Lunes, 22.04.2019 - 02:46 h
Discurso sobre el Estado de la Unión

Trump llama a la unidad sin ocultar sus prioridades: Irán, el muro e inmigración

Dice que su deber "es defender a los estadounidenses, garantizar su seguridad, la de sus familias y asegurar el derecho a lograr el sueño americano".

El presidente Donald Trump tras su discurso
El presidente Donald Trump tras su discurso / EFE

Donald Trump dio este martes un discurso disciplinado y optimista en el que llamó a la conciliación ante las amargas divisiones políticas en el país, pero se enrocó en algunas posturas polémicas que le impidieron tender puentes a la oposición demócrata.

Con una hora y veinte minutos de duración, el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente estadounidense fue el tercero más largo de la historia de esas alocuciones, después de los que pronunció Bill Clinton en 2000 y 1995, y estuvo lleno de mensajes destinados a complacer tanto a su base incondicional como al aparato del partido republicano.

Trump hizo un llamamiento a "dejar de lado las diferencias" y apoyar la unidad del país asegurando que éste es "el nuevo momento de Estados Unidos". "Esta noche insto a todo el mundo a dejar de lado las diferencias y buscar aquello que tenemos en común. A reanudar la unidad que necesitamos para poder servir a aquellos para los que gobernamos", ha indicado el dirigente estadounidense ante la Cámara de Representantes poco después de destacar la labor de aquellos "héroes" que se han enfrentado a los huracanes y los incendios que han golpeado el país durante los últimos meses.

"No es suficiente acerca posturas únicamente en momentos de tragedia", ha continuado Trump, que ha aseverado que algunos de los desafíos a los que ha tenido que enfrentar el país "eran previsibles", mientras que otros "eran inimaginables".


La bancada republicana de la cámara ha ovacionado al presidente, que ha aseverado que "no ha existido mejor momento que el actual para vivir el sueño americano" ante la indiferencia de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que ha permanecido sentada en su escaño.

"Este es el momento de Estados Unidos (...) Así que a todos los ciudadanos que estén viendo esto hoy, no importa donde hayas estado o de dónde vengas; este es tu momento", ha aseverado. "Si trabajas duro, si crees en ti mismo, si crees en Estados Unidos, entonces puedes creer en cualquier cosa, puedes ser cualquier cosa. Y juntos podemos lograr lo que sea", ha destacado el magnate.

Corregir el "terrible" acuerdo nuclear con Irán

Trump volvió a pedir al Congreso que corrija los "defectos" del "terrible" acuerdo nuclear con Irán, y aseguró estar "del lado del pueblo iraní en su valiente lucha por la libertad". "Pido al Congreso afrontar los defectos fundamentales en el terrible acuerdo nuclear con Irán", dijo.

También se refirió a las recientes protestas antigubernamentales en Irán, y se vanaglorió del apoyo que expresó tanto en Twitter como en comunicados a los manifestantes iraníes. "Cuando el pueblo de Irán se alzó ante los crímenes de su corrupta dictadura, no me quedé en silencio. Estados Unidos está del lado del pueblo de Irán en su valiente lucha por la libertad", subrayó.

En relación con la tasa de desempleo en el país, Trump ha resaltado la gestión del Gobierno y ha señalado que "el desempleo entre la población afroamericana se encuentra en mínimos históricos". Según ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNN, la tasa de desempleo entre afroamericanos se encuentra en torno al 6,8 por ciento bajo la Administración Trump, uno de sus puntos más bajos de la historia.

No obstante, la tasa de desempleo entre los afroamericanos continúa siendo significativamente mayor que la de aquellos ciudadanos caucásicos, la cual se encuentra en un 3,7 por ciento aproximadamente. Los miembros del Caucus Afroamericano que se encontraban en el hemiciclo no han reaccionado a los comentarios de Trump al respecto.


Estadounidenses, también "soñadores"

En relación con el polémico acuerdo migratorio -que encuentra uno de sus principales obstáculos en la cuestión de los 'dreamers' (soñadores), los cerca de 800.000 inmigrantes que llegaron al país siendo niños-, Trump ha asegurado que está "extendiendo la mano para trabajar con miembros de ambos partidos para proteger a los ciudadanos de cualquier color, religión y etnia".

En anteriores ocasiones, el presidente ha indicado que está dispuesto a ofrecer la posibilidad de obtener la nacionalidad a 1,8 millones de 'dreamers' si logra 25.000 millones de dólares (20.000 millones de euros) para construir el muro en la frontera con México.

"Mi deber, y el deber sagrado de todos aquellos que poseen un cargo en esta cámara, es defender a los estadounidenses, garantizar su seguridad, la de sus familias, la de sus comunidades, y asegurar que poseen el derecho a lograr el sueño americano", ha continuado. "Porque los estadounidenses son soñadores también", ha añadido en una clara alusión a las políticas migratorias.

Uno de los "pilares" de su plan migratorio es "asegurar del todo" la frontera con México con la construcción del muro y la contratación de más agentes fronterizos y migratorios, a los que calificó de "héroes".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios