En Nueva Zelanda

Muere un bebé tras ser atacado por el perro de la familia: intentó enterrarlo

Es la vecina la que relata que vio a la madre en el jardín de la casa llorando con su pequeño de horas en brazos lleno de sangre y barro. El rottweiler estaba intentando enterrarle. 

Un perro de raza rottweiler terminó con la vida de un bebé en Reino Unido.
Un perro de raza rottweiler terminó con la vida de un bebé en Reino Unido.
Canva.

Karen no puede olvidar la imagen de su vecina abrazada a su bebé recién nacido en el jardín mientras lloraba de forma desconsolada. Hacía horas que ambos habían llegado a la vivienda después de dar a luz y tras un ataque de uno de los dos perros de la familia al bebé, estaba muerto. Todo sucedió cuando ella fue al baño. Al volver su hijo ya había sido cogido por el animal, que en el momento en el que lo encontró la dueña estaba intentando enterrarlo. Las graves heridas que sufrió impidió que los servicios de emergencia pudieran hacer nada por salvarle la vida. 

Relata esta mujer al diario Mirror que horas antes había estado en la casa para devolver precisamente a ese perro, de raza rottweiler, porque se había escapado de la propiedad. En ese momento conoció al nuevo vecino y lo feliz que estaba la flamante mamá. Horas después se percató de que algo estaba sucediendo de nuevo en la calle y pensó que el perro de los vecinos, que tienen dos, podría haberse escapado de nuevo. Llegó a barajar que podía haber sido atropellado, por los gritos que escuchaba. Cuando se acercó presenció la trágica escena. Abrazó a la mujer que no soltaba a su bebé, lleno de sangre y tierra. 

El perro tiene dos años y es el segundo rottweiler que tienen en la familia después de que el anterior muriera. Ahora ambas mascotas de la familia están en la perrera, a la espera de conocer qué sucederá. Ahora Karen no puede dejar de pensar que si ella no hubiera devuelto al perro a su casa puede que nada de esto hubiera sucedido, lamenta. 

Otro suceso que conmocionó a los vecinos en este caso de Wyoming (EEUU) fue el pequeño de seis años que no dudó en ponerse entre su hermana pequeña y un perro para evitar que siguiera atacándola. La encargada de relatar lo sucedido en redes sociales fue la tía de ambos. "Después de ser mordido varias veces en la cara y la cabeza, cogió la mano de su hermana y corrió con ella para mantenerla a salvo", relató.

Mostrar comentarios