Jueves, 21.03.2019 - 22:08 h
Se enfrenta a 20 años de cárcel

Rusia detiene a un estadounidense por espionaje y espera un canje con Butina

A mediados de diciembre, en su rueda de prensa anual Putin negó que Moscú fuera a tomar represalias contra Washington.

Imagen de archivo de agentes del FSB durante el traslado de un detenido (NTV.ru)
Imagen de archivo de agentes del FSB durante el traslado de un detenido (NTV.ru)

El complejo mundo de sombras de la inteligencia vuelve a protagonizar un episodio de puertas abiertas después de que el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso anunciase hoy la detención en Moscú de un ciudadano estadounidense, Paul Whelan, cuando presuntamente realizaba actividades de espionaje.

"El 28 de diciembre agentes del FSB detuvieron en Moscú a un ciudadano norteamericano, Paul Whelan, mientras realizaba actividades de espionaje", señala el escueto comunicado oficial. El FSB precisó que ha incoado un proceso penal contra Whelan en virtud del artículo 276 del código penal (espionaje). Además, la nota oficial añade que continúa la investigación sobre el caso de inteligencia, delito que en este país se castiga con hasta 20 años de cárcel.

La nota del FSB sobre la detención de Paul Whelan
                              

Canje amistoso

La detención de Whelan puede ser una casualidad, pero llama la atención cómo algunas agencias oficiales están sugiriendo la posibilidad de que se realice un canje amistoso a beneficio de Maria Butina, la presunta agente encubierta rusa detenida en Estados Unidos el pasado julio, que se declaró culpable el 13 de diciembre de un cargo de espionaje presentado contra ella en un tribunal federal de Washington. Butina, de 30 años y a quien EEUU vincula con el Kremlin, confesó su culpabilidad en un delito de conspiración. Según la fiscalía, la operación comenzó en marzo de 2015 y finalizó en julio de 2018, cuando fue detenida.

Putin, muy crítico con el proceso abierto contra la ciudadana rusa, y desmintiendo su confesión de que trabajó para el Kremlin, también ha denunciado numerosos intentos de interferir en las presidenciales de marzo pasado en las que fue reelegido para un último mandato.

A mediados de diciembre, en su rueda de prensa anual Putin negó que Moscú fuera a tomar represalias contra Washington según el principio de "ojo por ojo, diente por diente" por la detención de ciudadanos rusos en EEUU bajo acusaciones de espionaje. Putin, quien aseguró que en dicho terreno hay que ser "muy cuidadosos", negó que Rusia vaya a "apresar a gente inocente sólo para canjearlos por alguien

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios