lo que buscaba Trump para calmar las aguas del partido Republicano. El ha sido el principal recaudador de fondos para el Comité Nacional Republicano, un trabajo que hizo muy bien.

Richard Priebus y su esposa, Sally, tienen dos hijos pequeños, Jack y Grace. Criado por sus padres Richard y Dimitra (Roula) Priebus, un electricista y una agente de bienes raíces, respectivamente, en Kenosha Wisconsin. Priebus no tiene experiencia en el gobierno en Washington, uno de los aspectos que más valora Trump. A Priebus le gusta hablar de deportes, toca el piano y es calmado, no se toma demasiado en serio a sí mismo.Betsy Devos, nominada como Secretaria de Educación

Betsy Devos, nominada como Secretaria de Educación, está graduada en administración de empresas y ciencias políticas por el Calvin College. DeVos ya había sido nominada para la dirección del Centro Kennedy de Artes Escénicas, en Washington, durante el gobierno de George W. Bush. Tiene cuatro hijos, dos chicos y dos chicas. DeVos es presidenta del Grupo Windquest, un grupo operativo privado que invierte en tecnología, y energía limpia.De 58 años y casada, es partidaria de impulsar la denominadas “charter schools”, escuelas que reciben fondos públicos pero son administradas por iniciativas privadas.Es, también, defensora del los “cheques escolares”, fondos públicos para familias que quieren enviar a sus hijos a la escuela pero no tienen recursos. Ahora bien, estas escuelas son principalmente escuelas religiosas.

Pertenece a una acaudalada familia cuya fortuna rondaría cerca 5.100 millones, según a la revista estadounidense Forbes. 

De 58 años, ha sido una filántropa y donante del partido rojo. Su marido Dick es el heredero de la fortuna Amway, una empresa de ventas directas. Además, el matrimonio fundaron la empresa Winquest, que invierte en tecnología e industria. Uno de sus puntos débiles es su hermano, Eric Prince, fundador de la controvertida empresa de seguridad Blackwater, acusada de abusos durante la invasión estadounidense de Irak, pero una de las más exitosas del país. Steven Mnuchin, nominado a Secretario de Tesoro

De 53 años, el nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, es un exdirigente de Goldman Sachs cuya cercanía con los mercados podría jugarle a favor como en contra, en plena construcción del populismo al estilo Donald Trump. Mnuchin, de 53 años, sorprendió a su entorno al convertirse en director financiero de la campaña del magnate republicano el pasado abril , después de haber sido un donante del partido demócrata.

La carrera de Mnuchin lo convirtió en un experto en la parte más importante del trabajo de un banquero: evaluar el riesgo. Su padre, Robert Mnuchin, era socio de Goldman Sachs en los años sesenta. El segundo, el más joven de cinco hermanos, Steven asistió a la prestigiosa Riverdale Country School y a la Universidad de Yale. Mnuchin comenzó su carrera a principios de los años 80 como aprendiz en Salomon Brothers antes de trasladarse a Goldman Sachs en 1985.

En 2002 dejó a Goldman para unirse al fondo de cobertura de Lampert ESL Investments como vicepresidente, antes de iniciar su carrera en SFM Capital Management en 2003 con George Soros, quien invirtió 1.000 millones de dólares en el fondo. Con dos ex-socios de Goldman fundó Dune Capital que invirtió en películas, entre ellas, la más taquillera de la historia: Avatar. Casado en segundas nupcias, tiene tres hijos.Stephen Bannon, estratega jefe y consejero principal del presidente 

Con 62 años, Bannon se convirtió en jefe del equipo electoral de Trump hacia el final de la campaña. Su historia empezó en la Marina, siguió en el Pentágono, pasó por Hollywood como productor de documentales sobre el expresidente republicano Ronald Reagan y la exgobernadora de Alaska Sarah Palin, así como sobre el movimiento ultraconservador Tea Party, y culminó como director del portal de ultraderecha Breitbart, uno de los más exitosos de Estados Unidos. 

Nacido en Virginia en 1953, Bannon sirvió cuatro años en el ejército estadounidense antes de completar un máster en administración de empresas en la Universidad de Harvard. El giro de Bannon en sus ideas políticas ha sido claro. Proviene de una familia de “demócratas de clase trabajadora, católicos irlandeses, pro-Kennedy y pro-sindicatos”, según desvelaba a la agencia Bloomberg. No se involucró en política hasta que se alistó y sirvió en la Marina. No se anda con pelos en la lengua y eso le gusta y mucho a Trump.

Ha llegado a explicar en pocas palabras su giro político. "Vi como Jimmy Carter lo jodía todo y me volví un gran admirador de Ronald Reagan”, luego vi otra vez cómo George Bush lo jodía todo como Carter. Y aunque se declara como tal, se ha distanciado del Partido Republicano y se volvió en contra “de todo el aparato” cuando estalló la última crisis económica. Eso no le ha impedido que Trump le premie por su campaña.Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional

Está a favor de trabajar de manera más estrecha con Rusia. Incluso se reunió con el presidente Vladimir Putin el año pasado. Fue director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (AID) de 2012 a 2014. Fue nombrado por Obama y sus feroces críticas al Islam le costaron el cargo.

Flynn no perteenece a las estructuras tradicionales de Washington y puede decir que es un hombre hecho a sí mismo. Creció en el barrio de Queens en Nueva York y llegó a los más altos rangos militares sin el linaje de West Point, la academia donde suelen formarse los más altos militares. 

Se graduó en la Universidad de Rhode Island y a pesar de sus antecedentes poco convencionales logró escalar los rangos hacia el cargo más alto de inteligencia militar en Estados Unidos.

El militar condecorado participó en las campañas para desmantelar las redes insurgentes en Afganistán e Irak. El general asegura que la militancia islamista es una "amenaza existencial a escala global" e igual que Trump sostiene que el autonombrado Estado Islámico es "la mayor amenaza" que enfrenta EE.UU.Mike Pompeo, director de la CIA

Con 52 años, ex militar graduado de la academia de West Point y de la Universidad de Harvard, fue uno de los mayores críticos de la política exterior de Hillary Clinton en el Congreso y llegó a acusar a los líderes políticos del mundo musulmán de ser “cómplices potenciales” si no denunciaban los atentados islamistas.

Casado con Susan y padre de un hijo, en 1986 se enroló en la Academia de West Point, de la cual se graduó con las más altas calificaciones. Tras su formación, fue destinado a un lugar de extrema tensión durante la Guerra Fría: patrullaba la Cortina de Hierro, hasta la caída del Muro de Berlín.

Posteriormente, se inscribió en la Universidad de Harvard, donde estudió leyes. De regreso en su hogar materno, en el sur de Kansas, fundó una empresa dedicada al suministro de material aéreo para destino comercial y militar. La compañía se llamó Thayer Aerospace y resultó todo un éxito.

En su carrera como político, Pompeo fue parte del Comité de Energía y Comercio, por un lado, y de Inteligencia, por otro. En este último se destacó en una investigación que puso contra las cuerdas a la candidata demócrata Hillary Clinton, rival de Trump en las pasadas elecciones norteamericanas. Pompeo examinó su papel durante el conflicto de Benghazi, en el cual una turba asesinó al embajador estadounidense en Libia Christopher Stevens.

El hombre que estará al frente de la CIA desde el 20 de enero próximo también es conocido por sus ideas muy liberales respecto a la economía y por su férrea defensa de la Constitución. Ha sido muy crítico de la política exterior propuesta por la Administración de Barack Obama. También se muestra partícipe de dar marcha atrás con el tratado nuclear firmado con el régimen de Irán, al que califica como un "Estado promotor del terrorismo".

Tom Price, Secretario de Salud: 

En estos últimos seis años en uno de los mayores críticos de la reforma de salud de Obama conocida como Obamacare. 

Price, un cirujano ortopédico de 62 años originario de Michigan, fue reelegido recientemente como congresista por el estado de Georgia, un escaño que ocupa desde 2005. Preside además el Comité de Presupuesto de la Cámara.

Pero ahora, si el Senado lo reafirma para el cargo, Price será el encargado de llevar a cabo el plan de los republicanos para la reforma sanitaria de Obama, llamada Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible pero más conocida como Obamacare.

Una de las principales promesas de Trump durante la campaña electoral fue derogar dicha reforma. Aunque ya como presidente electo y tras reunirse con Obama, el republicano dijo que mantendría las partes más populares de ésta.

Jeff Sessions, fiscal general

Gran apoyo en la cámara alta de los proyectos de George W. Bush, fue leal a Trump desde el principio de su campaña presidencial, mientras gran parte del establishment del Partido Republicano le daba la espalda.

Sessions, de 69 años, ocupará la cúpula de la judicatura. Su postura antiinmigración ilegal es clara y coincide con la de Trump. Precisamente, Trump ha prometido durante la campaña que va a expulsar a 11 millones de clandestinos que se encuentran en EEUU. Sessions ha representado a Alabama en el Senado.

En la década del 80 intentó alcanzar su cargo como juez federal pero no pudo hacerlo, debido a sus comentarios xenófobos y sus 'ocurrencias' sobre el grupo racista Ku Klux Klan (KKK)

Ha sido senador durante 20 años. "Espero cumplir con mis deberes con una dedicación inquebrantable a la justicia y la imparcialidad", ha manifestado este martes al conocer oficialmente la designación de Trump, quien considera que Sessions "una mente legal de clase mundial".

En 1986, cuando era fiscal general del distrito Sur de Alabama, Sessions fue impulsado por el entonces presidente Ronald Reagan para convertirse en juez de una corte de su estado, pero el sueño se frustró. Entre otras cosas, le condenaron declaraciones como que "el Ku Klux Klan estaba bien hasta que descubrí que fumaban marihuana".

Por otra parte, este hombre ha sido uno de los más críticos contra los proyectos legislativos sobre inmigración que debatió el Congreso en 2007 y 2013 con el fin de abrir un camino a la ciudadanía para algunos de los 11 millones de extranjeros indocumentados que se calcula que viven en el país.

También se muestra contrario a otorgar visados a extranjeros para que puedan alcanzar puestos de alta calificación. En 2007 consiguió aprobar una ley que prohíbe contratar inmigrantes indocumentados a las empresas que trabajan para el Gobierno, una medida que quiere ampliar a todo el sector empresarial.

Nikki Haley, Embajadora ante la ONU

Gobernadora de Carolina del Sur, casada con un veterano de Afganistán, madre de dos hijos e hija de inmigrantes de la India. Durante la campaña presidencial republicana se posicionó como una de las detractoras del presidente electo, principalmente por sus declaraciones contra las mujeres.

Hale es la hija de inmigrantes de la India, se ha forjado un legado por sí misma sirviendo en su estado como la primera mujer gobernadora perteneciente a una minoría.

Durante la campaña presidencial, rechazó abiertamente a Trump, apoyando en público a Marco Rubio y luego a Ted Cruz cuando el senador de la Florida se retiró de la carrera presidencial.

Las relaciones entre Haley y el presidente electo no han sido cordiales, pues ambos lanzaron fuertes golpes verbales durante la carrera a la Casa Blanca.

Trump dijo en enero que la postura migratoria de Haley era "débil" luego de que la gobernadora de Carolina del Sur les dio la bienvenida a inmigrantes legales a su estado, independientemente de la raza o la religión.

En una respuesta al discurso del Estado de la Unión del presidente Barack Obama, Haley nunca usó el nombre de Trump pero implícitamente dijo que el entonces precandidato republicano podría amenazar “el sueño americano” de otros. Finalmente, al margen de estos 'cortocircuitos', Trump la ha elegido Embajadora ante la ONU.Elaine Chao, secretaria de Transporte

Elaine Chao será la nueva secretaria de Transporte, uno de los puestos importantes de su gabinete si tenemos en cuenta que Donald Trump aseguró durante la campaña electoral que llevará a cabo grandes inversiones en infraestructura durante su mandato dada la intención del presidente electo de llevar a cabo un multimillonario plan de inversión en infraestructura, con especial énfasis en la modernización del sistema de transporte del país. Se trata de una mujer con experiencia en política ya que trabajó en la administración con George W. Bush y forma parte del establishment republicano en Washington. Jammes Mattis, el general 'Perro Loco' a cargo del Pentágono 

Se convertirá en el primer militar de carrera en ocupar el cargo de secretario de Defensa desde 1951, George Marshall bajo la presidencia de Harry Truman ocupó esa posición. Para ello necesitará que el Congreso le conceda una excepción para esquivar la ley que exige que pasen siente años entre colgar el uniforme y acceder a la jefatura del Pentágono.

Trump calificó a Mattis como "lo mejor" y afirmó que "es lo más parecido que tenemos al general George Patton", quien fue uno de los líderes militares estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Pero Mattis y Patton no sólo comparten su capacidad como estrategas bélicos, sino también su elocuencia.

Conocidas como "mattismos", las frases del general retirado de 66 años suelen ser compartidas por quienes admiran el liderazgo que demostró dirigiendo un batallón de asalto durante la primera guerra del Golfo en 1991 y comandando una fuerza especial en el sur de Afganistán en 2001, por ejemplo.

Una de sus frases más famosas surge también durante la invasión estadounidense a Irak en 2003: "Vengo en paz. No traje artillería. Pero con lágrimas en los ojos, les digo esto: si me fastidian, los mataré a todos".

Le apodan 'Monje Guerrero', una alusión a que jamás se casó ni tuvo hijos, y 'Perro Rabioso'.Ben Carson, secretario de vivienda y planificación urbana

El neurocirujano Ben Carson, para Vivienda y Urbanismo, el único aspirante negro a la presidencia ocupará la cartera de vivienda y planificación urbana.

"Estoy encantado de nombrar al Dr. Ben Carson como nuestro próximo Secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos. Tiene una mente brillante y apasiona el fortalecimiento de comunidades y familias dentro de esas comunidades", ha dicho el sucesor de Barack Obama de acuerdo a un artículo publicado por The Washington Post.

Carson durante todo el año fue uno de los contrincantes del magnate de la construcción en las primarias. En las últimas semanas su nombre había comenzado a circular, pero Carson había dado pocas pistas sobre si podría sumarse al nuevo gobierno, y poco después de la victoria electoral de Trump dijo no estar seguro de si encajaría en un puesto en el gabinete. La conversación se centraba entonces en rumores sobre sobre una posible asunción para dirigir el amplio Departamento de Salud y Servicios Humanos.

En las primarias este 'outsider' del sistema político cosechó al principio simpatías, pero también generó polémica con algunas declaraciones. Por ejemplo, en octubre de 2015 opinó que "las probabilidades de que Hitler hubiese alcanzado sus objetivos se habrían reducido mucho si la gente hubiese tenido armas".John Kelly, secretario de seguridad nacional

Kelly, un experto en relaciones de seguridad con Latinoamérica, será el nuevo secretario de Seguridad Nacional de Donald Trump.

El exmarine de 66 años que se convertiría en una suerte de "halcón de seguridad fronteriza" de la administración Trump se enfrentó con el presidente Barack Obama en temas como el ingreso de las mujeres a combate y la prisión en Guantánamo en Cuba, la cuál Kelly quiere mantener abierta, según el periódico The Washington Post.

Este hombre que perdió a su hijo en Afganistán lideró tropas en América Latina, específicamente el Comando Sur de los EEUU hasta febrero de este año. Bajo este mandato era responsable por 32 países en el Caribe, América Central y Sudamérica. El comando es conocido como fuerza de combate además de por sus esfuerzos diplomáticos, realizando tareas de entrenamiento militar local y asistencia humanitaria en la región.

Además de proteger al presidente de Estados Unidos, su Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security, en inglés) vela por el mantenimiento de las fronteras y el combate contra la inmigración ilegal y el terrorismo. Kelly estaría encargado de la parte más controvertida de la agenda de Trump: el control de la inmigración indocumentada y la construcción del muro fronterizo. Y todo parece apuntar a que lo que Kelly se mete en la cabeza no hay quién se lo saque.Scott Pruitt, administrador de la Agencia de Protección Medio ambiental

Scott Pruitt será el responsable de la Agencia de Protección medioambiental. Niega el calentamiento global y su relación con la actividad humana. Ha encabezado en los últimos meses el pleito legal de 28 estados norteamericanos contra la EPA para frenar Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan) impusado por Barack Obama y que podría ser una de las primeras víctimas de la preocupante "marcha atrás" de Trump en cuestiones ambientales.

Hasta hace escasas semanas, Pruitt calificaba como "ilegales y excesivas" muchas de las normas de la EPA, el organismo que vela desde hace cinco décadas por la protección del medio ambiente y que ahora estará liderado un negacionista del cambio climático. "El debate no está ni mucho menos cerrado", declaró Pruitt el pasado mes de mayo. "Los científicos siguen sin ponerse de acuerdo sobre el alcance del calentamiento global y su conexión con la acciones humanas".

Michael Brune, al frente del Sierra Club, calificó al nuevo director de la EPA como "un conspirador de la industria de los combustibles fósiles que ha atacado sistemáticamente todas las regulaciones ambientales". Trip Van Noppen, presidente de EarthJustice, ha advertido que "todos los americanos deberían estar aterrorizados" ante el nombramiento. El fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman, se ha unido a las críticas calificando a Pruitt como "un agente de la industria del gas y del petróleo que no solo niega el cambio climáticos, sino que está dispuesto a acelerar sus efectos devastadores".Andy Puzder, secretario de Estado

Andy Puzder, consejero delegado del grupo de restaurantes de comida rápida CKE y un gran defensor de la desregulación laboral ha sido elegido como próximo secretario de Trabajo de Estados Unidos por parte del presidente electo Donald Trump.

Puzder ha abogado repetidamente por eliminar regulaciones en su sector y se opone a elevar el salario mínimo a escala federal por encima de los 9 dólares por hora. En el último año ha habido varias huelgas de los trabajadores del sector de la comida rápida reclamando el aumento hasta los 15 dólares

Este hombre, que gestiona cadenas de hamburgueserías y burritos con más de 3.000 locales en el mundo, fue uno de los asesores económicos de Trump durante la campaña. El pasado 15 de noviembre, durante una conferencia sobre la financiación y el desarrollo de restaurantes en Las Vegas, el ejecutivo sostenía que la victoria del magnate y la mayoría republicana en las cámaras del Congreso suponían "un nuevo día y una nueva actitud".

Puzder se ha mostrado abiertamente crítico con la Administración Obama y la "sobrerregulación que está dañando significativamente nuestros negocios". También se ha opuesto a la reforma sanitaria del presidente saliente.Rex W. Tillerson

El presidente electo Donald Trump ha nombrado a un veterano empresario, amigo de Vladimir Putin, como nuevo secretario de Estado. Es Rex W. Tillerson, principal ejecutivo de la compañía petrolera Exxon Mobil, la segunda por facturación de todo EEUU. Trump considera que tiene los contactos necesarios para el puesto. 

Tillerson ha sido "fuertemente recomendado" por líderes empresariales para el cargo de jefe de la diplomacia, asegura el periódico The New York Times. Sin embargo, aún resta la nominación formal y la confirmación en el cargo.

De acuerdo con la revista Forbes, Tillerson podría potencialmente ofrecer al Departamento de Estado una comprensión sin precedentes del papel vital que desempeña el petróleo en el poder económico ruso y chino y, por tanto, en la escena internacional.

Ha sido conocido por su habilidad para alcanzar complejos acuerdos internacionales. También tiene vínculos profundos con Rusia: como ejecutivo de Exxon, gestionó los lazos entre la compañía y el Kremlin y en 2011 logró un acuerdo que le permitió a la compañía acceder a los recursos petroleros del Ártico ruso. Según el Wall Street Journal, el presidente ruso Vladimir Putin valoró dicho acuerdo en unos 500 mil millones de dólares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios